La anagnórisis

Categoría (General, Taller literario) por Ana Merino y Ane Mayoz el 05-07-2022

Tags : , , , ,

Tras este desconocido vocablo, se esconde un recurso literario que tú como lector y como escritor quizá lo hayas leído o lo hayas usado sin saberlo. Consiste en el descubrimiento por parte de un personaje de datos esenciales sobre su identidad o su entorno, ocultos para él hasta ese momento. Esta revelación altera la conducta del personaje y modifica toda la trama.

Aristóteles, durante su estudio del drama griego clásico, alrededor del 335 a. C., escribió su influyente libro Poética. En él definió muchos principios narrativos que son tan efectivos hoy como lo fueron en la antigüedad, entre ellos este que comentamos: anagnórisis, que significa en griego «reconocimiento».

El filósofo griego sostuvo que, en la tragedia clásica, el momento de la peripecia era la instancia clave para la anagnórisis. En este contexto, entendemos por peripecia una circunstancia o un hecho que se caracteriza por traer al lector ciertos asuntos relacionados con una historia o un personaje en particular.

Aseguraba que, en la peripecia, el héroe accedía a la verdad y experimentaba las consecuencias de dicho conocimiento. La trama, a partir de entonces, se ajustaba a esta nueva visión del protagonista.

Es posible encontrar anagnórisis en diversos relatos clásicos de la historia universal. Por ejemplo, en la Odisea. En el regreso de Ulises a Ítaca, los diferentes personajes lo reconocen poco a poco. La última en asumir la revelación es Penélope, su esposa, quien le hace realizar una prueba con el objetivo de ratificar su identidad.

En la comedia griega, muchos personajes sufrieron el abandono por parte de sus madres para dejarlos al cuidado de familias de una clase social más baja. Este dato tiene su importancia a la hora de la unión de dichos personajes con la nobleza. Así gracias a la anagnórisis descubren su verdadero origen.

William Shakespeare también lo aprovechó especialmente en las tragedias; en este caso en particular, el acceso a la verdad por parte de los personajes no conduce a la resolución de los problemas de una forma positiva, sino que las historias suelen acabar mal.

El ejemplo más moderno lo encontramos en el episodio V de la Saga cinematográfica de Star Wars: Darth Vader revela a Luke Skywalker que él es su padre. Entonces la trama pasa de ser una batalla del bien contra el mal a ser un conflicto existencial del protagonista: luchar contra el mal o redimir a su padre caído.

Puede decirse que es la transición de la ignorancia a la verdad: un hecho que no estaba a los ojos del personaje, de pronto, sale a la luz. La revelación altera el modo de pensar del individuo en cuestión y también sus actos, modificando así el devenir de la historia.

Se trata de un recurso de la retórica que lleva a un personaje a descubrir y reconocer su identidad, la identidad de un tercero o un suceso que modifica su conducta posterior. La anagnórisis también se vincula a lo que ocurre cuando dos personajes se reencuentran después de mucho tiempo.

Hasta en los videojuegos de géneros como la aventura y el RPG (juego de rol), la anagnórisis puede marcar un punto de inflexión, en el cual un personaje sabe, por ejemplo, que de él depende el futuro de su tierra.

Como ves es un recurso útil y común en todo tipo de formato que cuente una historia, por lo que te puede ofrecer mucho juego a la hora de construir tu trama.

Escribe aquí tu comentario