Segmentar el mercado para vender tu libro

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 25-10-2010

Tags : , , , , , , , , , , ,

La segmentación del mercado consiste en dividirlo en grupos de consumidores homogéneos, cuyo comportamiento sea más o menos similar, a fin de desarrollar para cada uno de ellos, planes de marketing diferentes que respondan a sus necesidades específicas.

En líneas generales, la estrategia comercial para vender un libro se puede considerar indiferenciada, en el sentido de que puede ser de interés para toda la población que tenga un cierto nivel cultural ─salvo quizá algunas producciones destinadas a un público concreto como la literatura infantil, la romántica o la de aventuras─, con lo cual resulta válido establecer un plan de marketing único.

Lo primero que vas a hacer, escritor debutante que has terminado de escribir tu primera novela, es buscar un editor que lo publique o un agente literario que te represente. Si lo consigues, no sigas leyendo este artículo… no te servirá de nada.

Si no lo consigues ─y es lo más probable─ y te decides por editarlo tú mismo, sigue leyendo… todo lo que viene a continuación te puede interesar. Te recuerdo que no sólo lo has publicado, sino que también te tienes que dar de alta en actividades económicas para poder venderlo. Hete aquí que ya tienes pues tu licencia de editor y decides encargar la impresión de 500 ejemplares de tu novela. Por cierto, si eres editor, pagarás un 4% de IVA, pero si no lo eres, pagarás un 18%.

Muy bien. La imprenta te ha avisado que el pedido está preparado. Pide que te los embalen en paquetes de 30 unidades o incluso menos. Aun así, te ocupará un buen espacio. No olvides nunca la logística. Tendrás que pensar dónde los vas a guardar. Prepara en tu casa ─en el garaje, en el trastero─ una estantería adecuada de fácil acceso. Cuando vayas a buscarlos, te encontrarás con un bulto ─quizá un palet─ con 500 libros que no será fácil de manejar. Su peso andará por los 200 kilos. Lleva un coche grande o mejor una pequeña furgoneta. ¡Perfecto! Ya los tienes en tu casa, bien ordenados.

¿Y ahora qué? Es obvio que lo primero que harás será contactar con familiares, amigos y conocidos para que te lo compren. Pronto te darás cuenta que por ahí no van los tiros. Probablemente, conseguirás colocar alguno… y regalar los más. Tendrás que pensar cómo vas a vender los 200 o 300 ejemplares que necesitas para recuperas la inversión que has hecho y no perder dinero.

Supongo que hay varias formas de conseguirlo. Yo aquí voy a contar lo que hice y qué resultados he obtenido. Lo primero de todo fue decidir que iba a utilizar dos canales vender para vender la novela:

  • A través de un número limitado de librerías de la ciudad en que resido ─Donostia-San Sebastián, una urbe que alberga unos 200.000 habitantes─, a las que podía llegar con mi propio coche, ofrecer la mercancía y dejar en depósito cinco o diez ejemplares.
  • A través de Internet, para lo cual hube de crear una página web y dentro, un formulario para que los clientes que la visitaran pudieran formular su pedido. Lo recibo en mi PC y yo mismo me encargo de realizar el envío por correo. Más adelante, hablaremos de la forma de pago

Posteriormente, descubrí que había otro canal de venta que se iba abriendo camino y que hoy tiene visos de convertirse en dominante. Me refiero al e-book o libro digital que el usuario puede descargar desde la nube a su PC y desde éste a un dispositivo de lectura o e-reader y allí leerlo con comodidad en una pantalla. Lo adopté también… ahora estoy viendo como implementarlo.

Pues bien, esos son los tres segmentos de mercado que he seleccionado para vender mi primera novela, una novela histórica. En próximos artículos, daré cuenta de los criterios que he utilizado en cada uno de ellos para fijar los diferentes componentes y los pasos que he dado durante este primer año, ya que por estas fechas se cumple el primer aniversario de su publicación. Habrá que encender una velita…