El camino del escritor autoeditado

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana, Ana Merino y Ane Mayoz el 15-03-2022

Tags : , , , ,

Cada vez son más los autores que se inclinan por autoeditar su obra en versión papel, lo cual parece una buena solución, sobre todo para los escritores primerizos. El problema es acertar con la editorial, de entre las muchas que ofrecen el servicio. El escritor Frank Cazorla, en un artículo publicado en su blog, ha seleccionado doce aspectos a considerar antes de tomar esa importante decisión:

1.- Las tarifas

Está muy bien que mires los precios; de hecho, todos contamos con un presupuesto para publicar. Ahora bien, no te dejes llevar por las cifras únicamente: compara los precios que ofertan con los servicios que ofrecen por ese dinero. Recuerda que lo barato suele salir caro.

2.- La edición propiamente dicha

Pide algún ejemplar a la editorial para ver qué tal trabajan. (Ojo, que no son tontos y probablemente te manden el mejor que tengan, por lo que tampoco es que te puedas fiar de eso). Algunas te lo enviarán, otras te pondrán mil excusas para no hacerlo.

La opción más efectiva es la de acercarte a las librerías de tu entorno y buscar libros de esa editorial. Normalmente echando un vistazo por encima puedes ver qué tal es el diseño y acabado de las cubiertas, y leyendo un par de páginas te darás cuenta de cómo es la maquetación del libro y si, muy importante, contiene errores.

3.- ¿Ofrecen corrección?

Ojo a este apartado porque es de vital importancia para un escritor. Un libro publicado con faltas de ortografía, ortotipográficas o de estilo puede ser lastrado de por vida.

Son muchas las editoriales que te dicen que corrigen el texto, pero no todas informan de que el servicio de corrección se cobra como gasto aparte. Claro está que como eres tú el que paga puedes elegir entre si lo quieres o no. Igual ya no te parece tan barata esa tarifa, ¿verdad?

4.- Qué publican

Hay editoriales y editoriales, dentro de la autoedición. Unas funcionan como editoriales tradicionales que filtran lo que publican y otras imprimen lo que haga falta sin importar cómo esté. No seas tonto y opta por alguna de las primeras, porque está claro que se preocupan por su catálogo y sus autores; a las otras solo les importa tu dinero.

Es fácil distinguirlas: las primeras tardarán un tiempo en contestarte porque, al menos, se molestarán en leer todo o parte de tu libro y las segundas te contestarán prácticamente en el acto o a los pocos días. Es decir, que las primeras suelen aceptar pocos libros al mes porque buscan calidad, mientras que las otras publican todos los que pueden, porque solo les interesa eso.

5.- ¿Sus autores son fieles?

Investiga si los autores vuelven a repetir con sus siguientes obras. No tengas pudor en preguntar a quien sea necesario. Lo normal, en un autor satisfecho con el trabajo de la editorial, es que siga publicando con ellos. Si publicaron el primero y todos los demás lo han editado con otra editorial, por algo será, ¿no?

6.- Ofrecen distribución

Aquí es donde la mayoría picamos. Vamos con toda nuestra ilusión y nos cuentan que estará en el Corte Inglés, en la Casa de Libro, en la Fnac… y nos frotamos las manos pensando en todo lo que se va a vender.

Ahora razonemos un poco. Cuando dicen eso se refieren a que tu libro estará en el catálogo online de esas librerías, que es muy diferente a que tu libro se encuentre entre sus estantes. Eso por un lado y, por otro, piensa que hay más de 3.000 librerías en España, y que necesitarías una tirada, muy pero que muy considerable, para que tu libro estuviese en todas.

Y además, las grandes distribuidoras trabajan de otra forma. No creas que Azeta o Logista van dejando un par de ejemplares de todos los libros que tienen… Nada de eso. Llevan un catálogo con todos los libros que distribuyen (incluido el tuyo) y son las librerías las que deciden cuáles quieren tener en sus estantes. Como es obvio, optarán por libros de grandes editoriales tradicionales, por autores famosos y contrastados (que suelen ser de esas grandes editoriales). Aunque no lo creas, las editoriales poderosas invierten mucho en poder estar en librerías…

Así pues, ¿qué te hace pensar que tu libro será el elegido? Lo siento mucho, pero no eres Neo y esto no es Matrix. Que no te vendan la moto con la distribución, porque es algo que sirve de poco y te costará dinero. Vuelvo a repetirte: el éxito del escritor autoeditado está en el trabajo diario y constante que tú hagas.

7.- Que sean claros y transparentes

Tendrás que firmar un contrato (o al menos así debería ser) donde se detallen todas las obligaciones y deberes tanto de la editorial como del autor. Lee muy bien todos los puntos y si tienes dudas, busca ayuda.

Es autoedición, lo que quiere decir que tú pagas por ese trabajo y todos los derechos son tuyos. Pero son tuyos siempre, desde el primer día, por eso huye de las editoriales que te ponen una permanencia de X meses. ¿Permanencia por qué? Yo pago, recibo mis libros y ya está.

Busca una editorial que te informe de todo el proceso y que te aconseje cómo has de moverte por este mundillo. Haz caso siempre a una editorial que te hable a las claras y te diga a la cara que esto de vender libros no es tan fácil como lo pintan algunos.

Aquí hago un inciso para hablar de una cosa que no todos los autores conocen y que deberían saber. Como autor de una obra literaria, puedes inscribirla en CEDRO y recibirás cada año una cierta cantidad de dinero en concepto de reproducción, préstamos bibliotecarios, etc. Puede no ser mucho, pero es tu dinero. Inscribirte en CEDRO es muy sencillo.

Pues bien, esto es un detalle que no todas las editoriales de autoedición te van a comentar. Puede darse el caso de que no te digan nada y sea la editorial la que inscriba tu libro en CEDRO y tus beneficios sean para ellos. Ojo a eso, ¿eh? Y si ya has publicado, infórmate en CEDRO, no vaya a ser que lleven ya tiempo quedándose con tu dinero. Si es así, yo te recomiendo que reclames esas cantidades o que denuncies, porque al fin y al cabo eso es que te han estado robando.

8.- Que sean buenas en lo que hacen

Busca una editorial que maquete bien tu libro y que te haga una portada digna de tu libro. Es lo primero que van a ver los lectores, así que debe estar perfecta. Huye de esas editoriales que lo único que hacen es pedirte que elijas una foto de un banco de imágenes, le ponen el título y el nombre del autor y tiramillas. Si dejas que hagan esto, después no te mosquees cuando aparezca otro libro con la misma portada que el tuyo.

Una buena portada es la que hace un ilustrador partiendo de cero, o la que hace un diseñador gráfico usando varias imágenes de bancos de imagen. No dudes y busca destacar, desde el primer momento, siendo único.

9.- Reimpresiones y segundas ediciones

Infórmate también de qué pasará después de la primera tirada. Quizás no estés pensando en vender más libros, o quizás hayas hecho de más, pero puede ser que todo te vaya como esperas y que los vendas todos muy pronto y necesites más.

Ojo aquí, porque algunas editoriales te van a cobrar lo mismo que la primera tirada que hiciste, o con suerte te rebajarán un 5 o un 10 por ciento. Y ahora pregunto yo: ¿Por qué te cobran lo mismo por unos trabajos que se supone ya han hecho anteriormente? Que yo sepa, no tienen que volver a corregir, ni maquetar, ni diseñar cubierta… y entonces, ¿por qué tienes que pagar lo mismo? Lo normal sería pagar el coste de la impresión y si acaso, un poco más por trámites. En mi opinión, las editoriales que hacen esto te están estafando.

También está lo de hacer una segunda edición o sucesivas. Puede que seas de los autores que quieren que en la siguiente tirada aparezca lo de “segunda edición”, pero ten en cuenta que una nueva edición debe llevar un nuevo ISBN, y si no es el caso, solo se trata de una reimpresión. Por tanto, pagar más por añadir a la portada el sellito de 2ª edición, sinceramente, lo veo un engaño (para ti porque estás pagando de más, y para los lectores porque los estás engañando).

10.- Los otros servicios

Marcapáginas, roll ups, expositores, carteles, booktrailers, notas de prensa, ayudas con las presentaciones, etc. Valora qué servicios extra ofrecen las editoriales de autoedición y si van incluidos, genial, y si no, pues medita si pagar un dinero extra por esas cosas.

11.- Recabar opiniones e información

Dedica una gran parte del tiempo a recabar información de cada una de las editoriales. Busca artículos, opiniones, comentarios en foros, etc. Este es un buen termómetro para saber si una editorial es trigo limpio o no.

Desconfía de la que no encuentres ni un maldito comentario negativo, porque eso no es normal. Al igual que pasa con los libros o las películas, a no todo el mundo le puede gustar la misma cosa, y por eso debería escamarte que de una editorial solo se digan alabanzas.

No es difícil evitar los comentarios negativos, tan solo hay que gastar dinero y emplear tiempo para conseguirlo. Pero si preguntas, indagas y atas cabos, te darás cuenta de que algunas editoriales ocultan su lado oscuro tras amenazas a quienes no hablan bien de ellas. Es triste, pero es fácil usar el miedo a un abogado para silenciar un comentario.

12.- Recuerda que tú eres el que manda

Sí, es obvio: tú pagas, tú mandas en todo el proceso, y el libro debe quedar como tú has soñado, y el precio de venta al público que tendrá será el que tú quieras. Porque eso es de las mejores cosas que tiene autoeditar: tú pones el precio que más justo te parece, tú puedes hacer con tu libro las ofertas que creas oportunas o regalarlo a quien te dé la gana. Es la magia de controlar lo tuyo.

Escribe aquí tu comentario