El libro como objeto deseado

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 03-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El porcentaje de lectores que leen a través de un soporte digital es todavía pequeño ─en torno al 5%─, pero sigue creciendo de forma regular. Aunque la venta de dispositivos electrónicos se ha disparado en la última campaña de Navidad, el mercado de eBooks no ha seguido la misma línea ascendente, lo que indica que los usuarios se proveen de forma gratuita en la red. Es éste un fenómeno imparable que ninguna ley va a poder controlar, si los precios que ofrecen los portales especializados no bajan de forma sustancial. Haz una prueba: entra en Libranda y mira lo que cuesta descargar “La Caída de los gigantes” de Ken Follet, en una de sus tiendas asociadas.

Sigo creyendo que el libro digital es una excelente oportunidad para que el escritor debutante dé a conocer su obra. Dentro de un par de meses, trataré sobre cómo hacerlo. Ahora, mi intención es todavía referirme al libro en papel, a lo que puedes hacer ─al margen de su contenido─ en su formato externo para atraer la atención del cliente que visita una librería: el libro como objeto deseado.

Tienes que apostar por un formato sobrio y, al mismo tiempo, elegante. Si decides editarlo por tus propios medios, piensa bien en todos los detalles y gástate el dinero en cuidar la impresión. Si, por ahorrar, sacas al mercado un libro con papel barato, tipografía ilegible y aspecto mediocre, el fracaso es más que probable.

Haz algo notable, algo que llame la atención en la mesa de novedades de una librería. Tienes que conquistar al lector a través del impacto visual. Es tu única arma, ya que no eres un autor conocido. Trabaja el diseño para obtener un objeto manejable, con una sinopsis sugestiva y una portada con encanto que peguen al ojo del comprador y que éste, al hojearlo, acaricie un papel de calidad, perciba unos márgenes limpios, se sienta atraído por una letra seductora… en suma, que saque de inmediato la impresión de que es un libro cómodo y fácil de leer.

Frente al libro electrónico, sólo van a competir las publicaciones de calidad. Intenta que la tuya lo sea. A poco que lo consigas, si la obra tiene algún valor literario, serás capaz de crear ilusión en el público y vender tu imagen, siquiera en un entorno cercano, a través de actuaciones de carácter local que iremos viendo en artículos posteriores. Recuerda que tu objetivo es vender trescientos ejemplares para recuperar la inversión. Luego ya nos meteremos con el libro digital. Eso es otra guerra…

Escribe aquí tu comentario