MyLibreto. Herramienta útil para autoeditores

Categoría (General, Marketing para vender libros, Redes sociales e Internet) por Manu de Ordoñana el 08-08-2014

Tags : , , , ,

Cada vez son más los escritores independientes que optan por autopublicar su obra. Tienen sus motivos. En el sistema tradicional, el autor percibe un 10% del precio de venta y el 90% restante se lo reparten a partes más o menos iguales el editor, el distribuidor y el librero. Con la autoedición, el beneficio por cada libro vendido puede llegar al 70%. Además, como no firman contrato alguno, no están sometidos a cláusulas restrictivas que podrían limitar su libertad de movimientos en el futuro.

Según la Federación de Gremios de Editores, el porcentaje de libros autopublicados en España se mantiene estable en los últimos años, en torno al 10% sobre el total, pero es un dato engañoso, ya que los libros digitales en Amazon no necesitan ISBN y las plataformas de autopublicación no dan cifras detalladas de las ventas que realizan y tampoco lo hacen los escritores. Aun así, se puede aventurar que la autoedición en el ámbito del castellano seguirá creciendo, sobre todo, en la modalidad de “Impresión bajo demanda”, ya que no exige inversión alguna. Todo el mundo sabe que la autoedición domina la venta de libros de Amazon.

Otra cosa son las ventas. Y es que, aunque seas capaz de subir tu libro a las cada vez más numerosas librerías online que existen en Internet, si no eres conocido, nadie te lo va a comprar. A pesar de su valor humanístico, el libro no deja de ser un bien de consumo, sujeto a las leyes del marketing. Si no hay publicidad, si no hay promoción, no venderás ninguno, tan sólo los que puedas colocar en el círculo de tus familiares y amigos.

Para cubrir esa laguna, existen asesores de marketing digital que ofrecen sus servicios a precios más o menos asequibles. Una herramienta que apunta en esa dirección es MyLibreto, una plataforma que aplica conceptos pioneros para incrementar la difusión del libro en el universo de la web y conseguir que aparezca  en el lugar adecuado y en el momento oportuno, un recurso muy útil para todos aquellos escritores diletantes que nos hemos atrevido con la autoedición, y asumido la ingrata tarea de su comercialización.

Vale la pena hacer un esfuerzo para entender lo que es MyLibreto, cómo funciona y qué puedes obtener si inscribes tu libro, como hice yo con mi novela “Vivir de rodillas” (puedes echar un vistazo para ver como queda). La versión básica es gratuita y sólo permite subir un libro, cuyo perfil se moverá libremente por Internet, aparecerá en buscadores y podrá ser compartido en cualquier web, blog o red social por medio de sus widgets. Lo podrás enlazar tan sólo a una página de venta, por ejemplo tu página de autor. Existe otras dos versiones, pero de pago: una profesional y otra Premium. Será la segunda fase, si la primera funciona.

Antes de empezar, tienes que registrarte. Insisto, es gratis. A partir de ahí, ya puedes incorporar tu primer libreto. Para ello, vas a la página principal de MyLibreto, pinchas en “tu libreto / Accede a tus libretos” y te identificas. Cada vez que quieras incorporar un nuevo libro, tienes que pulsar el icono + en la parte superior. Rellenar la ficha no es difícil, pero cuesta tiempo… no te desesperes. Consta de seis apartados. Aunque el proceso es bastante intuitivo, para cada uno de ellos, existe un asistente que te ofrece una explicación suficiente, pinchando en un pequeño icono a la derecha de cada título.

En la parte superior, tienes a tu disposición seis iconos que te permiten guardar los datos, modificarlos y obtener una vista previa. Se recomienda guardarlos con frecuencia, porque se suelen perder algunos si tienes que rectificar. Cuando hayas terminado de rellenar la ficha, guárdala y luego comprueba cómo queda pinchando en el icono de “vista previa”. Si estás conforme, ya puedes pinchar en el icono de la derecha a “vista previa” para solicitar la publicación. Es muy posible que te contesten proponiéndote alguna sugerencia o para que corrijas lo que es incorrecto. Hacerlo bien es laborioso, pero el resultado lo merece.

1.- Campos obligatorios. Título, idioma, Código ISBN y dirección web del libreto. Este último campo define la dirección web a la que apuntará nuestro libreto y no podrá ser modificado una vez publicado. Se construye de la forma siguiente: titulo-autor-palabraclave1-palabraclave2, excluyendo la eñe, los símbolos de puntuación y los acentos, no soportados por los navegadores. Es quizá lo más importante del registro y conviene esforzarse para encontrar palabras relevantes. Si, por ejemplo, has escrito una novela de aventuras, te puede servir Sandokan, si es policiaca, Hércules-Poirot, y si es sobre la Guerra Civil Española, La-Pasionaria.

2.- Datos generales. Nombre del autor o seudónimo, categoría o género según el IBIC y etiquetas o palabras clave principales. Luego tienes que escribir: una sinopsis original, diferente de las que existan en Internet para no ser penalizado por el buscador; un extracto, que pone a disposición del buscador texto para indexar (en breve lo van a eliminar porque da problemas y sustituir por una entrevista al autor); una muestra en PDF de los capítulos más llamativos de la obra; el booktrailer del libro, introduciendo el código Youtube (no es campo obligatorio).

Asociar imágenes. Tienes que incorporar al menos tres: la portada del libro, la foto del autor (que mostrará debajo una corta biografía) y, al menos una imagen relacionada con el libro. Cada vez que subas una imagen, te van a pedir que rellenes tres campos obligatorios: el descriptor (por ejemplo, el título de la novela), el título de la foto y una descripción pública o explicación de la imagen de 10 o 15 palabras. Además, te ofrecen dos campos voluntarios: la fuente de donde procede la foto y el enlace a la dicha fuente. Tienes que tenerlas preparadas en formato jpg, de forma cuadrada o rectangular y en ancho de 400 píxeles. No te olvides de pinchar en el icono + a la derecha de cada imagen incorporada, hasta que aparezca en la parte inferior de la sección “Datos generales. Asociar imágenes”.

3.- Datos técnicos sobre el formato del libro.

4.- SEO & Social. Hay que introducir una breve descripción del libro con las principales palabras clave, con no más de 160 caracteres, para posicionar el libro en los buscadores; y los keywords, palabras que tienen alguna relación con el contenido, pero que no aparecen en las etiquetas.

5.- Enlaces de compra. Sirve para informar sobre las tiendas online en las que se puede comprar el libro.

6.- Críticas. Permite incluir reseñas de tu libro aparecidas en la prensa. Conviene hacer un resumen de 4-5 líneas y ofrecer la URL para el que quiera leer el artículo completo.

Una de las utilidades que más me gusta de MyLibreto es la que permite al visitante acceder a la lectura de un fragmento del libro. Existe una opinión bastante extendida de que las autoediciones no poseen calidad literaria alguna y que, al no estar supervisadas por un profesional, contienen errores, faltas gramaticales y hasta de ortografía. Eso puede ser cierto en algunos casos, pero no es norma generalizada. ¿Cómo saberlo? Para eso está la selección, que permite al comprador leer hasta un 20% de la extensión de la obra, para comprobar si el texto reúne las condiciones. Es el recurso más eficaz para ganar la voluntad del cliente.

También te podría interesar:
El auge de la autoedición

Escribe aquí tu comentario