Un lugar de encuentro para escritores diletantes

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 15-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

A finales del año 2010, las ventas de libros electrónicos en Amazon habían superado a la de libros impresos. Durante ese año, se vendieron en el mundo 11 millones de dispositivos de lectura de libros electrónicos, de los que el 41,5 % fueron para Kindle de Amazon, al igual que se incrementó de forma paralela la  venta de libros electrónicos. Este es un fenómeno irreversible que se extiende por todo el mundo.

En Europa, el mercado ha tardado en despertar, pero ya crece a buen ritmo, tras haberse integrado los principales grupos editoriales para atraer esa demanda en continuo ascenso. En España, parece que las cosas van más despacio. El amante de las estadísticas encontrará abundante información en el artículo “Las plataformas de venta de libros electrónicos: modelos de negocio y estrategias de mercado”.

Por otra parte, la industria de los libros en papel ha sufrido un retroceso en los dos últimos años, que en 2011 puede llegar al 15%. En febrero de 2011, la cadena de librerías Borders, la segunda en importancia en Estados Unidos, se declaró en quiebra después de 40 años de existencia, a causa de la fuerte competencia de Internet y de la venta de libros electrónicos.

En varios artículos de este blog, he defendido que la irrupción del libro electrónico, más que una amenaza, es una oportunidad para el escritor diletante que aspira a coronarse con laurel (¿recordáis el caso de John Locke, un autor desconocido que ha logrado vender más de un millón de libros digitales en cinco meses?). El problema suele estar en la escasa formación que los escritores tenemos sobre el mundo de Internet y la dificultad que encontramos para seleccionar los canales que más convienen a la tipología de nuestra obra, una tarea que quizá podría desarrollar un agente literario o, mejor aún, un asesor literario educado en ese perfil, figura que todavía no existe en el mercado.

Porque se nota que, poco a poco, van apareciendo portales que ofrecen a los nuevos talentos la oportunidad de publicar de forma gratuita sus nuevas creaciones. Mientras llega alguien que sea capaz de darnos una visión global de la tal comunidad y nos ayude a preparar un plan de marketing para vender la novela que acabamos de escribir, me permito recomendarte una plataforma que tiene buen aspecto. Se trata de Literatura Nova, una red social creada por dos madrileños que te ofrece gratis dos tipos de servicio:

  • Si eres autor, podrás subir tu producción literaria, sea del tipo que sea, así como leer, descargar, comentar y votar los textos de tus colegas con los que podrás intercambiar opiniones.
  • Si eres lector, podrás leer, descargar y votar los textos que han subido el resto de usuarios.

Literatura Nova es un lugar de encuentro para escritores noveles que tratan de publicar sus textos y de ser leídos, y es también un lugar para lectores que quieran descubrir la literatura que existe más allá de las publicaciones tradicionales.

El anuncio es atractivo. Si te animas a correr la experiencia, cuéntanos cómo te ha ido. ¡Ánimo!

El papel de la Real Academia Española

Categoría (Cultura y democracia, General) por Manu de Ordoñana el 12-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

¿Cuál es el papel que debe cumplir la Real Academia de la Lengua para la conservación del idioma castellano? Si entras en su página web, encontrarás una explicación de en qué consiste su política lingüística panhispánica, escrita en un lenguaje enrevesado impropio de quien ha de velar por la pureza de la lengua y la claridad de expresión. En otra sección, te explica quién hace el diccionario y cómo se actualiza. Por cierto, esta pestaña es muy útil, ya que te permite encontrar la definición de cualquier palabra que figura en el diccionario, escribiéndola ─bien acentuada─ en una ventana que aparece arriba a la derecha, bajo el título: “Búsqueda por aproximación”.

Si tuviera que interpretar su contenido, diría que la Academia se compromete a dar a conocer las nuevas palabras que el vulgo utiliza en todas los países de habla hispánica y dar fe de cómo la lengua evoluciona, para uso y conocimiento de quien la utiliza. En ese sentido, no se trata pues de una institución mandona que impone su criterio, sino que se limita a estar atenta y registrar los movimientos.

Viene esto a cuento por la “Nueva Ortografía de la Lengua Española”, documento aparecido a finales del pasado año 2010, en el que la Academia sí que pretende regular la forma de escribir en castellano, tras un enorme esfuerzo para lograr una obra rigurosa, cercana y comprensible, con el objetivo de velar por el carácter unitario de la palabra escrita.

Como es lógico, el tal documento no ha dejado indiferente a la comunidad literaria, que se ha posicionado en los dos extremos del espectro. Para unos, se trata de una obra sólida, novedosa y bien fundamentada. Otros, por el contrario, expresan de forma apasionada su desacuerdo. Cualquier cambio ortográfico es una agresión a la libertad que afecta al hábito de escribir.

Recuerdo que hace unos cuarentas años o algo así, la Academia de la Lengua introdujo algunas modificaciones para simplificar la escritura y hacerla más didáctica. Entre otras cosas, quiso eliminar la “p” de las palabras que empezaban por “psico”, con lo cual psicología se convertía en “sicología” (a pesar de que algunos dicen que sicología es el tratado de los higos). Aquello causó un enorme revuelo entre escritores y periodistas “cultos”. La mayoría se negó a aceptar la nueva formulación y siguió empleando su inamovible “psiquis”, probablemente hasta el final de sus días, ya que en estos prados no crecen las amapolas. Hoy en día, aquello ya está totalmente olvidado y el DRAE admite las dos acepciones… incluso recomienda el uso de la “p” delante de la “s”, salvo en seudo (seudónimo).

Al parecer, la nueva ortografía no es de obligado cumplimiento, aunque sí establece una serie de normas que habrá que respetar, digo yo. La «y» se llama «ye» y no «i griega»; las letras CH y LL se anulan del abecedario; desaparece el acento en el adverbio «solo»; y también en los pronombres demostrativos «este», «ese» y «aquel». Lo que pretende la RAE es recomendar el uso correcto de la lengua escrita, pero, al final, yo supongo que cada escritor seguirá utilizando lo que realmente le venga en gana. Como tiene que ser. Que cada perro se lama su cipote… con perdón.

Adquirir notoriedad. Una idea genial para darse a conocer

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 08-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

La semana pasada, el número 22 de la Gran Vía de Madrid amaneció con un cartel de grandes dimensiones en cuya parte superior se leía el siguiente mensaje: «¿Qué tienen estas «realezas» en común?», escrito con letras blancas sobre un fondo rojo pasión, y en la inferior se podían ver los rostros del príncipe Carlos, el rey Juan Carlos I y Bill Clinton, con un consejo debajo de las estampas: “Deberían haber utilizado Ashley Madison”.

Ashley Madison es una agencia de relaciones extramatrimoniales que presta a sus clientes un servicio: evitar que sus cónyuges descubran sus infidelidades. Acaba de instalarse en España y no ha encontrado método mejor ─ni más barato─  que éste para darse a conocer. El cartel no fue retirado hasta las tres de la tarde y todos los medios de comunicación se han volcado para ofrecer la noticia en lugares preferentes (ver la noticia en “El País” del 1 de julio de 2011).

Sin entrar a juzgar la legalidad o no de la medida de retirar el cartel ─¿qué autoridad dio la orden de hacerlo con tal celeridad?─, mi intención es traer a esta página un ejemplo de cómo tú, escritor desconocido, puedes adquirir notoriedad si se te ocurre una idea genial.

Pero ten cuidado. Por si acaso, no se te ocurra meterte en camisa de once varas: lo de mentar la figura del rey ─y mucho más, si se trata de desvelar sus devaneos amorosos─ tiene sus riesgos en este bendito país. Motu propio o no, el caso es que la prensa española se cuida pero que muy mucho de sacar a la luz cualquier chisme que pueda perjudicar la imagen de la familia real. Por algo será…

Adquirir notoriedad. Presentar el libro en público

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 24-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

En ese afán de adquirir notoriedad para vender tu libro, una fórmula que puede resultar eficaz es dar una conferencia para presentarlo en algún lugar señalado que tenga relación con tu persona o con el contenido de la obra. El meollo suele estar en conseguir que acuda un mínimo de público interesado, quizá una treintena de personas, para superar los cuarenta o cincuenta oyentes, contando con la asistencia de un grupito de familiares y amigos. No siempre es fácil.

Es conveniente que alguna persona de prestigio haga la presentación y actúe como moderador. Quizá el presentador tenga más capacidad de convocatoria que tú como autor (¿No te gustaría que Iñaki Gabilondo presentara tu libro en el Círculo de Bellas Artes, como lo ha hecho con “Memoria de Euskadi” de María Antonia Iglesias”?) .

Elige bien, hazlo con tiempo y procura que los medios (prensa, radio y si es posible, la televisión local) hablen del evento en el momento oportuno, dos o tres días antes, no el mismo día. No está de más que el promotor se encargue de imprimir unos carteles (como éste de Machado) anunciando el acto y repartirlos en tiendas y establecimiento afines. También tarjeras de invitación que tú mismo puedes distribuir entre tus amistades, en las tiendas de tu barrio, en tu lugar de trabajo…

Yo he dado tres conferencias para presentar mi novela “Árbol de sinople”:

  • La primera en Donostia-San Sebastián, organizada por la Biblioteca Municipal y la asociación de libreros de Gipuzkoa. Acudieron algo más de cincuenta personas. No vendí ningún libro porque no está permitido, pero me consta que las librerías sí lo hicieron en los días posteriores.
  • La segunda fue en Azkoitia y la tercera en Mutriku, lugares en los que nacieron y vivieron los protagonistas de la novela, a finales del siglo XVI. Asistieron cerca de cuarenta personas y vendí directamente entre diez y quince ejemplares a un precio rebajado en cada sesión, además de otros veinte o treinta en las librerías en que dejé el libro en depósito.

Es muy posible que la mitad de los ejemplares que he vendido ─es decir 150 de 300─se puedan atribuir a estos tres acontecimientos que los propios ayuntamientos organizaron, sin que yo haya tenido que realizar más esfuerzo que el de hablar con los responsables del área de cultura y, claro está, preparar el contenido de la charla.

Ya sé que a muchos de vosotros, escritores diletantes, os horroriza todo esto del marketing, de promocionar tu persona, de salir en los medios. Pero si quieres tener un poco de éxito, no tienes más remedio que hacerlo, a no ser que seas un fuera de serie. Los escritores tenemos que estar convencidos de que lo que hacemos es importante y que merece la pena hacer un esfuerzo para que el público conozca nuestra novela, quizá un esfuerzo tanto o más importante que el de escribirla. Si no lo estás, olvídate, no pierdas el tiempo… o escribe simplemente por placer, sin ningún afán de divulgar lo que has creado. Tampoco está mal, pero sé consciente.

El periodismo se reinventa

Categoría (El mundo del libro, Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 20-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El pasado viernes 3 de junio, dentro de la Feria de Madrid, se celebró una rueda de prensa para presentar el nuevo sello editorial Clave Intelectual, sucursal de la prestigiosa editorial argentina Capital Intelectual, que tiene previsto lanzar a lo largo del año veinte títulos de nueva creación, el primero de los cuales es “La explosión del periodismo”, escrito por el periodista, profesor y semiólogo Ignacio Ramonet, un profundo ensayo sobre la situación actual de la prensa.

El periodismo se reinventa

En la presentación, intervinieron tres personajes de excepción: Además del propio Ramonet,  el intelectual y columnista Sami Naïr y la periodista Ana Pastor. Los tres analizaron la crisis que afecta hoy al periodismo como consecuencia de la irrupción de Internet y sus derivados.

¿Van a desaparecer los diarios? Se pregunta Ramonet. Es muy poco probable. Internet no sustituirá a la prensa escrita, igual que la televisión no ha sustituido a la radio ni al cine, ni éste al teatro ni a la ópera. Pero es casi seguro que, a corto plazo, en Europa desaparecerán muchos periódicos, como ya ha ocurrido en EE.UUU., y otros tendrán que reajustar sus plantillas, con lo cual se producirá una pérdida de calidad que el ciudadano percibirá. La inseguridad informativa creará un estado de opinión reclamando rigor y la prensa tendrá que reinventarse, aun a instancias de perder instantaneidad. Los periódicos que sepan conservar su credibilidad y mantener su exigencia de calidad no desaparecerán.

Por su parte, Sami Nair reflexionó sobre la enorme cantidad de información que los ciudadanos reciben hoy en día y la dificultad que encuentran para seleccionar lo que les interesa de verdad para concluir con la siguiente afirmación: «Nunca hemos estado en un momento tan apropiado para el desarrollo de un periodismo inteligente». Toda crisis ofrece una oportunidad para el que la sepa aprovechar… y eso ocurre en todos los ámbitos de la sociedad.

 

Javier Otaola presenta “La logia y la ley del deseo”

Categoría (Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 18-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

El día 20 de junio a las 19:00 horas, el profesor Joseba Arregi presentará en la FNAC de Bilbao el libro “La logia y la ley del deseo” de Javier Otaola

Sinopsis. En este libro se trata una doble visión de la masonería: por un lado como método de crecimiento personal y búsqueda interior alrededor de la metáfora de la construcción; y por otro, la de llegar a producir un pensamiento mediador en la sociedad, capaz de establecer puentes, abrir puertas y ventanas entre hombres y mujeres de diferentes horizontes espirituales o políticos. Cuando Javier Otaola habla de “La ley del deseo”, se refiere a que “establece que nuestro ser llega a tener la hechura de aquello que deseamos”.

El autor. Javier Otaola nació el 20 de febrero 1956 en Bilbao. En 1967 se licenció por la Universidad de Deusto, de cuya relación con los jesuitas ha heredado una espiritualidad barroca y herética que ha ido madurando con la lectura de novela negra y teología luterana.

Ejerció como Abogado de los Colegios de Bilbao, Vitoria y Madrid en el periodo 1978-1982. Su afición a la novela policíaca y la búsqueda de emociones fuertes le llevó a ser Profesor de Derecho en la Academia de la Ertzaintza o Policía Vasca. Ha sido Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno Vasco desde 1982.

Sus inquietudes filosóficas y asociativas le animaron a iniciarse en 1981 en la Logia “La Tolerancia” de Bilbao. Llegó a ser Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica Española y es también Miembro del Supremo Consejo Masónico de España 33º.

Javier Otaola es miembro de AEE-EIE (Asociación de Escritores de Euskadi) y participa además en otras asociaciones como Gesto Por la Paz, Ayuda en Acción España, Real Sociedad Bascongada de Amigos del País. Es colaborador habitual de “El Correo”, “El País” y de la revista “Claves de Razón Práctica”.

Hoy se cumple el 25º aniversario de la muerte de Borges

Categoría (Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 14-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Tal día como, hace veinticinco años, murió en Ginebra Jorge Luis Borges, uno de los escritores más celebrados de la literatura universal. Su obra es una fuente inagotable de inspiración para muchos escritores que han sido capaces de leerla. Su forma de escribir tan erudita es, a la mismo tiempo, creativa y de una gran calidad literaria.

No es menos cierto que leer a Borges no resulta fácil. No conviene penetrar en su inmensa obra con la misma intensidad que podrías emplear para acceder a un autor convencional, a un autor de ficción que acaba de escribir el último éxito de ventas que inunda las librerías. No, Borges es otra cosa. Yo intenté hacerlo así y pronto desistí… hasta que alguien me lo advirtió. Borges es como la Biblia… para tenerlo en la mesilla y leerlo de a poquitos; todos los días, un cuarto de hora, media hora a lo sumo. Si le entras así, ya no sales… te harás adicto,

Se presta a ello porque su estilo es fraccionado y las historias en prosa que cuenta son cortas, a mitad de camino entre el ensayo y el relato breve. Yo me hice con sus Obras Completas, una edición de 2005 de RBA Coleccionables. Son dos tomos de más de mil páginas y acabo de terminar el primero… he tardado más de un año en leerlo, a una media de tres páginas por día después de comer, antes de que me entrara la modorra.

Quizá Borges no es un escritor para el gran público; es más un escritor que necesita un lector minucioso y atento capaz de realizar un esfuerzo intelectual notable para disfrutar del placer de su lectura.

Borges es ante todo un fabulador, un falseador de historias ya escritas, capaz de interpretar a su antojo los personajes y hacerlos al gusto de su fantasía. En ese sentido, me ha llamado la atención la enorme cantidad de libros y documentos que ha tenido que leer este hombre a lo largo de su vida: su cultura era amplísima y se extendía a numerosos dominios del saber. Y eso que se quedó ciego a los 55 años.

Como afirmaba Fernández Mallo, Borges es “el grado cero de la literatura”. Mallo ha compuesto un remake de “El hacedor” y dice que cuando leyó el original con 18 años se le abrió un mundo desconocido. Exacto, esa frase lo resume todo: “Borges te abre a un mundo desconocido” que si, al principio cuesta un poco entender, termina luego por ser familiar y hacerse entrañable. Hay que leerlo con lápiz y papel y apuntar lo que nos sorprenda, lo que más se aproxime a nuestro imaginario, para luego recordarlo y volverlo a leer… seguro que es mucho.

Quizá algunas veces, Borges se pasa en sus disquisiciones filosóficas  y peca de sofisticado, en el sentido de adulterar con sofismas los razonamientos de los grandes pensadores del siglo XIX y anteriores. Lo mismo hace en el campo de la teología para llegar a conclusiones que sólo pueden ser permitidas en el terreno de la lírica. Pero a un personaje como Borges, los dioses todo le permiten…

El Mataburros. El haber

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 10-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Y como el haber tiene que ser igual al debe para que cuadren las cuentas, no podemos dejar de mencionar el uso indebido que se hace del verbo “haber”, en lugar de la expresión “a ver” que, en tono interrogativo o exclamativo, sirve para acercarse a mirar un cosa, mostrar interés o curiosidad por algo, confirmar lo que parecía dudoso o corroborar el buen trato que le corresponde a uno.

El diario “El Correo” de Bilbao, en su edición del 02.05.2011, recoge el parecer de los partidos Aralar y  Ezker Batua sobre la decisión del Tribunal Supremo español de anular las listas de Bildu para las elecciones provinciales y municipales del 22-M y el recurso presentado al Tribunal Constitucional para recomponer la situación.

Bajo el título “Aralar dice que hay un claro impulso político en la anulación de Bildu”, la agencia de noticias “Vasco Press” publica un artículo en cuyo último párrafo, la candidata de EB a diputada general de Gipuzkoa, Arantza González, dice lo siguiente:

«Desde el punto de vista jurídico esta sentencia no tiene mucho recorrido, no tiene justificación jurídica pero habrá que ver haber que pasa y concluye diciendo: Es muy difícil aventurar nada”.

El Mataburros. El debe

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 07-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Es muy frecuente utilizar de forma errónea “de” detrás del verbo “deber”. Es cierto que la construcción se presta a una cierta confusión. En mi opinión, hay que utilizar la preposición cuando se trata de un indicio o una posibilidad y sin ella, cuando se trata de una obligación o una necesidad. En este segundo caso, se puede sustituir por la expresión “tener que”, mientras que no tendría sentido en el primero.

Así sería correcto decir: “Debe pagar lo que debe” equivalente a “tiene que pagar lo que debe”, porque es una obligación. Y también lo sería “debe de llegar a eso de las tres”, porque es una posibilidad que no tiene por qué cumplirse necesariamente y sería equivalente a “suele llegar a eso de las tres”.

Veamos dos ejemplos del uso indebido de la partícula:

  • El Diario Montañés de Santander, en su número del 6 de abril de 2011, da a conocer en titulares la promesa de Ahsan Alí Syed, presidente del Racing Club de Santander: “Hoy o mañana debe llegar la transferencia”. Al parecer, el club tenía pendiente de pagar los salarios de algunos jugadores desde el año anterior. Si como dice luego, el dinero llegaría hoy o, como muy tarde, mañana, está claro que se trata de un indicio, de una posibilidad, con lo cual habría que decir “Hoy o mañana, debe de llegar la transferencia”.

  • El diario El Comercio de Gijón, en su número del 22 de mayo de 2011, anuncia las condiciones que tienen que producirse para que el equipo de balonmano suba a Primera División: “El Grupo debe de ganar por cinco tantos al Ciudad Real para ascender a Primera masculina”. Aquí sobraría la preposición y bastaría decir “El Grupo debe ganar…” o “El Grupo tiene que ganar…” porque es obligatorio que lo haga por ese margen para alcanzar la categoría superior.

Quizá creáis que es una diferencia sutil que no tiene demasiada importancia en la construcción gramatical, pero el DRAE lo define con absoluta claridad. La primera acepción de “deber” es “tener obligación de corresponder a alguien en lo moral” y la sexta, “se utiliza como auxiliar en las perífrasis en las que se añade una nota de inseguridad o probabilidad al verbo principal” como por ejemplo: “Debe de hacer frío” o “debe de salir a pelear”.

La carrera digital

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 20-05-2011

Tags : , , , , , , , , , ,

He leído no sé dónde que la tirada media de los libros que se publican se ha reducido en los últimos años. Eso ha hecho que —a pesar de que los equipos de fabricación se han adaptado a la nueva dimensión— el coste de producir un libro sigue creciendo. Dentro de pocos años, el precio que un lector tendrá que pagar en una librería por el último título de su autor preferido será excesivo y no tendrá ningún aliciente para comprarlo.

Dicen que, en EE.UU., el 35% de los libros ya está disponible en formato digital y es casi seguro que ese porcentaje irá en aumento con el paso del tiempo y la llegada de nuevas generaciones habituadas a llevar un tablet bajo el brazo. Según una encuesta realizada a finales de 2010 sobre el  consumo digital en seis países (EE.UU., Reino Unido, China, Japón, Italia y la India), el tiempo que pasa hoy la gente leyendo en pantalla es casi igual al tiempo dedicado a leer en papel. Las ventajas son evidentes:

  • El e-book es más barato, con tendencia a la gratuidad o casi.
  • No precisa papel. Los ecologistas estarán contentos.
  • Puedes llevar cientos de libros en tu e-reader y leer el actual en el autobús, cuando vas a trabajar.
  • También están disponibles en la red. Algunas plataformas ya ofrecen el préstamo digital, como si fuera una biblioteca pública.
  • No ocupan espacio físico en la casa. La biblioteca del salón de tu casa sobra.

Por el contrario, a los que como yo estamos casi amortizados, nos sigue gustando el libro en papel, tocarlo, manosearlo, disfrutar del tacto de unas pastas suaves, recrear la vista contemplando una portada con encanto. He leído un par de novelas con un e-reader de última generación y, aunque reconozco que la tecnología ha mejorado un montón, yo todavía no me acostumbro. Ya veo que soy un carcamal…

Eso no evita tener que admitir el cambio que nos viene. Las librerías pequeñas se reconvertirán a no sé qué otra actividad o tendrán que cerrar. Las editoriales habrán de reorganizar su negocio y promocionar los libros que publiquen a través de redes sociales, blogs y otros caminos a descubrir. Aun así, si el lector deja de estar motivado, el libro en papel se limitará a los bestsellers y a ciertas publicaciones especializadas.

¿Y qué pasará con el escritor?

Página 5 de 10« Primera...34567...10...Última »