El libro del futuro

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 29-10-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Por lo que leo en algunos sitios de la web especializados en artilugios de lectura electrónica, los expertos coinciden en señalar que los contenidos de los libros del futuro van a ser multifuncionales, es decir, van a ser capaces de ofrecer no sólo texto para ser leído, sino también imágenes fijas o cinéticas con texto agregado y música avenida al escenario del relato, a través de un juego sincronizado de palabras, movimiento y sonido ─la incorporación del olor es cuestión de tiempo─ capaz de brindar un nuevo panorama de ocio integrado estimulador de todos los sentidos.

Asi, cuando el autor nos presente a un personaje, el lector posará el dedo en el lugar en que está escrito su nombre y, automáticamente, aparecerá su imagen en la pantalla, incluso con un pie para describir sus rasgos, evitándose así un largo párrafo que muchos escritores prodigan y que la mayoría de los lectores pasamos por encima.

El recurso tiene enorme valor para muchas situaciones. Imaginaos que el autor quiere relatar una escena de cama ─aquí sí que es aplicable eso de que una imagen vale más que mil palabras─. Pues bien, cuando el dispositivo descubra que tus ojos están llegando a una determinada línea, la pantalla cambiará de formato y ofrecerá una grabación hecha en video, acompañada de una música de fondo, como si estuvieras en el cine viendo una película. Aun es más. Al parecer, existen artefactos que sabrán interpretar tu estado de ánimo para dar mayor o menor intensidad erótica a la escena.

Estos sistemas de visión artificial son capaces de escrutar tu rostro, detectar qué nivel de atención prestas a cada párrafo y deducir cual es el decorado que más te priva, para modificar el vocabulario, conducir la trama y llegar al desenlace que más adapta a tu talante, y también al talante de los demás lectores, con lo cual tendrán que albergar múltiples finales alternativos, como se hace en los videojuegos. Y esto no es ciencia ficción, ya existen experiencias de este tipo que incorporan texto adaptativo. Os sugiero que leáis el artículo que escribió Kevin Kelly en la revista Wired por él fundada: “Cómo serán los libros en el futuro”.

Me resulta difícil asimilar esta nueva concepción de lo que Kelly llama “hiperliteratura”. A mí me parece que el lector de hoy no quiere participar en ese juego de adaptaciones, no está interesado en decidir la trama, prefiere que el autor asuma esa responsabilidad y resuelva el conflicto con un argumento apropiado y una conclusión plausible.

Por otra parte, no creo yo que este formato pueda servir para proponer una obra seria, reflexiva, que te haga pensar, que te ayude a adquirir cultura, eso tan etéreo, tan difícil de definir, ese poso que te queda en el fondo cuando te olvidas de todo lo que has leído. Puede que sea útil para esa literatura trepidante que hoy se lleva, con personajes al límite, intrigas continuas, alta tensión y desenlace inesperado. Sí, es posible que sirva para eso.

El problema es que si este tipo de literatura ─o como quiera que se llame─ se impone, el ciudadano está abocado a perder poco a poco esos valores culturales que ayudan a consolidar una sociedad democrática y plural, a convertirse en ese ente no pensante y bien nutrido que tanto anhela la partitocracia de última generación. Sí, no lo dudes, nos quieren hacer idiotas… y lo peor es que lo están consiguiendo.

Donostia-San Sebastián, capital europea de la cultura 2016

Categoría (El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 13-10-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Como ya sabéis, Donosti-San Sebastián fue nombrada capital europea de la cultura 2016, en un acto celebrado en Madrid el pasado 28 de junio. Cuando el presidente del jurado, el austriaco Manfred Gaulhofer, pronunció el anuncio en el auditorio del Ministerio de Cultura, a continuación, destacó el “e! excelente proyecto presentado por San Sebastián y su inteligencia al poner la cultura como un elemento al servicio de la paz y en la convivencia en una ciudad y en un país tan castigados por la violencia”.  

La decisión del jurado (formado por trece componentes: siete elegidos por las instituciones europeas y seis por el Ministerio de Cultura) se dio a conocer en un ambiente de máxima tensión, con la sala abarrotada de periodistas. Tras escuchar el veredicto, los representantes de las otras cinco ciudades finalistas (Burgos, Segovia, Las Palmas, Córdoba y Zaragoza) mostraron su decepción de manera diferente: unos la aceptaron con deportividad, otros mostraron su desacuerdo y acusaron al tribunal de haber apostado por aspectos políticos en lugar de culturales.

Primero fue el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, exjuez y  exministro de Justicia con Felipe González, al declarar que la designación de Donostia había sido un disparate porque su alcalde es de Bildu, exigiendo al Gobierno  que obligue al jurado a repetir la votación, so pena de recurrir el fallo ante los tribunales.

En la misma línea, se manifestaron los representantes de Córdoba, la ciudad que partía como favorita para la elección. Al conocer la noticia, la ministra Aguilar, ex alcaldesa de Córdoba, habló de “carga política” en la decisión del jurado, afirmando que la elección había sido “manifiestamente injusta”.

Estas palabras hasta podían llegar a “entenderse” con el calor del momento y la enorme decepción que produjo en sus representantes. El problema es que la cosa no quedó ahí, ya que hace unos días, la ciudad andaluza ha presentado un recurso antela Audiencia Nacional contra el proceso de designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura en 2016, iniciativa que la mayoría de los observadores han calificado como de acto electoralista, sin ninguna posibilidad de salir adelante. Hasta el portavoz popular en el Ayuntamiento de San Sebastián, Ramón Gómez Ugalde, se mostró tajante con su compañero de partido, al afirmar que “si el alcalde de Córdoba tiene mal perder, que se aguante, porque ya está bien”.

Es posible que otras ciudades tengan más méritos que Donosti-San Sebastián para recibir el galardón, si como parece, su objetivo es intentar legitimar la Unión Europeaa través de lo que nos une a todos los europeos: la cultura. Pero es verdad que los organizadores de la propuesta ganadora acertaron en el contenido y fueron originales al presentar un proyecto alternativo:

  • Donostia no quería ser capital cultural europea por su paisaje o por sus festivales. Su propuesta, en torno a la educación y la cultura como apuestas por la convivencia, entusiasmó al jurado. No ocultaron la violencia que padece la ciudad, sino que la pusieron al descubierto y plantearon los instrumentos para combatirla, como había hecho Marsella hace dos años con el conflicto de la inmigración.
  • El equipo director supo rodearse de verdaderos especialistas en el mundo de la cultura europea, apostaron por trabajar en los pasillos comunitarios e hicieron una defensa del proyecto cargada de poesía, que logró emocionar a los componentes del jurado, frente a los discursos magistrales de sus consumados rivales.

Si Donosti-San Sebastián mereció la distinción fue porque hizo un buen trabajo, frente a la medianía de sus opositores. Ni el alcalde de Zaragoza ni el de Córdoba tienen razón alguna para protestar, si no es para encubrir su ineptitud o para embaucar a sus electores. En este santo país, echar la culpa al de enfrente siempre da buen resultado.   

Portales para la venta de libros digitales

Categoría (Derechos de autor, El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 08-10-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Poco a poco empiezan a aparecer portales para la venta de libros digitales por Internet. El más reciente es librosinlibro.es, que se ha presentado en la Feria Internacional del Libro “Liber” celebrada esta semana en Madrid. El portal, creado por 13 editoriales, dispone de una librería de 70 títulos y espera llegar a 200 para fin de año. Al parecer, la desconfianza ha limitado la disponibilidad de títulos, a pesar de que la nueva plataforma paga al autor el 40% del precio de descarga, frente al 10% ─como máximo─ que percibe por la venta de un libro en papel. Es verdad que los que detentan los derechos de autor no se sienten protegidos: los títulos de este portal pueden descargarse cinco veces desde la web y copiarse indefinidamente en cualquier dispositivo de lectura.

Los editores tienen pánico cerval a la piratería. Mirad lo que declaró hace diez días a la agencia Efe, el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Antoni Comas: “Si no queremos que nos rompan la columna vertebral, como ha sucedido con la música, habrá que entrar en guerra con la piratería, tanto contra los piratas que cuelgan contenidos en internet como contra todos aquellos que piensan que la cultura es gratis. Pues no lo es”, terminó su discurso con contundencia.

Esto se llama “visión de futuro”. Con posturas de este tipo, no me extraña que la industria de libro siga retrocediendo ─la CEGAL anunció hace poco que la venta en librerías había descendido un 6% en 2010─. No es fácil comprender por qué los empresarios del sector no se dan cuenta de la revolución que llega, que ya está aquí, que les va a arruinar el negocio, si no cambian de estrategia, si no reaccionan, si no se adaptan a los nuevos tiempos. El libro digital se va a imponer, pese a los románticos que todavía creemos aquello de que “todo tiempo pasado fue mejor”.

Sí, ya sé que el mercado del libro digital en España todavía sólo representa el 1% del negocio editorial. Pero eso se debe a varias causas que pronto encontrarán solución:

  • La escasa oferta de contenidos sufrirá una importante transformación con la llegada de los tres gigantes norteamericanos, amén de otros más pequeños que, a su vera, encontrarán un espacio, el nicho del especialista.
  • Las dificultades técnicas que encuentra el usuario para realizar sus descargas decrecerán con la mejora de la tecnología y el aprendizaje.
  • El alto precio del e-book se reducirá con el aumento de la competencia, para evitar la piratería generalizada, como ha ocurrido con la música.
  • Finalmente, estoy convencido que el precio de los dispositivos de lectura se recortará de forma notable en los próximos dos o tres años, para alcanzar un nivel no superior a los 100 €.

Cubiertos estos hitos, es muy posible que la demanda de libros digitales se dispare en un futuro próximo. Por eso, me he atrevido a considerar poco afortunadas las palabras de Antoni Comas. Si aceptas que el libro digital va a ganar la batalla, prepárate, adáptate: el peligro no está en la piratería, está en el precio. Si tienes que pagar 8-10 € por descargar un libro digital, no te extrañe que al usuario le entre la tentación de bajárselo gratis de la red: le parece un precio excesivo. Si lo encuentra a 2 €, es muy probable que la tentación será más efímera.

Por eso es esperanzador la aparición de portales como libriosinlibro.es, aunque todavía los precios que presenta están bastante por encima de esa cifra psicológica de los dos euros, de los cuales, alrededor de un 60% tendría que corresponder al autor, con lo cual su retribución sería equivalente.

Amazon se instala en España

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 23-09-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El éxito de Amazon en el mercado del punto.com ha sido fulgurante en los tres últimos tres años. Si en 2010 cerró el ejercicio con unas ventas de 34.200 millones de US$, las de 2011 van a rebasar ampliamente los 45.000. Su historia se remonta a 1994, cuando la empresa se creó en Seattle, en el estado de Washington (EE.UU), con la venta por Internet de libros en papel, CD’s y películas en DVD para convertirse con el tiempo en un verdadero hipermercado en el que es posible encontrar cualquier tipo de producto, a un precio difícil de mejorar.

El beneficio de Amazon es tan sólo de 191 millones de US$, apenas un 0,56% sobre la facturación, lo que indica que opera con márgenes reducidos y que amortiza de forma acelerada las enormes inversiones que está realizando para adquirir contenidos y expandir su red comercial.

Así el pasado 15 de septiembre, Amazon inauguró su portal en lengua castellana, aunque por el momento sólo para vender objetos físicos: libros; cine, TV y música; electrónica, informática. Videojuegos, juguetes, pequeño electrodoméstico; relojes. Durante los últimos meses, la compañía ha estado comprando libros a los distribuidores españoles para ofrecerlos en la web. Muchas editoriales han aceptado la propuesta, incluidos libros escritos en otras lenguas y traducidos al castellano, lo que seguramente les vendrá de perillas para aligerar sus stocks y mejorar la tesorería.

Si entras en amazon.es, descubrirás la enorme dimensión de su biblioteca: dos millones y medio de títulos, de los cuales 300.000 son en castellano, 45.000 en catalán, 18.000 en euskera y un número no determinado en gallego. En el apartado de películas, la tienda online dispone de 130.000 DVD y lo mismo ocurre con el resto de productos.

En cuanto a los precios, vamos a fijarnos en los que ofrece para tres de los bestsellers que han figurado entre los más vendidos en los últimos tiempos, libros que hemos tenido que pagar en su momento alrededor de 25 € en las librerías:

Es curioso constatar cómo un mismo título puede tener precios diferentes, en función de la editorial y de los atributos del libro (calidad de papel, formato, número de páginas, tapa blanda o dura). En cada referencia, te indica el número de ejemplares disponibles, lo que demuestra que Amazon ha hecho acopio de existencias, comprando restos de serie a editoriales, distribuidores y librerías de cierta dimensión.

Los costes de envío son también moderados, en torno a 2,50 € para un ejemplar, con el incentivo de que el porte es gratuito para compras superiores a 19 €. Con una suscripción a Amazon Premium que cuesta 14,95 € al año, te garantizan el envío gratuito en 2-3 días laborables. Supongo que ya sabéis lo que cobran por el transporte los distribuidores españoles que venden libros por Internet.

La verdad es que Amazon no ha inventado nada nuevo, sólo ha hecho las cosas bien, bastante mejor que los que tenían hasta hoy el dominio del mercado español.

Los tres gigantes irrumpen en el mercado del libro en español

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 12-09-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Cinco siglos de reinado del libro impreso están a punto de terminar. Llega la quinta mutación del libro al formato electrónico, una revolución que, si hasta ahora, no ha triunfado en España ─quizá por la falta de visión estratégica de los empresarios, quizá por el conservadurismo de la población acostumbrada a permanecer anclada en sus tradiciones─, en un futuro próximo va a eclosionar con la llegada de los tres monstruos que acaparan el negocio de la cultura digital.

Amazon, Google y Apple han anunciado su aterrizaje en el mercado de la lengua española, a la busca de un mercado potencial de 500 millones de lectores. Son las tres empresas que dominan la web y es presumible que se van a llevar por delante el modelo editorial que ha florecido en España durante el siglo XX, pero que no ha sido capaz de ver con tiempo el tsunami que le viene desde el continente americano. Me temo que ya no hay manera de evitar la catástrofe.

Las tres compañías están planeando su desembarco en España. Sus librerías virtuales van a ofrecer las dos modalidades de venta por catálogo y la descarga a un dispositivo de lectura:

  • Amazon, que dispone de un e-reader propio, “el Kindle”, prepara el lanzamiento de un nuevo “tablet” a un precio en torno a los 180 € y anticipa su vocación de meterse también a editor en papel.
  • Google llegará a España a finales de año, con la intención de colaborar con los editores y libreros que ya están presentes en el mercado, probablemente, mediante la compra de los primeros sellos, para luego propiciar su presencia en Internet. La reciente adquisición de Motorola hace suponer que tratará de potenciar el Smartphone como dispositivo de lectura.
  • Apple trabaja para poner al día su librería online y, de la mano de Microsoft ─se habla de una posible de alianza de estos colosos de la informática─, intentará mejorar la aplicación de lectura en el iPad ─Javier Celaya en Dosdoce.com advierte de que la lectura en un iPad crea adicción─ o diseñar otro artefacto de nueva generación específico para este fin.

Me sorprende que ninguna de las tres empresas hable de lanzar un producto monofunción, un tablet que sólo sirva para leer, pero que haya solucionado los numerosos problemas que hoy tienen los dispositivos de lectura que hay en la actualidad ─¿no será ése el secreto del éxito de Amazon con su Kindle?─, un nuevo artilugio que incorpore las últimas tecnologías que han surgido en los últimos años y que, sobre todo, tenga un precio asequible, nunca por encima de los cien euros. Llevo tiempo esperando a que eso ocurra para adquirir uno.

Ante este panorama que se nos viene encima, ¿qué puede hacer un escritor diletante? Amenaza no es, porque peor no vamos a estar. Ergo es una oportunidad.

La Biblioteca Digital Mundial

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 08-09-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Hace un par de años, la Unesco lanzó a la red la Biblioteca Digital Mundial (BDM), un servicio que te da acceso gratuito, a través de Internet, a determinados fondos de las grandes bibliotecas internacionales y te permite descubrir los tesoros culturales de todo el mundo: Manuscritos, mapas, libros poco comunes, partituras musicales, grabaciones, películas, grabados, fotografías y dibujos arquitectónicos. Las herramientas de navegación y las descripciones de contenidos están disponibles en árabe, chino, inglés, francés, portugués, ruso y español, pero los documentos se ofrecen en sus idiomas originales.

La BDM incluye 2726 artículos clasificados por países, épocas, temas y clases de artículo e institución colaboradora:

  • América del Norte: 199
  • América Latina y el Caribe: 340Europa: 1124
  • África Septentrional y Oriente Medio: 529
  • África: 161
  • Asia Meridional y Asia Central: 92
  • Asia Orienta: 187
  • Asia Sudoriental: 54
  • Oceanía y Pacífico: 40

Entre los múltiples vestigios culturales que contiene la BDM figuran reproducciones antiguas de caligrafía china, árabes o persas, códices precolombinos y los primeros mapas de América dibujados por Diego Gutiérrez para el rey de España en 1562. Es curioso un cortometraje realizado por los hermanos Lumière en 1986 sobre la Semana Santa en Sevilla y escenas de una corrida de toros, así como una de las primeras grabaciones de la Marsellesa, hecha entre 1898-1900, por Henri Lioret (1848-1938), un relojero de profesión que perfeccionó la técnica del aro servilletero que se utilizaba para hacer hablar a las muñecas y conseguir grabar y reproducir sonido.

Es un auténtico regalo que nos brinda la Unesco para dar a conocer en versión digital el Patrimonio de la Humanidad. Disfruta sin prisa de estas reliquias y, si puedes, procura convencer a los más jóvenes para que accedan a este sitio y descubran la riqueza cultural que exhibe sobre las distintas civilizaciones que han hecho posible el mundo en que hoy vivimos.

Página 10 de 15« Primera...89101112...Última »