Noticias de prensa

1) Diario Vasco (20-09-2013)
El 20 de septiembre de 2013, el Diario Vasco de Donostia-San Sebastián dedica una página entera a presentar el libro “Vivir de rodillas“. El periodista y escritor Santiago Aizarna hace un análisis de la novela que describe la historia de una joven empeñada en descubrir los pormenores de la muerte de su padre en San Sebastián al terminar la guerra civil española.

Santiago-aizarna

2) Diario Vasco (22-10-2013)
El 22 de octubre de 2013, el Diario Vasco de Donostia-San Sebastián publica un crónica que da cuenta de la presentación del libro Vivir de rodillas, escrito por el donostiarra Manu de Ordoñana, que ya en 2009 editó su primera novela, Árbol de sinople. El acto se celebró en la sede central de la biblioteca municipal de San Sebastián. La presentación corrió a cargo de Sebastián Agirretxe.

Sebastian-Agirretxe

José Borondo en la revista Ecoescritura

Lo mejor que se puede decir de un libro autoeditado, al menos en un primer golpe de vista, es que no parezca una autoedición. Estamos tan acostumbrados a que muchos de los libros que carecen de editorial estén plagados de errores garrafales y la calidad brille por su ausencia, que se agradece encontrar novelas como la que hoy nos ocupa. En ese sentido, Vivir de rodillas, segunda obra del escritor donostiarra Manu de Ordoñana, podría pasar sin problemas por pertenecer a cualquier editorial de renombre, tanto por su forma (del libro en su presentación y de su escritura) como por su contenido (el rigor de los episodios que cuenta, así como los conflictos que plantea).

Leer le reseña completa

José Borondo entrevista a Manu de Ordoñana en la revista Ecoescritura

‘He cuidado mucho la corrección del texto original. Me ha costado dinero pero ha sido la mejor inversión que he hecho, ya que tengo la garantía de que no hay errores ni gramaticales ni lingüísticos, no hay palabras repetidas en la cercanía, ni las faltas de ortografía ─que aun creyéndome sabio, cometí─, además de proponerme algunas modificaciones en la estructura de la novela, en las actitudes de los personajes y, sobre todo, convencerme para eliminar la mucha zaborra que los escritores solemos incorporar en nuestra obra, creyendo que es relevante y que sólo sirve para aburrir al personal y hacer que abandonen la lectura\’, afirma el autor de Vivir de rodillas.

Leer la entrevista completa