El libro como objeto deseado

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 03-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El porcentaje de lectores que leen a través de un soporte digital es todavía pequeño ─en torno al 5%─, pero sigue creciendo de forma regular. Aunque la venta de dispositivos electrónicos se ha disparado en la última campaña de Navidad, el mercado de eBooks no ha seguido la misma línea ascendente, lo que indica que los usuarios se proveen de forma gratuita en la red. Es éste un fenómeno imparable que ninguna ley va a poder controlar, si los precios que ofrecen los portales especializados no bajan de forma sustancial. Haz una prueba: entra en Libranda y mira lo que cuesta descargar “La Caída de los gigantes” de Ken Follet, en una de sus tiendas asociadas.

Sigo creyendo que el libro digital es una excelente oportunidad para que el escritor debutante dé a conocer su obra. Dentro de un par de meses, trataré sobre cómo hacerlo. Ahora, mi intención es todavía referirme al libro en papel, a lo que puedes hacer ─al margen de su contenido─ en su formato externo para atraer la atención del cliente que visita una librería: el libro como objeto deseado.

Tienes que apostar por un formato sobrio y, al mismo tiempo, elegante. Si decides editarlo por tus propios medios, piensa bien en todos los detalles y gástate el dinero en cuidar la impresión. Si, por ahorrar, sacas al mercado un libro con papel barato, tipografía ilegible y aspecto mediocre, el fracaso es más que probable.

Haz algo notable, algo que llame la atención en la mesa de novedades de una librería. Tienes que conquistar al lector a través del impacto visual. Es tu única arma, ya que no eres un autor conocido. Trabaja el diseño para obtener un objeto manejable, con una sinopsis sugestiva y una portada con encanto que peguen al ojo del comprador y que éste, al hojearlo, acaricie un papel de calidad, perciba unos márgenes limpios, se sienta atraído por una letra seductora… en suma, que saque de inmediato la impresión de que es un libro cómodo y fácil de leer.

Frente al libro electrónico, sólo van a competir las publicaciones de calidad. Intenta que la tuya lo sea. A poco que lo consigas, si la obra tiene algún valor literario, serás capaz de crear ilusión en el público y vender tu imagen, siquiera en un entorno cercano, a través de actuaciones de carácter local que iremos viendo en artículos posteriores. Recuerda que tu objetivo es vender trescientos ejemplares para recuperar la inversión. Luego ya nos meteremos con el libro digital. Eso es otra guerra…

El Mataburros. El día después

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 01-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Es una expresión que se empezó a utilizar hace unos cuantos años, cuando apareció en el mercado la píldora del día después, un anticonceptivo en casos de emergencia para evitar embarazos no deseados, como traducción incorrecta del término original en inglés the day after. Lo correcto es decir la píldora del día siguiente.

Pero antes, en 1983, se estrenó en España la película norteamericana The day after (El día después), que describe los horrores que una guerra nuclear provocaría sobre la Tierra.

No termina ahí la epidemia. Todos los lunes, Canal+ emite El día después, un programa deportivo para repasar la jornada deportiva del day before ─a partir de ahora, por favor, utilicen el día antes… nada de víspera o día anterior─, bajo una perspectiva desenfada y divertida.

No sé a quién se le ocurrió traducir the day after por el día después, pero el término ha quedado incrustado en el acervo popular, con lo cual se ha consumado la violación: un adverbio es capaz de calificar a un sustantivo.

 

 

Luz verde a la ley Sinde

Categoría (El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 29-01-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

canon-digital, comision-propiedad-intelectual, pirateria-internet, ser-escritor, escritor-debutante, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñana, rincón-literario, taller-literario, publicar-un-libro, morir-de-pieEl pasado lunes 24 de enero, el Gobierno pactó con PP y CiU una enmienda a la ley Sinde sobre Propiedad Intelectual. El nuevo texto será refrendado en el Senado en el mes de febrero y luego volverá al Congreso para su aprobación definitiva. El texto contempla la creación de un organismo administrativo (la llamada Comisión de Propiedad Intelectual) que, tras el visto de un juez, tendrá potestad para bloquear webs que faciliten contenidos protegidos por derechos de autor. La ley reformada no convence ni a tirios ni a troyanos:

  • Las asociaciones de internautas estudian recurrir la ley ante el Tribunal Constitucional. Alegan que la norma ofrece cobertura legal a los patronos para cerrar páginas webs, sin necesidad de demostrar que han causado un daño patrimonial al titular de los derechos y que es un atropello a la protección de datos personales.
  • Álex de la Iglesia anunció al día siguiente su dimisión como presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, para mostrar su desacuerdo con la ley, aunque no explica si lo hace porque le parece insuficiente o porque está en contra de perseguir la piratería en Internet. Se diría que el bilbaíno ha tenido que defender como representante de los cineastas posturas de las que él no está muy convencido.

No se entiende por qué el Gobierno ha querido sacar adelante esta ley, deprisa y corriendo, sabiendo que la Unión Europea ha anunciado su propósito de promulgar una directiva sobre la protección de los derechos de propiedad intelectual, que probablemente tendrá un enfoque diferente. Hubiera sido más razonable esperar a conocer la nueva directiva para redactar una ley de Propiedad Intelectual definitiva adaptada a los tiempos modernos.

Está claro que tanto la nueva ley como la aplicación del canon digital favorecen más a los intermediarios y a los magnates del espectáculo  que al pequeño creador que vive en Internet. Aquéllos serán capaces de financiar un equipo de buenos abogados para descubrir infracciones y presentar demandas ante la Comisión ─incluso sin argumentos sólidos─, mientras que los escritores modestos verán impotentes cómo los lectores disponen de numerosas plataformas para descargar gratis el libro que ellos han escrito, sin que nadie les importune.

10 claves para escribir un libro

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana el 26-01-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Bubok es una plataforma on line que te ofrece la posibilidad de publicar gratis el libro que has escrito, así como contratar una serie de servicios editoriales para que tenga un acabado profesional. El equipo de Bubok nos ha enviado un correo titulado “10 claves para escribir un libro” (por cortesía de Diana Morales, coordinadora de los talleres literarios de Portal del escritor):

1) Planifica tu libro. Escribir un libro es como construir un edificio: antes de empezar a escribir asegúrate de tener un plano. Piensa bien que quieres contar, cómo vas a organizar la información en capítulos, cómo vas a terminarlo.

2) No te dejes vencer por la página en blanco. No olvides que todo lo que escribas puede ser después corregido, re-escrito o incluso borrado, así que, simplemente, escribe. Sin prisa, sin presiones, pero con constancia. Recuerda que no se trata de escribir una obra maestra, solo de terminar tu libro. Read the rest of this entry »

El Mataburros. Olor de santidad

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 25-01-2011

Tags : , , , , , , , , ,

Un lector que ha leído mi novela “Árbol de sinople” me ha escrito para preguntar si es correcta la expresión “fue recibido en loor de santidad” que aparece en el capítulo 16. A tenor de lo que dicta el DRAE, he de reconocer que no lo es. Veamos lo que dicen los “supercicutas”:

En olor de” es una locución adverbial que exige a continuación un sustantivo abstracto de cualidad. El término se empezó a utilizar en algunas traducciones de la Biblia, como “en olor de mansedumbre”. La palabra olor se aplica aquí en sentido metafórico, como si la cualidad atribuida exhalara un aroma, lo que demuestra su existencia. Equivale a “con fama o reputación de” y su empleo es frecuente en textos medievales y clásicos y se refiere, normalmente a virtudes, como “en olor de santidad”.

Por analogía, a lo largo del siglo XX, se ha extendido el uso de “en olor de” con el significado de “rodeado de, envuelto por”, a pesar de que la locución no está sucedida por un sustantivo abstracto de cualidad. Tal es el caso de la construcción “en olor de multitud” a la que recurren con cierta frecuencia los medios de comunicación.

En los últimos años, algunos escritores han sustituido loor por olor, para dar al enunciado un sentido de “elogio” o “alabanza” ─¿no será para rehuir el hedor de la plebe?─, que parece más adecuado a lo que se quiere manifestar (“Como siempre que visita una localidad del territorio, el equipo de fútbol de la Real Sociedad fue recibido en loor de multitudes en la sesión que completó ayer en Soraluze”, noticia aparecida el 19 de enero de 2011 en el diario “Noticias de Gipuzkoa” de Donostia-San Sebastián).

Sin embargo, el DRAE prohíbe esta figura gramatical. La locución “en loor de” ha de ir seguida del nombre de la persona o cosa a la que va dirigida la alabanza y no de la causa que la provoca, con lo cual sería correcto decir “leyó una alocución en loor del difunto”, pero no “llegó ayer en loor de multitudes”.

loor-de-multitud, loor-de-santidad, olor-de-mansedumbre, olor-de-multitud, olor-de-santidad, supercicutas, ser-escritor, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñanaLázaro Carreter trató el tema con cierta sorna, ya en 1990: “La locución en olor de multitud fue creada sobre el modelo en olor de santidad, como ocurrencia de un inventor sin olfato, y aceptada por una legión de acatarrados incurables. Ahora se intenta corregir las sugerencias molestas mediante el loor, que hace mucho más fino. No resulta imposible que la exquisitez del loor acabe imponiéndose, pero no como restitución de algo que jamás existió, sino como puro invento. Es correcta su formación, pero tiene en contra lo inusual de ese sustantivo, marginal siempre en el idioma por sus resabios cultos”.

La propiedad intelectual en otros países

Categoría (El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 22-01-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Llegados a este punto, no estaría de más echar un vistazo a la forma en que se trata el problema en el resto del mundo. Para hacernos una idea, entraremos en una URL de “El País que analiza lo que han hecho unos cuantos países que se han atrevido a legislar en esta materia: 

Francia. La legislación francesa contempla sancionar con hasta un año de corte de conexión a Internet a los internautas que descarguen contenidos ilegales, después de tres avisos. Sin entrar a discutir si la ley es justa o no, ¿ustedes creen que este mecanismo puede funcionar?  Lo dudo. Y si lo consigue, será a base de consumir enormes recursos de la Administración.

Reino Unido. El parlamento británico aprobó en abril de 2010 la llamada Ley de Economía Digital, aunque su puesta en marcha está pendiente de un trámite y de la sentencia de los tribunales al recurso judicial interpuesto contra ella por BT y Talk-Talk. Aquí también la ley introduce una serie de mecanismos punitivos que se activan cuando el infractor recibe tres notificaciones en menos de un año. Pero es mucho más permisiva y su objetivo es cambiar el comportamiento de la gente de lo ilegal a lo legal más que castigar al usuario. Como último recurso, contempla reducir la velocidad de acceso a Internet y finalmente suspender el servicio al transgresor pertinaz.

Estados Unidos. La ley prohíbe el ofrecimiento y la descarga de contenidos digitales protegidos por derechos de autor y su aplicación es implacable. En junio de 2009, un juzgado de Minesota condenó a un ciudadano a pagar 1’4 millones de euros por descargarse 24 canciones. Pero parece que el futuro va por prácticas más sensatas, con acuerdos entre las compañías productoras de contenidos y los proveedores de conexión, que se han comprometido a entorpecer el tráfico web cuando detectan una irregularidad.

Suiza. Al igual que en casi toda Europa, las obras están protegidas por el derecho de autor hasta 70 años después de la muerte del creador. Sin embargo, la descarga de archivos para uso estrictamente privado no está perseguida por la ley. Lo que está prohibido es redistribuir esos contenidos con afán de lucro.

En casi todo el mundo, los derechos de autor están protegidos por la ley, del mismo modo que lo está la propiedad de un bien material. Nadie discute la prevalencia de ese derecho. Lo que se debate es si la ley ha de actuar contra el usuario que descarga contenidos protegidos o contra las webs que los alojan. Más o menos la misma controversia que surge con el tratamiento legal de la droga: castigar al consumidor o al traficante.

La fórmula de discriminar el tráfico en la web y penalizar la velocidad de las descargas fraudulentas parece razonable… cuando menos, recortaría la actuación judicial. ¡Ah! Pero aquí topamos con otros intereses. En España, la Administración ha permitido conexiones de alta velocidad como reclamo de las compañías telefónicas para captar clientes y justificar las tarifas de ADSL más altas de Europa. Por eso, los tiros no van por ahí. Veremos lo que sale.

Página 60 de 70« Primera...102030...5859606162...70...Última »