Kindle de Amazon. El primer e-reader

Categoría (El libro digital, General) por Manu de Ordoñana el 23-03-2010

Tags : , , , , , , , , ,

ser-escritor, escritor-diletante, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-de-escritura, publicar-un-libro, morir-de-pieAmazon es un portal de venta de productos a través de Internet, uno de los más importantes del mundo, junto con e-bay. Inició su andadura en Seattle (EE.UU.) en 1995, con la venta de libros, pero hoy Amazon vende muchísimas cosas. En amazon.com, puedes encontrar cosas tan diferentes como ropa, joyas, comida, accesorios deportivos, libros, ordenadores, juguetes… y te permite vender cualquier objeto de tu propiedad a través de su plataforma. Pero no es de la venta de libros en papel de lo que vamos a hablar aquí, sino de los e-books… de los libros digitales.

Hacia 2007, Amazon inició en su portal la venta de libros digitalizados, a través de un procedimiento muy original que le ha reportado pingües beneficios:

  • Lanzó el primer e-reader con un software propio para almacenar y leer libros digitalizados. Se llama Kindle y se compra por Internet en su tienda virtual. La última versión cuesta 259 US$, pero el precio final en España se acerca a los 350 US$ (unos 270 €), añadiendo los portes y los gastos de aduana. Kindle puede almacenar alrededor de 200 libros y tiene una autonomía de treinta horas.
  • Si compras un “Kindle”, tienes asegurada de por vida la conectividad a la tienda virtual de Amazon, a través de una red inalámbrica de su propiedad que funciona a través de la red de telefonía móvil, desde la cual puedes descargar sin necesidad de pasarlos por tu ordenador los libros que hay en su librería (todavía no muchos en castellano), además de la prensa diaria y otros contenidos que irán apareciendo poco a poco. Descargar un libro cuesta del orden de 10 US$, cerca de 8 €.

Hasta hace poco, el software de Amazon sólo admitía textos en inglés, francés y alemán, pero desde hace unos meses se ha abierto también al español, italiano y portugués, con lo cual los escritores en castellano ya podemos publicar nuestros libros online. Para ello, basta con abrir una cuenta de cliente en Amazon y demostrar la propiedad de los derechos de autor sobre la obra que queremos publicar en su librería virtual. Su web describe paso a paso el proceso para hacerlo.

El problema es que Amazon funciona en sistema cerrado, es decir, solo puedes descargar los libros que están en la librería de Amazon, es decir, con Kindle sólo te puedes descargar e-books de Amazon… pagando los 10 US$ de rigor por cada uno de ellos.

No obstante, la compañía ha empezado a abrir nuevos horizontes más allá de Kindle, con la entrada de 40.000 títulos de Amazon en el universo de las Blackberries y la decisión de permitir el acceso a esos mismos títulos con el iPhone… ¿Abrirá también su tienda al iPad?..  Aun así, la tableta de Apple quizá no resulte un lector adecuado, debido a que su pantalla no es de tinta electrónica, sino reflectante como la de un PC.

Es difícil de saber lo que va a pasar en el futuro. Lo cierto es que la venta de lectores digitales en España no ha llegado a las 100.000 unidades… Posiblemente, el público es consciente de que no hay un e-reader dominante y que los que están a la venta van a quedar obsoletos en un plazo de pocos meses. Por otra parte, no hay un formato de ficheros estándar ─la mayoría está en PDF, pero muchos se están pasando al ePub─ y ni siquiera se sabe qué precio tendrán los libros digitalizados.

Así que no está nada claro cuál va a ser el gadget que se va a imponer en el mercado. Lo que sí se sabe es que los grandes (Google, Telefónica, Apple y las principales editoriales) están detrás del negocio y no tardarán mucho tiempo en desvelar sus proyectos. Lo más probable es que el precio de un e-reader universal bajará a un nivel cercano a los 100 € y que con él podremos descargar a través de nuestro ordenador y a un precio asequible la mayoría de los libros en portales autorizados.

¿Qué pasará con los autores que pretendan hacer valer sus derechos de autor? Difícil de saber. Pero yo me imagino que si comprar un libro en una librería te va a costar 20-30 € o si vas a tener que pagar 8-10 € por descargarlo legalmente, aparecerán en la red copias ilegales que se podrán bajar de forma gratuita. ¿Podrá la justicia perseguir tal tipo de desmanes? Veremos… pero ahí está el ejemplo de lo que ha sucedido con la música… y lo que está sucediendo.

Lo dicho… ¡a esperar!

Escribe aquí tu comentario