Presentar la novela a un concurso literario

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 17-02-2010

Tags : , , , , , , , , , , ,

Si acabas de publicar tu primer libro, tu nombre es totalmente desconocido ─a no ser que seas famoso por otro tipo de actuación pública─ y no esperes vender más de cien ejemplares, en función de lo extensa que sea tu familia o lo amplia que sea tu red de amistades. No olvides que la mayoría de los lectores sólo compran novelas de autores célebres y rara vez las de un principiante.

Incluso si has elaborado una obra de las que ahora se dice que “enganchan” o de notable calidad literaria, no pienses que vas a lograr éxito inmediato si no consigues alcanzar una cierta notoriedad. Tienes que promocionar tu libro y eso es trabajo ingrato y laborioso, ya que en general la mente de un escritor es introspectiva y rehúye la vida pública que abre las puertas de la fama.

Participar en un concurso literario es una buena manera de darte a conocer. Claro que para eso tienes que ganar el primer premio o, cuando menos, un accésit… y eso no resulta fácil. En los premios más conocidos, la participación es abundante y la calidad, alta. Pero hay certámenes de segunda categoría donde el nivel es inferior y hay más oportunidades. El problema es identificarlos… En eso, te puede ayudar el agente literario… él está más enterados de las bases de cada concurso y sabrá elegir el que se adapta mejor a las características de tu obra.

accesit, concurso-literario, ser-escritor, escritor-aficionado, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-de-escritura, publicar-un-libro, morir-de-pieRecuerda el ejemplo del bilbaino Unai Elgorriaga que, a los 29 años,  consiguió el Premio Nacional de Narrativa de España 2002 con su primera novela “Un tranvía en SP” publicada un año antes. Hoy, a sus 36 años, es un escritor que se ha hecho un hueco importante en el mundo de la literatura internacional.

Muchos escritores de prestigio han renunciado a presentar sus obras en determinados concursos, ya que dudan de su transparencia. Es posible que, si el premio es de relieve, el jurado esté presionado para favorecer los intereses de la editorial que está detrás del certamen. Pero en general, yo creo que la mayoría de los concursos literarios son limpios y las decisiones, ajenas a influencias externas. En cualquier caso, somos nosotros, los escritores, los que debemos de jugar limpio y negarnos a utilizar nuestra influencia… si es que conocemos a algún miembro del jurado.

Sé que hay autores que presentan a otros concursos el mismo cuento que ya obtuvo un premio, incorporando pequeñas variaciones para ambientarlo en el entorno geográfico de la población que convoca el certamen. Y debo añadir que, en algún caso, con notable éxito… Éste es un procedimiento también censurable… Si has ganado un premio, date por satisfecho y deja el campo abierto a otros aspirantes.

Cómo seleccionar el concurso literario

Internet es la mejor fuente de información para localizar anuncios de concursos literarios y analizar sus bases, aunque te puede llevar muchas horas encontrar el que más te conviene. Una página web interesante es http://www.fuentetajaliteraria.com/?gclid=COPyhKP39J8CFRqHzAodhWlgXg.Fuentetaja Literaria organiza talleres de creación literaria en Internet y ofrece servicios varios para escritores noveles. Cada dos años edita una guía de Premios y Concursos literarios en España. El único problema es que resulta algo cara. La edición de 2008-2009 costaba 29,50 € más gastos de envío. Se espera que la edición para 2010-2011 aparezca en breve. Pero hay otras vías…

Conseguir un patrocinador que financie tu novela

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 04-02-2010

Tags : , , , , , , , , ,

Será la primera ocurrencia que afluirá a tu mente cuando hayas concluido la primera novela. ¿Podré conseguir una subvención de la Administración para publicarla? ¿Encontraré una institución que financie la edición? Tarea inútil o casi… si se trata de una novela. Es verdad que existen entidades culturales que patrocinan la publicación de trabajos de carácter científico, histórico, sociológico, étnico, etc., (departamentos de cultura de ayuntamientos y diputaciones, cajas de ahorros, algunos bancos, universidades, museos, bibliotecas y demás). Pero obtener financiación pública para editar una novela es poco menos que imposible.. aunque lo puedes intentar. Pero ¿y en el sector privado? Veamos…

Analicemos el siguiente fenómeno: En todas las poblaciones, existen numerosos equipos de jóvenes que practican un determinado deporte de grupo y participan en una competición, cuyo presupuesto está cubierto en todo o en parte por algún establecimiento local (generalmente bares, tiendas y empresas pequeñas), sin ningún afán de lucro, ya que su efecto publicitario es muy reducido, casi nulo. Son ayudas a fondo perdido de entre mil y tres mil euros cada año. Si esto es así, ¿no puede un escritor ─incluso con mejores argumentos─ convencer a un sponsor para que le financie una novela? Estamos hablando de un importe en torno a los dos mil euros, que es lo que cuesta imprimir 500 ejemplares de un libro de 300 páginas en formato 21×15 cm.

El patrocinio privado ha sido un recurso poco utilizado en el mundo literario; pero eso no es razón para que un escritor sin recursos descarte esa posibilidad. Y no me refiero a topar con un mentor protector de artistas desvalidos, porque eso sería un milagro. Me refiero a otro tipo de mecenazgo. Enfoquemos la cuestión desde dos puntos de vista:

1.- Proponer a una entidad privada que financie la publicación del libro y cederle la propiedad de la edición, a cambio de recibir el autor una remuneración económica o la entrega de un determinado número de ejemplares. Hay algunos ejemplos:

  • Hace algún tiempo, una cadena de hoteles publicó una serie de relatos para ofrecer gratis a sus clientes. ¿Sería absurdo sugerir a un hotel de nuestra ciudad la creación de una pequeña biblioteca con libros de escritores locales para ofrecer gratis a sus clientes?
  • Una compañía de autobuses convocó el año pasado un certamen de cuentos y acaba de publicar un libro con el relato ganador y los doce finalistas. ¿Costaría mucho convencer a una empresa de transporte público o a una agencia de viajes para que financie tu libro y lo regale a los viajeros que compren un billete de cierto importe?
  • Algunos diarios ofrecen a los compradores del suplemento semanal la posibilidad de comprar un libro a un precio reducido. ¿Por qué no proponer tu libro a un periódico local para que lo ofrezca en su edición dominical a un precio de tres o cuatro euros? Hasta podría ser rentable… El excedente no vendido quedaría en propiedad del autor.

2.- Hacer publicidad dinámica en la novela, citando expresamente nombres de establecimientos existentes o marcas comerciales que quieran promocionarse. ¿Te resultaría difícil incluir párrafos como éstos en momentos importantes de tu novela?:

─Quedamos en vernos en La Marina, un bar de moda en la calle Mayor que prepara un café cortado excelente. Una vez el dueño me explicó que el secreto estaba en utilizar leche pasteurizada La Vaca Verde muy caliente…

─La llevé a cenar a Casa Paco, un restaurante que tiene un gran encanto y una excelente cocina casera; pedimos (lo que sea)… y, para beber, un Viña Arturo cosecha del 2001, mi vino preferido…

─Era mi primera entrevista de trabajo y no tenía ropa adecuada. Me fui al centro y entré en Peter’s, un establecimiento reputado como el mejor de la ciudad en moda hombre. Compré un traje Fortuny de color gris, una camisa blanca, una corbata verde con motivos granates y unos zapatos Cardol de diseño moderno…

¡Claro que sí! Eso es muy sencillo. Y ahora, ¿no serías capaz de obtener cien euros por cada una de las siete menciones comerciales que has metido en el texto de tu novela? Creo que no es complicado, si eliges firmas de tamaño adecuado, de carácter local y de contacto fácil con el propietario o persona responsable. Este tipo de publicidad ya lo hacen los productores de cine, cuando el protagonista de la película se mete en un coche lujoso y curiosamente la cámara se recrea en la parte delantera del vehículo en la que luce una estrella de tres puntas inscrita en una circunferencia de metal cromado. Lo mismo, pero a escala reducida…

¡Que dura es la vida del escritor!

Contratar un agente literario

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 21-01-2010

Tags : , , , , , , , , ,

Es una de las opciones más atractiva que tiene un escritor debutante para publicar su obra. Encontrar un agente literario es mucho más fácil que convencer a una editorial para que publique tu novela. Y si lo encuentras, ya tienes recorrido la mayor parte del camino. Piensa que, si un agente se interesa por tu libro, será porque tiene un mínimo de calidad y él vislumbra que puede obtener un beneficio. Los agentes literarios trabajan a comisión (no todos) y sólo cobran un porcentaje (entre un 15 y un 20%) de los derechos de autor que te corresponden a ti. Por eso, tienen que seleccionar obras que tengan un cierto valor y que se puedan vender.

agente literario, ser-escritor, escritor-diletante, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-de-escritura, publicar-un-libro, morir-de-pieCuando Isabel Allende terminó de escribir La casa de los espíritus era una completa desconocida en el mundo literario. Le aconsejaron que presentara su obra a varias editoriales, pero sin resultado alguno. Hasta que alguien le recomendó que enviara el manuscrito a la agencia de Carmen Balcells, en Barcelona, la principal impulsora del boom de la literatura latinoamericana (hoy representa a García Márquez, Vargas Llosa, Isabel Allende y un par de cientos de firmas ilustres). Pronto llegó el éxito: a los pocos meses, la novela estaba publicada y sus derechos de traducción se vendían en la Feria de Frankfurt, comenzando así una carrera fulgurante que la ha convertido en uno de los iconos de la literatura de habla hispánica.

Hay agentes literarios que cobran (en torno a 100 €) por leer el libro, con el único compromiso de emitir un informe que valora la obra y ofrecer indicaciones para mejorarla. Este dictamen te servirá para conocer la opinión de un experto y estimar la aceptación que puede tener entre el gran público. Si además acepta representarte, estás de enhorabuena…

Llega el momento de firmar un contrato con el agente involucrado. Él te enviará un modelo y tú tendrás que estudiarlo, analizando sobre todo las cláusulas que hacen referencia al objeto (sólo la novela en cuestión y no toda tu obra presente o futura), al ámbito geográfico y a la duración del convenio. Desde mi punto de vista, no merece la pena discutir el porcentaje de comisión (siempre que no sobrepase el 20%); no es malo que tu agente gane también dinero…

En la siguiente URL, encontrarás una relación de agentes literarios en lengua castellana. Te puedes poner en contacto con cualquiera de ellos. Por cierto, esa URL está alojada en una web (escritores.org) muy completa, en la que hay recomendaciones prácticas muy valiosas para todo aquél que desee iniciarse en este pequeño universo literario y vincularse al  mundo editorial.

Si has firmado el contrato con tu agente, él se ocupará de encontrar el editor adecuado, negociar la retribución y defender tus derechos de autor, además de asesorarte en aspectos jurídicos y fiscales que te ayudarán a formalizar con la editorial un contrato ecuánime. No olvides que los editores tienen mucha experiencia y pretenderán incorporar cláusulas favorables a sus intereses que tú probablemente ignoras, pero que te pueden coartar el futuro… sobre todo, si tienes éxito.

Recurrir a un agente literario es el camino más corto para publicar tu novela. Si estás dispuesto a gastar 300 €, selecciona a tres de ellos para que la lean y te den su parecer. Si ninguno te acepta, tendrás al menos tres opiniones y quizá indicaciones valiosas para sacar alguna conclusión.

Buscar un editor alternativo

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 15-01-2010

Tags : , , , , , , , , ,

En los últimos años, han aparecido un buen número de editoriales alternativas que ofrecen sus servicios para ayudarte a escribir el libro, darte consejos para hacerlo ameno y publicarlo si consideran que la obra es meritoria.

ser-escritor, escritores-noveles, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-literario, publicar-un-libro, morir-de-pieYo no tengo ninguna experiencia sobre en este campo, pero si entras en un buscador como Google o Yahoo, con las palabras clave “publicar un libro” o algo similar, encontrarás numerosas ofertas. Pero has de tener en cuenta que la mayoría de estas editoriales trabajan para obtener un beneficio y probablemente te van a pedir un precio por publicar tu libro. Eso no está mal… siempre que te garanticen la distribución y te hagan publicidad. Piensa que publicar no es complicado; lo difícil es llegar al lector y esto sólo se consigue adquiriendo notoriedad… cualquiera que sea el procedimiento.

Como ejemplo ─y sin ningún compromiso por mi parte─ he visto el anuncio en Google de una editorial (AM Editorial) de reciente creación, que te ofrece esa oportunidad, poniendo a tu disposición un equipo de profesionales para guiarte durante todo el proceso de producción literaria. Si te animas a contactarles, cuentanos cómo te ha ido.

Publicar un libro

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 08-01-2010

Tags : , , , , , , , ,

Has terminado de escribir tu novela, la has corregido con extremo cuidado y ahora te preguntas cuál es el siguiente paso. Está claro:  buscar un editor que quiera publicarla. Es lo primero que se nos ocurre a todos… ¡Ardua tarea! Si no eres un personaje célebre por tu actividad profesional o por tu vida pública, lo tienes complicado. Pregunta a los libreros y verás que todos te contestan lo mismo: la gente no compra un libro si no conoce al autor.

A no ser que hayas escrito una obra maestra, te resultará muy difícil convencer a una editorial para que publique tu libro. Los tiempos no son buenos y el negocio es incierto, con lo cual nadie quiere correr riesgos. A no ser que seas un escritor afortunado, esa rara avis que todos deseamos ser… 

006.- Camilo José CelaUn día le llega a Camilo José Cela (http://es.wikipedia.org/wiki/Camilo_Jos%C3%A9_Cela) un encargo delirante. Escriba usted –que lleva cuarenta años escribiendo novelas- un drama, paga la Administración Pública. El escritor, que no es dramaturgo, responde lanzando un órdago de farol: 100 millones de las antiguas pesetas (unos 600.000 euros) por la obra, o nada. Le dan los cien millones y el escritor escribe, naturalmente, una obra irrepresentable. La obra no se representa. La profesión le pone a parir como siempre. Lea en la revista Proscritos el artículo completo Escritores con dinero de Miguel Pérez de Lema en: (http://www.proscritos.com/larevista/notas.asp?num=7&d=m&s=m2&ss=1).

Es verdad que, en las grandes ciudades, existen pequeños editores que se animan a publicar novelas de autores debutantes (casi siempre a cambio de alguna aportación económica), pero luego viene el problema de la distribución a través de librerías y se vuelve a plantear el problema inicial: si el autor no es conocido, el libro no se vende y, al cabo de un mes, desaparece de las estanterías y duerme olvidado en un sótano oscuro.

Yo intenté este camino y desistí de inmediato, cuando recibí la primera negativa. Me dí cuenta que ese no era el camino y que corría el riesgo de consumir esfuerzos inútiles deambulando de editorial en editorial para recibir siempre la misma respuesta: la novela no está mal, pero nadie compra el libro de un desconocido. Así que exploré otras vías…

Preguntando aquí y allá, descubrí que había otras alternativas posibles. Pronto descarté algunas de ellas por su elevado coste, mas no obstante las voy a reseñar en próximos artículos, aunque sólo sea para mantener el rigor de la investigación. Son las siguientes:

  • Buscar una editorial alternativa
  • Contratar un agente literario.
  • Conseguir un patrocinador que financie la publicación.
  • Presentar la novela a algún concurso literario.
  • Hacer una edición electrónica y colgarlo en la red.
  • Editar la novela por tu cuenta y crear tus propios canales de distribución.

En próximos artículos, escribiré sobre la opinión que me merecen cada una de estas estrategias.

La novela histórica no ha muerto

Categoría (El libro y la lectura, General) por Manu de Ordoñana el 30-12-2009

Tags : , , , , , , , , ,

novela historica, ser-escritor, escritor-anonimo, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-de-escritura, publicar-un-libro, morir-de-pie“La historia despierta una gran curiosidad y la novela histórica permite al lector entender fácilmente una ciencia árida de naturaleza” (Eduardo Mendoza).

He leído en alguna ocasión que la novela histórica es el refugio de los escritores mediocres faltos de imaginación para crear un argumento convincente. Yo no opino de esa forma. Muchos buenos escritores se han sentido atraídos por el género y han conseguido obras distinguidas que han tenido un enorme éxito. ¡La novela histórica no ha muerto! Lo que importa es la calidad del relato y mantener la atención del lector a lo largo del mismo.

Una novela histórica puede ser tan interesante como una de ficción o incluso más. El ser humano actual tiene una cierta tendencia a exaltar el romanticismo de épocas pasadas ─sobre todo, la medieval─, como si aquel tiempo hubiera sido idílico o fantástico y no lleno de incomodidades y sumido en beligerancias constantes. Hoy fascinan las tramas en las que aparecen órdenes militares, sectas ocultas y toda clase de personajes esotéricos. Parece que tu novela no será un best-seller si no cumple alguno de estos requisitos.

Pero puedes perfectamente prescindir de tales recursos; quizá no llegues a ser un escritor de moda, pero sí escribir una novela digna, si eres capaz de encontrar un argumento atractivo y rodearlo de personajes seductores y episodios amenos que se vayan sucediendo a ritmo vivo. A ti te corresponde elegir. Ten en cuenta que el proceso creativo no tiene límites… aunque luego el talento no sea siempre reconocido y tu libro corra el riesgo de dormir olvidado en un estante de una vieja biblioteca.

Página 58 de 59« Primera...102030...5556575859