Escribir una novela está al alcance de muchos

Categoría (Estafeta literaria, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 23-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

En este Día Internacional del Libro que celebramos hoy, me apetece provocar a esos talentos sin descubrir a quienes  les gustaría ser escritores, para que se decidan a cruzar el Rubicón.

Cuando fui joven, varias veces leí que escribir una novela era fácil, que lo verdaderamente difícil era escribir la segunda. Eso lo repetían con machacona insistencia autores consagrados de los años sesenta y setenta, quizá para satisfacer su ego, o quizá para evitar la llegada de intrusos.

A tenor de la experiencia que he adquirido en este mi nueva profesión de escritor, he comprobado cuán errónea es esa opinión. Yo ahora estoy escribiendo mi segunda novela y doy fe de que las cosas me están resultando mucha más fáciles, las durezas que encontré al principio se han ablandado, la técnica ha mejorado y mi trabajo es mucho más fluido. Me he dado cuenta de los errores que cometí, de las cosas que no hay que hacer y de lo que el lector pide para que el relato resulte ameno. Y eso no va en contra de la calidad literaria… que puede haberla y mucha, sin necesidad de utilizar un lenguaje afectado o simplemente culto. Es que, como todo en la vida, el entrenamiento es indispensable.

Cualquier persona es capaz de escribir una novela sobre la historia de su vida… o de parte de ella. No hay vida que no tenga algún mérito, que sea tan mediocre como para no ser escuchada; siempre hay episodios singulares que te han ocurrido, personajes anecdóticos que te han llamado la atención, situaciones emocionales que te han impresionado…  si eres capaz de evocar el pasado y poner el alma en transmitirlo. Y si no, recuerda el diario que escribió Ana Frank con trece o catorce años…

La dote narrativa no es exclusiva de los escritores consagrados. Hay muchos individu@s que hoy se dedican a una profesión cualquiera para poder vivir, pero que en su fuero interno mantienen su vocación de escribir. Algunos no tuvieron la valentía de dar el primer paso, siendo jóvenes, cuando sintieron el “gusanillo”, quizá por temor a fracasar, quizá por miedo al “qué dirán” o simplemente porque sus padres no se lo permitieron y le obligaron a estudiar una carrera más “crematística”.

Aún es tiempo. Escribir una novela no es privilegio exclusivo de unos iluminados, ni hace falta estar especialmente dotado para la oratoria. Es más un problema de constancia, de disciplina, siempre claro que tengas un cierto dominio de la lengua y te preocupes por perfeccionarlo. En esto de escribir, hay bastante de oficio y eso se aprende, primero en la escuela ─de verdad que hay talleres de creación literaria que aportan esos rudimentos─ y luego con la práctica. Solo tienes que extirpar el miedo.

 

Asesor literario. Un oficio con futuro

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 21-04-2011

Tags : , , , , , , , , , ,

He recibido algún comentario de gente amiga que corrobora esa sensación que yo manifestaba en el primer párrafo de mi anterior artículo sobre los muchos escritores anónimos que tienen vocación de escribir, que han sido capaces de culminar una o varias novelas y que no saben lo que tienen que hacer para su difusión. No siempre la autoedición es la mejor solución…

 

Echo de menos una figura que, si bien existe para autores consagrados, no abunda para el escritor debutante. Me refiero al intermediario… a lo que en la jerga del sector se conoce como “agente literario”. Pero no el agente literario tradicional, muy próximo al editor y con tradición de comisionista… que solo cobra si consigue publicar y el libro tiene éxito.

Es una figura que se acerca más a un moderno asesor literario ─con conocimiento profundo de las nuevas tecnologías y de las posibilidades que ofrece Internet─ que podría tener las siguientes funciones:

  • Corregir errores de estilo.
  • Eliminar faltas ortográficas.
  • Suprimir párrafos e incluso capítulos baladíes que no aportan valor.
  • Hacer que los personajes sean coherentes a lo largo de la historia… y creíbles.
  • Definir el formato del libros, tipo de papel, portada y contraportada… y el precio de venta al público.
  • Aconsejar al autor si conviene presentar la obra a algún concurso literario.
  • Proponer las alternativas que existen para llegar al lector, en función de la calidad de la obra, de los objetivos que se propone el autor y del dinero que está dispuesto a invertir.
  • Apoyar luego la difusión del libro con campañas promocionales acordes a la estrategia adoptada.

Su remuneración no tendría que estar necesariamente ligada a los resultados; quizá podría ser mixta: una parte fija y otra variable. Lo que sí habría que pedirle es honradez ─como a todo el mundo─ y no abusar de la buena fe de ese escritor novel que ignora todo lo que se mueve alrededor del mundo editorial y que, además, no está ni preparado ni interesado en “perder el tiempo” en esas cosas del marketing. Estoy seguro que un profesional con ese perfil tendría el éxito asegurado, pero… ¿dónde encontrarlo?

Estos enlaces nos ofrecen listas de agentes literarios. Nos pueden servir, aunque yo creo que todos ellos son de la vieja guardia:

Escritores.org / agentes literarios

Agencias literarias

Asociacion de escritores noveles / agentes literarios

Ediciona / agencias literarias

Asociacion de agencias literarias

Libro digital. Una oportunidad para el escritor diletante

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 17-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Tengo la impresión de que cada vez hay más personas que se aplican a escribir libros ─muchas de ellos, dignos, muy dignos─, no precisamente profesionales, sino aficionados, diletantes, que solo pretenden que la gente los lea, sin propósito crematístico alguno. Son escritores que dedican un montón de horas a esta tarea, con el único objeto de sentir la satisfacción de ver cumplido un sueño.

La mayoría ignora las dificultades que va a encontrar para publicarlo y se lleva una gran decepción cuando empieza a conocer cómo funciona el mercado editorial. Piensan que si escriben una buena novela y el libro se publica en buena calidad de papel y con una portada atractiva (como la de “Ángeles y Mariposas”), ya está todo hecho. Por eso, se embarcan en la autoedición y se gastan un buen montón de euros para tocar con sus manos el libro que han escrito. Son hasta capaces de conseguir que su obra esté expuesta en un lugar preferente de las librerías de su entorno… durante cierto tiempo. Pronto llega el desengaño cuando descubren que, al cabo de una o dos semanas, desaparece de la circulación y que apenas han conseguido vender algún que otro ejemplar… siempre hay un amigo que te echa una mano.

Mientras tanto, las estadísticas nos dicen que el mercado del libro ha descendido un 30% en los dos últimos años, aun con el auge que ha supuesto esa infraliteratura que se consume en los hipermercados. Somos esclavos de nuestra tradición, de nuestra cultura, inmersos en la galaxia Gutemberg que hizo posible el auge de la novela, sin darnos cuenta de que eso se ha acabado, que la imprenta se ha quedado atrás y que la sociedad actual demanda otro tipo de formato… y hasta otro tipo de literatura.

Éste es un mensaje para ti, escritor inédito que no sabes cómo hacer llegar tu obra al gran público. Métete con el libro digital, dedica algo de tiempo a conocer lo que es Internet y sube tu libro a la red. Gástate el dinero en pedir consejo a un experto en estas nuevas tecnologías… que te explique las mil fórmulas que existen para estar presente. Hace 15 días ya escribí algo sobre el éxito que ha conseguido la joven escritora Amanda Hocking con iTunes. Es un ejemplo a seguir…

Amazon anuncia su desembarco en España para finales del presente año. Su dispositivo de lectura, el Kindle, se ha sumado a los tablets de otros fabricantes para mejorar su cuota de mercado de libros digitales. En el momento actual, su librería virtual ya vende una cantidad similar de libros en ese formato que en papel.

¡Anímate, hombre! Todavía estás a tiempo.

El escritor busca la venta directa

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 03-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Las nuevas tecnologías permiten hoy al escritor acercarse al lector y proponerle la venta del último libro que ha escrito a un precio al alcance de cualquier bolsillo. Si eres capaz de encontrar un editor que quiera publicar tu libro ─ardua tarea si eres un desconocido─, descubrirás que tan sólo te vas a llevar el 10% del precio de venta y que probablemente no vas a vender muchos ejemplares. Con esta perspectiva, los nuevos creadores tienen poco que perder si apuestan por otros canales de distribución, aunque todavía no estén maduros. Os sugiero que leáis el artículo que escribió Julián Díez en Cinco Días, el pasado 12 de marzo de 2011:

  • Bruce Holland Rogers, escritor de literatura fantástica, tiene un grupo de suscriptores que le pagan 10 € al año por recibir 3 relatos al mes, a través de e-mail.
  • Amanda Hocking, una joven norteamericana de 27 años que escribe novelas de amor con vampiros, lleva vendidas 900.000 copias de sus nueve novelas, autoeditadas, a través de iTunes, con precios entre uno y tres dólares. La tienda de Apple le da un 70% de los ingresos, con lo que Hocking se ha hecho, cuando menos, millonaria en el último año. El Diario Vasco de hoy nos cuenta algo sobre la joven escritora.
  • En España, Juan Gómez Jurado (Enemigo de Dios) y Manuel Loureiro (Apocalipsis Z) han vendido por ese canal más de 65.000 ejemplares, ambos con precios en torno al euro y medio. Los dos autores son ahora promotores de la iniciativa 1libro1euro.com, en la que es posible descargar esos textos gratis y solo se pide que se destine un euro a una ONG a cambio.
  • Otra alternativa es la autoedición. En este segmento, Bubok es una de las empresas más exitosa y ha vendido más de 120.000 libros. Ofrece tanto la opción de editar gratis el libro en papel como permitir su descarga a través de Internet. En mi opinión, la segunda fórmula me parece muy atractiva, ya que el autor percibe el 80% del PVP. Sólo hace falta un poco de ayuda en publicidad.

Por el contrario, la experiencia de las editoriales españolas con sus canales de venta de ebooks ha sido decepcionante, porque no han sido valientes: han preferido mantener precios altos por la descarga, para no perjudicar su negocio principal, la venta de libros en papel. Es muy posible que el panorama cambie a finales de 2011 con el esperado desembarco de Amazon en España.

La distribución de un libro (2)

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 24-12-2010

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Nuevas formas de venta de un libro, complementarias a las que expusimos en el artículo anterior:

Venta directa a particulares. Hablar con familiares, amigos, conocidos y hacerles un pequeño descuento. Es otra vía, pero se agota pronto…. aunque si tienes capacidad para relacionarte, puedes llegar a vender unos cuantos. Incluso, puedes pedir ayuda a algún compañero para que te promocione la novela y la venda a sus amistades.

Venta directa a instituciones. En ciertos casos, es posible vender un buen puñado de ejemplares a determinadas instituciones que tengan algún tipo de relación con el contenido de tu obra. Por ejemplo, si has escrito novela histórica, la puedes ofrecer a casas de cultura de los municipios en los que desarrolla la acción o parte de ella. Lo mismo a instituciones y asociaciones culturales relacionadas.

También te puedes dirigir a las bibliotecas de tu provincia o comunidad autónoma, mediante una carta de presentación explicando el argumento y proponiendo que, si tienen interés en incorporar tu título a su librería, les puedes enviar el libro por correo y pago contra reembolso o mediante transferencia bancaria. No es difícil encontrar una relación de las bibliotecas públicas que existen en cada provincia. Las del Euskadi, se recogen en Liburutegiak.

 Si perteneces a alguna asociación profesional, cultural, deportiva o de lo que sea, podrías dejar en depósito unos cuantos ejemplares para que lo compren los socios, si te garantizan que el libro permanecerá expuesto en lugar visible, en el mostrador de la oficina o en una estantería próxima a la recepción, con un pequeño cartel anunciando que se hace un descuento. Otra opción sería hacerles una oferta especial (por ejemplo, treinta o cuarenta ejemplares a un precio algo superior al de coste) para que ellos lo regalen a su mejor criterio.

Venta acompañada. Me refiero a negociar con un periódico de carácter local que ofrezca tu libro a un precio módico con la compra, por ejemplo, del dominical, mediante el recorte de un cupón. Es difícil pero no imposible. Si tal consiguieres, podrías hacer una tirada de cierta importancia y reducir su precio de compra, aunque a ti no te quede nada en la operación. Obtendrías beneficio al bajar su coste.

Venta directa en eventos. Es posible organizar o participar en ciertos eventos en los que se congregan amantes de la literatura que podrían estar interesados en adquirir el libro de un autor local. Pongamos algunos ejemplos:

  • Ferias del libro que se celebren en tu ciudad o en poblaciones de tu entorno. Podrías utilizar el espacio de alguna librería de confianza, hacer un precio especial y estar presente para firmar los ejemplares que se vendan.
  • Campañas promocionales a la puerta de alguna librería, por ejemplo el domingo por la mañana. Sería cuestión de montar una pequeña estantería a la entrada y estar tú presente para firmar ejemplares. Podrías probar en algún quiosco de tu barrio… no te va a costar mucho.
  • Este mismo evento se podría organizar en grupo, entre media docena de escritores de tu mismo nivel, de tu misma ciudad. Eso permitiría darle una mayor proyección mediática. Incluso, lo podría patrocinar alguna asociación de escritores… seguro que perteneces a alguna.

Presentaciones públicas. No suele ser difícil conseguir que las asociaciones culturales, ayuntamientos, bibliotecas, etc. organicen actos de presentación de una obra escrita por un autor local. Ese suele ser el momento de vender directamente el libro a los asistentes, haciendo un pequeño descuento. En general, no acude mucha gente a este tipo de actos. Tienes que elegir bien y conseguir que los medios de comunicación anuncien el evento un par de días antes.

La distribución de un libro (1)

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 18-12-2010

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Ya tienes en tu casa los 500 ejemplares del libro que has publicado por tu cuenta. ¿Y ahora qué? Vamos a analizar las posibilidades que existen para vender esas 300 unidades que necesitas para cubrir la inversión que has realizado, bien entendido que estamos hablando de libro en papel. Dejaremos el libro digital o e-book para un próximo artículo.

distribucion-de-libros, libro-en-papel, quioscos-de-prensa, tiendas -de-barrio, ser-escritor, escritor-aficionado, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-de-escritura, publicar-un-libro, morir-de-pieCadenas de distribución. Existen cadenas de distribución de ámbito local o regional que quizá admitan que dejes en depósito una determinada cantidad de libros para que ellos los coloquen en sus tiendas. Tú impones el precio de venta al público y ellos se quedan con el 40-50% de la facturación, en función de si van a hacer o no de almacenistas. Cada cierto tiempo ─quizá una vez al año─, hay que hacer un recuento de existencias y liquidar los ejemplares vendidos. Para ello, tienes que haberte dado de alta en licencia fiscal como editor y hacer una factura oficial aplicando un IVA del 4%.

Puedes intentar también conectar con cadenas de distribución de ámbito estatal ─tipo FNAC o Casa del Libro─, pero es difícil que acepten distribuir la obra de un autor desconocido.

Grandes superficies. Tarea inútil. Las grandes superficies ─tipo Eroski, Carrefour─ trabajan con las grandes cadenas de distribución y no quieren proveedores pequeños. Están en otra dimensión. No pierdas el tiempo.

Librerías. Algunas sólo reciben libros de las distribuidoras y no quieren tratar directamente con el autor o con editores pequeños. Otras están agrupadas y se suministran a través de centrales de compra, con las que resulta difícil contactar. Lo mejor es dirigirse directamente a las librerías independientes y a las pequeñas tiendas de barrio que venden periódicos, quioscos de prensa, estancos y similares.

La mayoría de estos establecimientos no tienen inconveniente en poner tu libro a la venta. Tendrás que dejarles unos cuantos ejemplares ─para empezar, cinco es una cifra razonable─ y ofrecerles un descuento de 25-30%. Claro que tendrás que llevarlos tú personalmente y luego acudir cada cierto tiempo para ver cómo van las ventas. Cuando se agotan, cobras el importe correspondiente y repones otros tantos. Este es un sistema que da un cierto  resultado. El problema es que los puntos de venta están atomizados y tu capacidad de gestión es limitada.

El artículo de esta URL refleja bastante bien la situación actual que presenta la distribución de libros en España.

 

Página 9 de 13« Primera...7891011...Última »