Paul Auster. Secretos para escribir

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana, Ana Merino y Ane Mayoz el 15-04-2018

Tags : , , ,

Paul Auster (Newark, 1947) es uno de los escritores más influyentes de la literatura actual en Estados Unidos. Ha escrito 19 novelas (la última 4321, publicada en España en 2017 por Seix Barral) y es autor de varios libros de poemas y algunos ensayos, además de guionista y director de cine. Cuenta con numerosos galardones internaciones, entre ellos, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, que le fue concedido en el año 2006. Ha sido varias veces candidato al Nobel.

La agencia francesa de asesoría literaria, Enviedecrire, publicó en su blog del 11 de noviembre de 2014 un artículo en el que Paul Auster ex literaria, Enviedecrire, presaba algunos de los secretos que le han ayudado a conseguir la fama que hoy tiene como escritor, extraído de una entrevista que el autor concedió a Michael Wood del The Paris Review, en el año 2003, bajo el título de El arte de la ficción.

¿Cuáles son sus estrategias de escritura?

Cuando escribo, siempre sigo una trayectoria. Cada texto comienza con la primera frase y termina con la última. Trabajo mediante secuencias, párrafo por párrafo. El párrafo es para mí la unidad de la novela, así como el verso lo es para la poesía. Trabajo en ello hasta quedar razonablemente satisfecho. Lo reescribo hasta que adquiere la forma que a mí me gusta, el equilibrio, la música… El texto debe ser fluido, “no escrito”. Escribir un párrafo me puede costar una hora o tres días. A menudo tengo presente la primera y la última frase de mi historia, pero las cosas cambian a medida que avanza el relato. Ninguno de mis libros ha resultado como yo lo había imaginado previamente. Ciertos personajes y algunas situaciones desaparecen, pero surgen otros nuevos. Es una aventura, descubres tu libro, escribiéndolo. Sería aburrido si todo hubiera sido planificado.

¿Hay que ser un gran lector para escribir?

Para mí, un escritor ha tenido que ser un lector voraz en su adolescencia. Un verdadero lector se da cuenta de que los libros contienen un mundo y que ese mundo es más rico que cualquier otro. Es esta alegría de vivir en los libros la que convierte a los jóvenes en escritores. Todavía no has vivido lo suficiente como para haber escrito mucho, pero llega un momento en que te das cuenta de que estás hecho para eso. Y cada escritor necesita un lector en quien confiar, alguien que quiere que tu libro sea el mejor y que sea honesto contigo, que no te mienta y que solo te felicite cuando sea malo.

¿Cuál es tu visión de la novela?

Escribir una novela es para mí un acto de fe. Tienes que presentar las cosas tal como son, no como deberían ser. Las novelas son ficciones y dicen mentiras, incluso si, a través de ellas, el novelista quiere decir la verdad. El trabajo de la imaginación confiere al autor una libertad de la que carece en la no ficción. Pero esta libertad puede ocasionar luego contratiempos. ¿Cómo continúo el relato? ¿Cómo hacer para que la siguiente frase no sea un obstáculo?

¿Cuál es el principal defecto de los escritores jóvenes?

El egoísmo, la incapacidad de proyectarse hacia los demás. Es importante tener los ojos abiertos al mundo en lugar de mirarte al ombligo. Los escritores deben prestar atención a todo lo que sucede a su alrededor. No siempre es fácil.

Escribe aquí tu comentario