Diez pasos para escribir una novela

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana el 15-01-2023

Tags : , , , , ,

Con más de veintidós millones de libros vendidos, Brandon Sanderson (Lincoln, Nebraska, 19 de diciembre de 1975) ha entrado en la lista de los escritores más vendidos que presenta todos los años The New York Times. Su último libro, Curso de escritura creativa (Ediciones B, 2022), se ha convertido en otro gran éxito editorial, a pesar de que nada tiene que ver con la literatura fantástica, la especialidad que le ha hecho famoso. Se trata de una recopilación del popular curso que él mismo imparte en la Universidad Brigham Young (Utah, EE. UU.) desde hace dieciséis años; en él, desvela los secretos de la escritura de manera amena y cercana. En un artículo publicado la semana pasada en la web de Cosmopolitan, Paka Díaz nos resume los diez pasos que el autor destaca a la hora de escribir una novela.

1.- Construye tu argumento

Para saber qué vas a contar, nada mejor que construir unos esquemas y decidir las tramas de arranque. Lo puedes hacer como quieras, con libretas, dibujos, ‘post-its’ o tarjetones clavados en la pared con chinchetas. Hay autores que dejan cada detalle esquematizado, otros van creando sobre la marcha, pero antes de empezar, todos ellos tienen una idea más o menos clara de qué va su libro.

2.- Grábate estas palabras: promesa, progreso y recompensa

Van a ser los tres pilares sobre los que vas a levantar la trama, o tramas, que desarrollarás en tu novela. La promesa es de lo que va a ir tu historia y conviene que seas fiel a ella, para no defraudar a quienes te lean. El progreso será la sensación que causes en el lector: según el tono que le des, dependerá que vuelvan a comprar un libro tuyo. La tercera base será la recompensa, o sea, que cumplas con lo prometido al principio del libro. Lo sabrás cuando lo leas completo.

3.- Elige el punto de vista

Hay tres perspectivas para elegir desde qué mirada contar tu historia: la primera es el narrador omnisciente, es decir, en tercera persona, uno de los más usados ya que permite jugar a ser Dios y conocer los pensamientos más profundos de todos los personajes; la segunda es en primera persona, que puede ser en modo epistolar, en un diario o con ‘flashbacks’ de alguien que cuenta su propia historia, y la tercera es hacerlo en segunda persona, en plan ‘tú hiciste esto o aquello’, pero es la menos usada y la más difícil.

4.- Resuelve (bien) los conflictos

Una historia es, básicamente, un conflicto narrativo que se resuelve, o no, a lo largo de una serie de capítulos. Eso sustenta todas las tramas que enlaces para desarrollar tu libro, las acciones que le harán avanzar y captar el interés de quien lo lea. Pero hay algo que debes cuidar mucho: la forma en la que resuelves esos conflictos. Hay autores, como el mismo Brandon Sanderson, que crean incluso sus propias leyes para ello (en su caso y dado que trabaja el género fantástico, tienen que ver con la magia). En suma, se trata de intentar lograr soluciones inteligentes, que sorprendan y que sean coherentes. Si a ti también te gusta ese género, puedes inspirarte con/en los mejores libros de ciencia ficción.

5.- Diseña tu mundo

Sea de fantasía o de pura realidad, para que tu narración sea creíble necesita que el mundo que vas a contar también lo sea. Y apetecible. Cuida la ambientación, los lugares por los que se van a mover tus personajes y donde se desarrollarán las tramas. Asegúrate de crear un universo que a ti misma te encantaría conocer.

6.- Crea personajes fascinantes (y útiles)

Aunque tengas una buena trama pensada, ya sea para un libro juvenil o de otro tipo, y el mundo que vas a crear, tanto que hasta lo ves, nada estará completo sin unos buenos personajes. Para ello, asegúrate de dos cosas: que cumplan con un propósito en la narración y que le importen a la gente que lo lea. Tendrás que trabajar la empatía. Sea una persona simpática o no, es clave que te puedas sentir identificada con ella de algún modo. Una vez configurado tu personaje, recuerda que debe cumplir uno o varios arcos narrativos en el libro, para que además de ser interesante, haga avanzar la historia.

7.- Da vida a esos personajes

Te toca describirlos, algo que no es tan fácil como parece. Uno de los errores más comunes es “decir, para luego mostrar”, según Sanderson. Con el fin de no caer en ello, el experto recomienda recurrir a la pirámide de abstracción, en la que la base donde se van a cimentar tus personajes, así como sus descripciones, estará formada por los términos más concretos sobre ellos y, en el vértice, se situará lo abstracto. Una norma a la que puedes recurrir es tratar de evitar los adverbios y la voz pasiva. Elimina también las frases que no dicen nada.

8.- Establece una rutina

Esta es la gran clave para convertirte en escritora: escribir. Ponerte una meta y lograrla. Para ello, nada mejor que decidir a qué hora vas a hacerlo cada día de la semana, durante un mínimo de tres horas, para poder dar rienda suelta a tu imaginación, y que sea sagrado. Hay quien prefiere por la mañana, quien lo hace ya de noche, cuando todo el mundo duerme… Prueba a ver a qué hora te expresas mejor tú. Pero no lo olvides: tienes que ser constante como cuando te marcas ponerte en forma a principio de año. Las musas ayudan, claro que sí, pero lo que de verdad te convertirá en escritora será la constancia hasta escribir las letras soñadas: «fin».

9.- Revisa bien

Una vez tengas el manuscrito acabado, la cosa no ha terminado ni mucho menos. Toca empezar a corregir. Por supuesto la gramática y la ortografía; pero no solo eso. También la estructura. ¿Funciona? En la revisión, hasta se te pueden “caer” personajes porque ves que, por mucho cariño que les tengas, no sirven para que tu trama avance. Un consejo muy útil que da Sanderson en su libro: al revisar, haz una lista en orden jerárquico ─de mayor a menor importancia─ de los problemas que ves y luego míralos en su conjunto para evitar que al solucionar unos, crees otros. Presta mucha atención a las subtramas. También puedes organizar un grupo de lectura de tu novela entre amigos en cuyo criterio confíes. Pero muy importante: no dejes que nadie te haga abandonar tu sueño. Piensa siempre en George Lucas, el director de La guerra de las galaxias, una de las mejores películas de la historia que, sin embargo, no convenció al primer grupo de espectadores que la vio. Pues eso, tú a lo tuyo, a tu libro.

10.- Lánzate a publicar

Te lo puedes montar por ti misma o con una editorial. Por partes. Si decides publicar a la antigua usanza, empieza por registrar tu libro. Puedes confiar en todo el mundo, pero que el buen rollo te pille con tu idea genial ya protegida. Después, ya sabes, elige editorial y manda tu manuscrito. Es interesante llamar o enviar un correo lo más personalizado posible (entérate de quiénes llevan el tema en la editorial) para que tengan idea de quién eres. Por otra parte, puedes usar aplicaciones como Wattpad, una red social de escritores y amantes de la lectura en la que podrías ir publicando tu libro y que sea captado por una editorial, como le pasó a la escritora Dani Cubides, autora de Mi hermanastro, que tras triunfar en Wattpad fue adquirida por la editorial Planeta; a Anna Todd y su saga After; a Estelle Maskame y su trilogía I Love You, o a Ariana Godoy con A través de mi ventana. Otra opción es autopublicarte en Amazon u otras plataformas como CreateSpace o Bubok, algo que han hecho con mucho éxito autores como J.S. Pinillos con sus cuentos infantiles, o Lorena Franco, que se convirtió en un fenómeno editorial con su saga La viajera del tiempo. Tú podrías emularles. ¡A por ello!

Escribe aquí tu comentario

Comentarios: