El corrector de textos

Categoría (General, Taller literario) por Manu de Ordoñana el 04-04-2013

Tags : , , , , , , , , ,

Has terminado de escribir tu libro, lo has maquetado más o menos bien, y ahora te preguntas: ¿qué hago con él? ¿Lo presento a una editorial? ¿Me busco un agente literario? ¡Bah! No me merece la pena. Me decido por la autoedición, hacerlo todo yo, buscar una imprenta de confianza y que me impriman 500 ejemplares. Si vendo 200, me declaro satisfecho, igual recupero la inversión.

Pero antes tienes que hacer un par de cosas más: lo de componer el libro lo veremos en el próximo artículo, aquí vamos a tratar de un tema peliagudo: la corrección del texto, un trabajo complicado y difícil de evaluar. Los profesionales buenos cobran un dineral y siempre te queda la duda de si el dinero gastado ha merecido la pena. La verdad que es un oficio poco valorado, más bien denostado… los escritores tenemos mucho ego.

Corregir libros

Aun así, te recomiendo ─mucho más si eres debutante─ que te entregues a un buen corrector, que dediques un tiempo a encontrar un colaborador honesto, competente y no demasiado exigente. La tarifa que se aplica oscila entre 4-5 euros la página para una revisión a fondo, no sólo ortográfica; la broma te va a costar por lo menos 1.000 euros. Créeme, merece la pena si el resultado es de tu agrado. Pídele antes que te explique las cuestiones que va a mirar y el tiempo que va a emplear en cada una de ellas, así podrás valorar su competencia. Read the rest of this entry »

Vender tu ebook por Internet

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 21-03-2013

Tags : , , , , , , , , ,

El libro digital es la gran oportunidad que tiene hoy el escritor diletante para dar a conocer su último libro, sin perjuicio de que, más adelante, si el éxito le sonríe, encuentre un editor que sea capaz de publicarlo en papel. Y lo es porque es el más barato, ya que subirlo a cualquiera de los portales de venta por Internet es gratis, sólo hace falta tener algunos conocimientos para hacerlo con bien, aunque eso no garantiza que se convierta en un “bestseller”. Cada día es mayor el número de ciudadanos que dispone de una tableta o un e-reader: a los jóvenes les encanta llevar la biblioteca en su mochila y la música en su iPod.

Posesión de dispositivos de lectura en España

¿Cuáles son los portales más visitados por los lectores que tienen un dispositivo de lectura y quieren comprar un libro? En el ámbito de la lengua castellana: Amazon, Bubok, Google Books, iTunes y Lulu. Hay otros como Casa del Libro y Libranda, pero son para uso exclusivo de los profesionales, no admite las obras de los aficionados, al menos, hasta hace un año.

La forma de dar de alta un título es sencilla, basta con seguir las instrucciones que te indican. El texto ha de estar en Word o en Pdf, conviene tener una buena imagen de la portada ─que es la que se verá en la librería de la plataforma─, una sinopsis corta pero bien meditada y los metadatos, palabras clave que respondan al contenido y sean relevantes para la búsqueda. Y no tienes que hacer nada más, ellos se encargan de cobrar y reembolsarte un porcentaje.

Ya ves que es método sencillo, no exige ningún trabajo, o muy poco. El inconveniente es que probablemente no obtengas ninguna venta en un universo tan extenso, a no ser que te impliques en situarlo en lugares privilegiados en la sección de novedades, para lo cual tendrás que “invertir” algún dinero. Cada portal ofrece sus opciones: estúdialas y tú mismo decide.

Hay otra fórmula para promocionarlo, algo más costosa pero más efectiva: Crear una página web y anunciar en ella tus libros para que el visitante se los baje pagando una cierta cantidad que nunca debería de sobrepasar los 3 euros. Hasta hace poco este sistema no era posible por el coste que suponía el proceso de pago, pero ahora la mayoría de los bancos ofrecen a los autónomos el TPV Virtual, un módulo a incorporar en la web, que permite al comprador pagar con su tarjeta de crédito o mediante Paypal, de manera cómoda y segura.

La página debería disponer de un blog en el cual tendrías que incorporar un artículo sobre temas afines con una cierta periodicidad ─uno a la semana estaría bien valorado─, con el fin de que los buscadores como Google y Yahoo la sitúen en lugares preferentes y conseguir así el mayor número de entradas. En cada una de ellas, hay un posible comprador de tu libro si la diseñas bien, haces atractiva la portada y sugestiva la sinopsis.

Es un proceso lento, como todo lo que sucede alrededor de Internet. Al principio, tendrás pocas visitas, pero no te desesperes. Si las noticias que escribes tienen interés, poco a poco subirá el auditorio, sobre todo si incorporas en cada artículo palabras claves bien elegidas ─quizá te convendría echar un vistazo a las técnicas que existen para mejorar el posicionamiento en los buscadores─ y varios enlaces a otras páginas, cosa que a Google le encanta. Si te sirve de referencia, durante los tres primeros meses, esta web recibió una media de 25 visitas por semana, hoy está próxima a los 1000. En poco más de tres años, ha habido 71.135 entradas, de las cuales un 15% corresponde a personas que han repetido.

Amigos en la red

Procura que cada visitante deje su correo electrónico ─para lo cual tienes que habilitar el espacio correspondiente─, prometiéndole que harás uso restringido y no le enviarás spams. Regístralo en una base de datos y añade el de tus conocidos y amigos. A poco que te esfuerces, en uno o dos años, tendrás una lista dos mil o tres mil direcciones, a los que puedes enviar un email cada vez que subes un artículo. Si lo haces bien, el número de visitas crecerá de forma exponencial, como suele ocurrir siempre en la red. Ahí tienes un colectivo de posibles clientes a los que llegarás directamente cada vez que publiques un trabajo nuevo, de manera mucho más eficaz que si sólo eres visible en esos portales de multitudes.

Hábitos de lectura en España

Categoría (El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 14-02-2013

Tags : , , , , , , , , , , ,

Se acaba de publicar el informe “Hábitos de lectura y compra de libros en España 2012”, realizado para la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), con la colaboración de la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, mediante una encuesta telefónica realizada a 6.380 individuos de más de 14 años y que llevan más de diez residiendo en el territorio. Un 92% de la población afirma leer con una frecuencia al menos trimestral y un 88,6% lee con frecuencia al menos semanal, en alguno de los soportes (libros, revistas, periódicos, cómics, webs, blogs, foros, etc.).

Leer de libros. En lo que a nosotros nos interesa, la encuesta señala que un 61,4% de la población española lee libros al menos una vez al trimestre, lo que indica que el 38,6% no lee nunca un libro. En Francia, ese porcentaje es del 30%, pero un 27% declara leer sólo entre 1 y 4 libros al año, con lo cual estaríamos hablando de resultados muy parecidos.

Comprar libros. Un 40,3% de los entrevistados declara haber comprado algún libro no de texto en el último año con una media de 9,1 libros comprados. Casi el 80% de la compra de libros se hace en establecimientos tradicionales (librerías, cadenas de librerías, grandes almacenes e hipermercados, por este orden), mientras que sólo el 4,1% se adquiere a través de Internet.

La biblioteca en casa. El número medio de libros (sin contar los de texto) que hay en cada hogar es de 201, con un descenso del 5,1% con respecto a 2010:

  • En un 9,2% de los hogares tienen menos de 10 libros, de los cuales un 4% no tiene ninguno.
  • En un 9,9% tienen de 11 a 20 libros.
  • En un 44,3% tienen de 21 a 100 libros.
  • En un 14,5% tienen de 101 a 200 libros.
  • En un 22,1% se superan los 200 libros.

Leer en soporte digital. El 58% de los españoles lee en soporte digital (en un ordenador, un teléfono móvil, una agenda electrónica o un e-Reader) con una frecuencia al menos trimestral, lo que supone un incremento del 21,3% con respecto a 2010. El cuadro siguiente refleja la proporción de lectores en formato digital con respecto al total:

habitos-de-lectura, leer-libros, comprar-libros, leer-en-soporte-digital, biblioteca-en-casa, dispositivos-de-lectura-digital, descargar-gratis-libros-digitales

El 11,7% de los lectores afirma leer libros en soporte digital, lo que representa el 18,6% sobre el total. Ese porcentaje sube hasta el 47,9% en la lectura de periódicos, lo que justifica la alarma de la prensa tradicional que, al mismo tiempo, contempla una importante reducción de sus ingresos por publicidad.

Dispositivos de lectura. El porcentaje de personas que poseen un dispositivo de lectura electrónico ha crecido desde el 1,7% en 2010, al 3,9% en 2011 y al 9,7% del 2012. El cuadro siguiente refleja la evolución de los modelos más vendidos en el periodo 2011-2012:

habitos-de-lectura, leer-libros, comprar-libros, leer-en-soporte-digital, biblioteca-en-casa, dispositivos-de-lectura-digital, descargar-gratis-libros-digitales

Llama la atención el incremento que experimentan los soportes que no están pensados únicamente para la lectura, como las tabletas y los smartphones, así como el descenso de los e-readers, salvo el Kindle de Amazon que ha crecido un 55%.

Descargas de libros digitales. Entre los ciudadanos que leen libros digitales, el mayor porcentaje de lectores se los descarga de internet gratuitamente (64,4%) o los consiguen de familiares y amigos (37,8%). Sólo un 32% se los descarga pagando, frente a un 36,9% del año precedente. Aun así, dentro de este último segmento de “paganos”, sólo pagan 4,5 de cada 10 libros que leen, ya que el resto se los descargan gratis. 

14 maneras de ser creativo

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana el 10-01-2013

Tags : , , , , , , , , , , ,

Navegando en la web, el otro día tropecé con un artículo en francés, escrito por Eric Mainville, en el cual el autor sugiere 14 maneras de ser creativo. Son recomendaciones simples, de sentido común, que me he permitido traducir con alguna libertad y traerlas a este blog: quizá te sirvan para salir de un apuro:

14 maneras de ser creativo

1.- Aislarse. Crear algo, cualquiera que sea el campo en que te mueves, lleva su tiempo, un tiempo en el que el autor está solo, lleno de dudas, de interrogantes, al no encontrar el camino. Por eso, la mayoría de la gente prefiere las actividades sociales, es lo más cómodo, la vida social nos incita a no ser creativo. Y cuando consigues aislarte de verdad, la pregunta que te surge es algo así como «¿qué quiero hacer?», un enigma cuya solución es construir un programa de trabajo, que te puede convertir en un auténtico creador, si eres capaces de cumplirlo. Read the rest of this entry »

La inspiración literaria

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 21-12-2012

Tags : , , , , , , , , , , ,

La mayoría de los escritores han sufrido alguna vez el síndrome de la página en blanco, un estado patológico en el que el cerebro se bloquea y nada serio surge de su interior. Sentado frente a tu ordenador, tratas de concentrar tu atención en el escenario en que dejaste el relato el día anterior, lees el último párrafo que has escrito, lo relees una y otra vez, pero no encuentras el hilo conductor, no aciertas a pergeñar una continuación. Así, al cabo de un rato, decides: “Hoy no estoy inspirado, así que me voy a dar un paseo”.

inspiracion-literaria, sindrome-pagina-en-blanco, estro, numen, ejercicio-literario, debilidad-creativa, pereza-intelectual, quehacer-intelectual

El vulgo tiende a creer que los artistas sólo son capaces de producir en esos momentos de inspiración en que la musa está despierta: el estro, el numen ─o cualquier otra palabreja que se le ocurra a algún iluminado para justificar su indolencia─, como único motor de la creación artística, un estado propicio inoculado por los dioses sobre un grupo de elegidos que han sido capaces de descifrar el lenguaje de la revelación.

No parece sensato admitir esa interpretación, al menos en lo que afecta a la mayoría de los mortales. Leí hace algún tiempo que una novela se construye con un 5% de inspiración y un 95% de trabajo. Eso parece más razonable, aunque me atrevería a decir que la primera tiende a cero para el común de los escritores y que el trabajo y sólo el trabajo es el único componente que hace crecer una obra literaria.

¿No será que estamos confundiendo el concepto de “inspiración” con el de “disposición” o el de “motivación”? En su tercera acepción, el DRAE define la inspiración como “efecto de sentir el escritor, el orador o el artista el singular y eficaz estímulo que le hace producir espontáneamente y como sin esfuerzo”. ¡Qué bien! Que alguien me diga que ha sido capaz de escribir un libro de forma espontánea y sin esfuerzo.

Es evidente que hay personas mejor dotadas que otras para el ejercicio literario, pero eso entra dentro del ámbito del talento, del don natural que todo ser humano posee hacia una u otra disciplina, una cualidad innata que es preciso educar a lo largo del tiempo para conseguir el fundamento. Sin ese aprendizaje, no surge el genio, por mucha “inspiración” que nos llegue del averno. Digamos que eso sería el núcleo, el fondo necesario, pero no suficiente. A partir de ahí viene el trabajo, el esfuerzo del autor, el verdadero artífice que abre paso a la culminación de un libro.

Aun así, conviene matizar. En todo proceso de creación artística, hay dos etapas bien diferenciadas. La primera es la elección del motivo, la segunda, la producción del objeto. Cuanto más tiempo dediques a la búsqueda de un buen argumento, a estructurar la trama y a perfilar los protagonistas, más sencillo te resultará luego la redacción del texto. Si eres capaz de construir un bosquejo de la historia con una extensión de cuatro o cinco páginas y una descripción de los personajes más relevantes, junto a los dos o tres giros que toda novela ha de contener para introducir el elemento sorpresa, probablemente, el síndrome de la no inspiración se desvanecerá.

No quiero decir con esto que, hecha esta labor previa, vas a estar libre de esos periodos de apatía que acechan a los que se dedican al quehacer intelectual. Llegarán, ciertamente, pero llegarán por ser inherentes a la naturaleza humana; son lapsos de debilidad creativa provocados por los vaivenes de la vida, propios de caracteres sensibles más propensos a estados de ánimo variables, poco dispuestos a la disciplina interna. La actividad literaria exige un sacrificio de la mente, sobre todo, al principio, cuando por la mañana enciendes tu ordenador y sientes la tentación de cumplir cualquier tarea urgente que tienes pendiente, antes de iniciar lo que verdaderamente es importante: escribir. Es la pereza intelectual a que nos empuja la ley del mínimo esfuerzo.

Por eso, sería más lógico hablar de talento sumado a disposición y dejar la inspiración para el mundo de los sueños.

Vender tu ebook en Internet

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 30-11-2012

Tags : , , , , , , , , , ,

A consecuencia del último artículo “Formatos de lectura digital”, un par de escritores diletantes que han optado por la autoedición han dejado ver su confusión ante la profusión de formatos de lectura ─y eso que sólo se han descrito los más populares─ que existen para los dispositivos de lectura que se venden en el mercado y preguntan qué tiene que hacer si quieren subir su libro a la red.

Si decides utilizar alguna de las plataformas que ofrecen su servicio para la venta en formato digital ─en España, las más populares son Amazon, Bubok y Lulu─, no tienes porque preocuparte. Sigue las instrucciones de su guía que te pedirá el formato que le conviene, probablemente Word o Pdf. El sistema se encargará de hacer la conversión de tu libro al formato propio que mejor se adapta al software desarrollado por la plataforma en cuestión. Si, por ejemplo, quieres colgar tu libro en la biblioteca de Amazon, tú envías el texto de tu novela con extensión .doc, .txt o .html y Amazon lo reconvierte a .mobi o .azw antes de subirlo a la nube.

vender-ebooks-en-Internet, tienda-propia-venta-ebooks, formatos-incompatibles-ebooks, formatos-disidentes

El problema viene si quieres colgar tu libro en un portal no especializado que no dispone de ese servicio de conversión, por ejemplo, creando una tienda en tu propia página web. A ese respecto, cada vez es más frecuente observar cómo los propios escritores se atreven a ofrecer la venta de su obra en su blog, mediante un botón situado en lugar preferente que da entrada a un formulario a rellenar para comprar el libro impreso o descargarlo a su ordenador.

En este último caso, es cuando hay que decidir en qué formato se presenta el texto, para que el lector que lo ha bajado no tenga problemas de incompatibilidad con su e-reader. El cuadro que adjuntamos en el artículo anterior nos indica que .txt, .html, pdf y pub son formatos soportados por todos los constructores. Sin embargo, los dos primeros no son adecuados para la lectura electrónica. Pdf  sí lo es, pero tiene el inconveniente de ser fijo y no permitir la repaginación, lo que muchas veces no es impedimento, razón por la cual muchos lo recomiendan por lo cómodo que resulta su lectura.

Finalmente, ePub es el formato universal que se adapta perfectamente a todos los dispositivos ─salvo el Kindle de Amazon─, incluso tablets y teléfonos inteligentes. Es un formato libre de código abierto que ha tenido un gran éxito y parece destinado a ser el estándar por todos admitido. El único disidente es Amazon y lo hace porque la mayoría de los ebooks de su librería están protegidos por DRM ─que ePub no tolera─, es decir, los libros que un usuario de Kindle compra en Internet tienen extensión .mobi o .azw y no es posible cambiarla para ser leídos en otros dispositivos.

La experiencia nos dice que la mayoría de los usuarios de lectores digitales prefieren no hacer conversiones y descargar el ebook que han comprado en el formato adecuado al dispositivo que poseen. Por esa razón, es conveniente ofrecer el producto en varios formatos, como mínimo en Pdf, ePub y Mobi, para lo cual disponemos en la red de numerosas herramientas, entre las cuales, destacamos:

  • PDF Creator. Software libre de Adobe System que permite transformar .doc en .pdf.
  • Biblioteca Calibre. Software libre de código abierto que permite transformar entre sí la mayoría de los formatos utilizados para la lectura digital. No admite convertir directamente de Word a ePub, para lo cual se recomienda hacerlo en dos pasos: de .doc a .odt y luego de .odt a .epub.
  • QualityEpub. Software gratuito para Windows que permite crear un fichero .mobi o .azw a partir de cualquier documento de Microsoft Word
  • Amazon Kindlegen. Software gratuito de Amazon para Windows, Linux y Mac que permite crear un .mobi a partir de un .epub o un .opf.
  • Mobipocket Creator. Software gratuito Amazon para Windows que permite crear un .mobi a partir de un .doc.

Y si quieres completar la faena, puedes incluir también los formatos ibooks para el Ipad, fb2 para el Papyre y BBeB para el Sony Reader. Encontrarás varios enlaces en la web para hacer la conversión.

 

Página 1 de 3312345...102030...Última »