Si los ángeles fueran epicenos…

Categoría (Cultura y democracia, General) por Manu de Ordoñana el 16-03-2012

Tags : , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Durante los últimos años, algunas instituciones españolas como universidades, comunidades autónomas, sindicatos y ayuntamientos han elaborado recomendaciones para eliminar el lenguaje sexista en sus publicaciones y evitar frases como éstas: “El trabajador debe exigir sus derechos” o “el alumno deberá asistir puntualmente a clase” en las que se admite que el masculino es extensivo a las mujeres. Aquí, En Euskalherría, no olvidamos cómo el lendakari Ibarretxe utilizaba siempre los dos géneros en sus intervenciones públicas para referirse a los “vascos…”, añadiendo siempre a continuación “…y las vascas”.

Pues bien, al parecer, la Real Academia Española ha decidido llamar la atención a dichas instituciones por editar guías para el uso de lenguaje no sexista, por contravenir normas dictadas al respecto por la propia RAE, infringir reglas gramaticales y hollar léxicos firmemente asentados en el lenguaje popular. En su opinión, no hay discriminación en las expresiones construidas con el masculino para abarcar los dos sexos y sólo admiten el desdoblamiento en casos muy específicos como “No tiene hermanos ni hermanas” sin explicar en qué consiste esa especificidad. Está claro que la RAE admite que lo masculino está por encima de lo femenino y no hay necesidad de cambiar nada. A lo largo de sus tres siglos de historia, la Academia ha acogido en su seno a tan sólo siete mujeres.

El informe, redactado por Ignacio Bosque y suscrito por todos los académicos numerarios y correspondientes que asistieron al pleno de la Real Academia Española celebrado en Madrid el jueves, 1 de marzo de 2012, ha levantado una enorme polvareda entre los lingüistas por un lado ─que ven cercenadas sus competencias─ y los ciudadanos por el otro, partidarios de que su intervención no procede para determinar si los usos verbales son sexistas o no.

El autor afirma que existen numerosos recursos lingüísticos que permiten deshacer los casos de ambigüedad o de posible falta de precisión en la referencia a grupos de personas y propugna utilizar ciertas expresiones que obvien el problema:

  • “Quien lo vea” en lugar de “el que lo vea”.
  • “Acceder a las plazas de Profesorado no Asociado” en lugar de “acceder a plazas de Profesores no Asociados”.
  • “La población española irá a las urnas el próximo domingo” en lugar de “Los españoles irán a las urnas el próximo domingo”.
  • “Consulta médica” en lugar de “consulta del médico”.
  • Juan y María viven en compañía” en lugar de “Juan y María viven juntos”.

La mayoría de la gente admite la necesidad de promover cambios sociales para evitar la subordinación de la mujer, pero no creo yo que un cambio en las prácticas lingüísticas sirva para implantar una sociedad más igualitaria. Da la impresión de que todo este debate sólo va a servir para marear la perdiz (por cierto, un epiceno con formato femenino), un defecto muy propio del carácter hispano. Si los ángeles fueran epicenos, dejaríamos de discutir acerca de su sexo. Quizá entonces encontraríamos tiempo para abordar cuestiones de más enjundia.

Y si de verdad hubiera que hacer algo, yo me pregunto si no sería más prudente abordar la cuestión en su origen. ¿Es en realidad necesaria la distinción de los dos géneros? ¿No sería mejor instituir el epiceno? ¿No sería más fácil utilizar la misma palabra y la misma terminación para designar tanto al macho como a la hembra? Esta fórmula ya existe en algunas lenguas, como en la nuestra, el euskera, y todavía la sangre no ha llegado al río.

Para terminar, algunas reflexiones dentro del género eutrapélico:

  • Dios creó a la mujer. Si Dios es todo Él masculino: ¿cómo se le ocurrió hacer algo diferente a su propia esencia?
  • Los árboles son masculinos y las frutas femeninas. Y sin embargo, ¿por qué la higuera es femenino y el higo, masculino?
  • El monte es masculino y tiene un sentido, solemne, majestuoso. Montaña es femenino y tiene otro, escabroso, misterioso.

A saber…

El papel de la Real Academia Española

Categoría (Cultura y democracia, General) por Manu de Ordoñana el 12-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

¿Cuál es el papel que debe cumplir la Real Academia de la Lengua para la conservación del idioma castellano? Si entras en su página web, encontrarás una explicación de en qué consiste su política lingüística panhispánica, escrita en un lenguaje enrevesado impropio de quien ha de velar por la pureza de la lengua y la claridad de expresión. En otra sección, te explica quién hace el diccionario y cómo se actualiza. Por cierto, esta pestaña es muy útil, ya que te permite encontrar la definición de cualquier palabra que figura en el diccionario, escribiéndola ─bien acentuada─ en una ventana que aparece arriba a la derecha, bajo el título: “Búsqueda por aproximación”.

Si tuviera que interpretar su contenido, diría que la Academia se compromete a dar a conocer las nuevas palabras que el vulgo utiliza en todas los países de habla hispánica y dar fe de cómo la lengua evoluciona, para uso y conocimiento de quien la utiliza. En ese sentido, no se trata pues de una institución mandona que impone su criterio, sino que se limita a estar atenta y registrar los movimientos.

Viene esto a cuento por la “Nueva Ortografía de la Lengua Española”, documento aparecido a finales del pasado año 2010, en el que la Academia sí que pretende regular la forma de escribir en castellano, tras un enorme esfuerzo para lograr una obra rigurosa, cercana y comprensible, con el objetivo de velar por el carácter unitario de la palabra escrita.

Como es lógico, el tal documento no ha dejado indiferente a la comunidad literaria, que se ha posicionado en los dos extremos del espectro. Para unos, se trata de una obra sólida, novedosa y bien fundamentada. Otros, por el contrario, expresan de forma apasionada su desacuerdo. Cualquier cambio ortográfico es una agresión a la libertad que afecta al hábito de escribir.

Recuerdo que hace unos cuarentas años o algo así, la Academia de la Lengua introdujo algunas modificaciones para simplificar la escritura y hacerla más didáctica. Entre otras cosas, quiso eliminar la “p” de las palabras que empezaban por “psico”, con lo cual psicología se convertía en “sicología” (a pesar de que algunos dicen que sicología es el tratado de los higos). Aquello causó un enorme revuelo entre escritores y periodistas “cultos”. La mayoría se negó a aceptar la nueva formulación y siguió empleando su inamovible “psiquis”, probablemente hasta el final de sus días, ya que en estos prados no crecen las amapolas. Hoy en día, aquello ya está totalmente olvidado y el DRAE admite las dos acepciones… incluso recomienda el uso de la “p” delante de la “s”, salvo en seudo (seudónimo).

Al parecer, la nueva ortografía no es de obligado cumplimiento, aunque sí establece una serie de normas que habrá que respetar, digo yo. La “y” se llama “ye” y no “i griega”; las letras CH y LL se anulan del abecedario; desaparece el acento en el adverbio “solo”; y también en los pronombres demostrativos “este”, “ese” y “aquel”. Lo que pretende la RAE es recomendar el uso correcto de la lengua escrita, pero, al final, yo supongo que cada escritor seguirá utilizando lo que realmente le venga en gana. Como tiene que ser. Que cada perro se lama su cipote… con perdón.

Diccionarios de la Lengua Española

Categoría (Cultura y democracia, El mundo del libro, Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 15-01-2011

Tags : , , , , , , ,

Mañana, 16 de enero de 2011, El País lanza una selecta colección con los grandes diccionarios de la Lengua Española, una obra  imprescindible para todo aquél que tenga interés en hacer un uso correcto de la lengua escrita y hablada:

  • Diccionario de uso del Español, de María Moliner (3 volúmenes).
  • Diccionario Oxford Español-Inglés e Inglés-Español (2 volúmenes).
  • Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana, de Joan Corominas (1 volumen).
  • Diccionario de Sinónimos y Antónimos, de Gredos (2 volúmenes).
  • Diccionario Enciclopédico Ilustrado Larousse (3 volúmenes).
  • Dudas y Dificultades de la Lengua Española (1 volumen).

Las entregas se harán los domingos con la compra del diario, la primera, a un precio de 4,95 € y las once siguientes, por 9,95 €.

Árbol de sinople. Agotes y gitanos

Categoría (Cultura y democracia, El libro y la lectura, General) por Manu de Ordoñana el 22-12-2009

Tags : , , , , , , , , ,

Jean Pierre Ithurbide escribe el 18 de diciembre de 2009

Manu: enhorabuena por el libro. De verdad que me ha gustado. Para mí lo más importante de esta novela histórica es que me ha abierto los ojos sobre cómo eran nuestros antepasados, sus relaciones con la monarquía, con la economía y las costumbres de nuestros diferentes pueblos, su organización… Cuando algunos tratan de ver el pasado de forma idealista para llevarlo a su concepción actual del País Vasco, esta novela nos presenta cómo éramos hace algunos pocos años. Zorionak.

Un dato que quisiera que me aclares: soy un enamorado del tema de los agotes, y en tu libro mencionas al príncipe de Ustaritz, un agote o gitano, llamado Iturbide. Como yo me apellido Ithurbide, quisiera saber si tienes datos históricos sobre este personaje. Milesker.

Respuesta del autor:

 La Enciclopedia Auñamendi dice lo siguiente: Juan Iturbide. Gitano que anduvo por Navarra hacia finales del siglo XVI. Era conocido por Ustariz, por proceder de esa población, y por “conde”. Fue detenido en Sumbilla el 6 de mayo de 1597, por robo. Anteriormente, había perpetrado numerosos robos por todo el Norte de Navarra. Robaba en la Alta Navarra y vendía el botín en Ultrapuertos. A veces, devolvía lo robado, mediante un rescate, relacionándose en ocasiones con señores. Fue condenado a seis años de galeras y a doscientos azotes. Ref. Idoate: Rincones… tomo I, páginas 153-156

Vayamos a la fuente originaria. Florencio Idoate en sus Rincones de la Historia de Navarra, tomo I, páginas 157-161 (Gobierno de Navarra, 3ª edición), describe el asalto a la casa de Juan de Alzueta perpetrado por tres gitanos el 5 de mayo de 1597, en Sumbilla y al apresamiento de su jefe ─los dos más jóvenes escaparon monte arriba─ que resultó ser Juan Iturbide, más conocido como Ustaritz ─por preceder de ese lugar de Labourd─, conde de los gitanos de la comarca de Baztán que, desde hacía seis años, junto a una docena de fieles súbditos, venía robando muchas casas en la Regata del Bidasoa. A pesar del ingenio que demostró en defensa de su inocencia, no pudo evitar que le condenaran a seis años de galeras, tras haberle administrado los doscientos azotes de rigor. Cuando leí la historia del tal Iturbide, el personaje me fascinó y decidí incluirlo en la novela, ya que necesitaba utilizar la figura de un contrabandista conocedor de la comarca, capaz de ayudar a la pareja a cruzar la frontera. Pero me permití la licencia de hacerlo hijo de un agote y de una gitana, para meter a los agotes en el escenario y describir la marginación que sufrían ambos grupos sociales en aquella época. Con ello, quise también presentar la relación que mantuvieron agotes y gitanos, obligados a vivir en poblados especiales alejados de las villas y su probable mestizaje, un aspecto poco conocido que ha sido tratado por algunos autores de Iparralde. El cruce de razas aportaría la sangre nueva y vigorosa de los gitanos a la etnia degenerada de los agotes para imprimir a sus descendientes ─los Cascarots─ caracteres físicos más robustos.

Árbol-de-sinople, diletante, mataburros, ordoñana, ser-escritor, rincón-literario, taller-escritura, publicar-libro, morir-de-pie, agote“¡Cállate, agote! Tu opinión cuenta menos que la del perro. ¡No eres nadie!”. Estas palabras, recogidas en un documento de 1957, reflejan el desprecio que se les tenía a los agotes (texto recogido de euskonews.com, al igual que la imagen).

Saber más sobre los agotes.:

http://foros.hispavista.com/historia-y-vascos/2628/504491/m/los-agotes/

http://es.wikipedia.org/wiki/Agote

http://www.euskonews.com/0070zbk/gaia7004es.html

http://baztangohaizegoa.wordpress.com/2012/02/29/juan-iturbidebaztango-ijituen-kondea/

 

Página 3 de 3123