Cómo escribir una novela

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana el 17-05-2019

Tags : , , , ,

Escribir una novela es una tarea que conlleva un notable esfuerzo, mucha constancia y sobre todo una serie de conocimientos técnicos que es imposible desatender. El portal Actualidadliteratura propone diez cuestiones a tener en cuenta para llevar a cabo esta labor, en un artículo publicado el 13-02-2019, firmado por Diego Calatayud, del que aquí ofrecemos un resumen.

1.- Composición de un guion o una escaleta

Aunque cada cual sigue su propio método para desarrollar su novela, uno de los consejos más repetidos en los diversos cursos y manuales de narrativa es la creación de una escaleta o guion que nos permita saber hacia dónde se dirige nuestra historia. Ésta suele estar precedida de un análisis previo en el que, a modo de borrador, se vuelcan las diferentes ideas junto con las escenas que vertebrarán la narración.

2.- La creación de los personajes

Hay que esmerarse para crear personajes verosímiles, con caracteres reconocibles y con sus propios condicionamientos y contradicciones; precisar la psicología de cada uno de ellos; que no sean marionetas sin personalidad propia. Para ello es esencial la elaboración de fichas que nos sirvan para conocerlos a fondo e interiorizar sus objetivos y motivaciones. antes de ponerlos a actuar o a hablar.

3.- El narrador

Pese a que no todo el mundo lo tiene claro, el narrador es un ente de ficción totalmente diferenciado del escritor. Se trata de la voz esencial de la novela y esta no pude existir sin su presencia. Es necesario conocer las diferentes perspectivas narrativas que existen, las características de cada una de ellas y elegir la que mejor se adapte a la historia que queremos contar

4.- El tiempo

El tratamiento del tiempo es otro de los factores básicos para escribir una novela: la época en que se ambienta, la duración de los hechos y el ritmo temporal del relato con sus amplificaciones, digresiones, resúmenes y elipsis. A priori parece algo sencillo, pero es una tarea que requiere mucho esfuerzo y atención.

5.- El espacio

No menos importante que el tiempo es el espacio en el que la acción transcurre. Si vamos a ambientar nuestra novela en un lugar real, es fundamental documentarse y describirlo de forma apropiada, para que el lector pueda identificarlo. La elaboración de fichas es una herramienta que nos ayudará a ser coherentes a lo largo del relato.

6.- Documentación

Es quizá una de cosas que primero debemos hacer, posiblemente al elaborar la escaleta, para lograr dotar de verosimilitud a la narración. Y es conveniente actualizar esa documentación a medida que avanza la redacción, siempre que surjan facetas nuevas que alteren el escenario, como ocurre a menudo con la novela histórica.

7.-El estilo

Los manuales sobre narrativa suelen ser profusos en cuanto al estilo literario. Nos limitaremos aquí a enunciar los más relevantes: intenta ser claro, que suene natural, evita el lenguaje engolado y no digas con dos palabras lo que puedas decir con una.

8.- Historias insertadas

La inserción de historias secundarias dentro del relato principal es una técnica que otorga riqueza a la novela. A menudo, el narrador es alguno de los personajes y, si se utiliza con habilidad, sirve para vertebrar obras complejas como Las mil y una noches.

9.- El proceso de revisión y corrección

Finalizada la redacción, es importante revisar el texto  con ojo crítico para corregir errores y mejorar los pasajes incómodos. En ocasiones podemos contar con ayuda externa (ya sea profesional o de lectores de nuestro entorno en cuyo criterio confiemos), pero la última palabra de lo que se ha de cambiar es siempre nuestra. Es una de las tareas más tediosas del proceso y, a su vez, de ella depende el resultado feliz de nuestro proyecto.

 10.- La actitud

Para ser escritor, hay que tener actitud, es decir, tener claro por qué queremos (o necesitamos) escribir. Y una vez sabido, poseer el valor para hacerlo. El mundo está lleno de potenciales escritores que ansían crear un bestseller, pero que son incapaces de construir un párrafo medianamente discurrido. Conocer el oficio, ser disciplinado y leer lo máximo posible, esos son los requisitos que conforman la actitud.

Escribe aquí tu comentario