El Mataburros. Staff

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 03-10-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Es increíble cómo ha proliferado el uso de ciertas palabras inglesas en el léxico de la prensa española. Eso se podría comprender si esos términos no pudieran traducirse a la lengua castellana, ya que estaríamos entonces enriqueciendo el vocabulario. Pero, en general, eso no es cierto, ya que casi siempre existe una palabra equivalente que todo el mundo entiende. ¡Qué ganas de complicar las cosas! A veces, pienso que es pura pedantería, porque ni siquiera se preocupan de escribirla en cursiva o entre comillas. Una de ellas es “staff”.

Staff es un sustantivo inglés que se traduce por plantilla, conjunto de personas que trabajan en una empresa, entidad, asociación o colectividad de cualquier clase. Así “teaching staff” es el profesorado de un centro educativo, “editorial staff”, el equipo de redactores de un periódico y “a member of staff”, un empleado.

No sé por qué razón, en España, el término “staff” se utiliza como “conjunto de personas que pertenecen a la dirección de una empresa. A mi modo de ver, es una interpretación algo libertina, ya que eso sería más el “board of directors”. Si navegas por Internet, encontrarás empresas como Cauce ─dedicada a la gestión integral de proyectos de obra─ que ofrece en su página web la relación de su “staff directivo y profesional”. ¿No sería mucho más lógico llamarlo “equipo directivo”?

En el mundo del fútbol, también se aplica el término, sobre todo para designar al cuerpo técnico de un equipo. Así, el “Diario Vasco” del 12 de diciembre de 2010, comunica a los seguidores de la Real Sociedad de San Sebastián que, tras recibir el respaldo de los accionistas, el Consejo inicia la renovación del staff técnico. De la misma forma, el “Mundo Deportivo” del 23 de junio de 2011 anuncia en Barcelona que Unzué vuelve al staff técnico de Guardiola.

Menos afortunada es la expresión que emplea R. Usúa en la versión digital del “Diario de Noticias” del 4 de septiembre de 2011, en boca del entrenador del equipo femenino de balonmano, Asfi Itxako Navarra: “Ha sido una pretemporada larga, con un staff de diez días en Hungría y muchos entrenamientos, pero en la que hemos sacado muchas conclusiones”. Me temo que el (la) periodista quería decir “stage”, o sea, etapa de preparación de un deportista o equipo previa a su participación en una competición.

La palabra staff no figura en el Diccionario de la Lengua Española. Deja pues de dar la vara con la palabreja y elige, en función de las circunstancias que te rodean, alguna de las que proponemos a continuación: plantilla, plantel, personal, empleados, dotación, equipo, cuadro, cuerpo, grupo, órgano, bloque. Te van a entender mejor.

El Mataburros. El puntido

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 15-09-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El pasado 5 de septiembre, Charles de Batz nos propone la palabra “puntido” para debatir en el Mataburros. No niego que es la primera vez que la oigo.

El DRAE da la siguiente definición: En La Rioja, descansillo o meseta de las escaleras. El María Moliner dice lo mismo. En el diccionario panhispánico de dudas no figura y en el etimológico de Corominas, tampoco.

Rastreando la palabra en la web, he hallado varias alusiones a la palabra “puntido”: El nombre de una bodega en Laguardia (Rioja Alavesa); un mesón en Hontanas (Burgos); un barrio de la localidad cántabra de Prases; un polígono industrial en Viana (Navarra); un castro en el municipio de Arteixo (A Coruña).

Pero el resultado más interesante es el que he encontrado en el diccionario toponímico de Aibar (Navarra), en el que J. M. Iribarren da las siguientes acepciones a la palabra “puntido”:

  • Desagüe; salida de aguas sucias procedentes de trujales, bodegas etc.
  • Alcantarillado.
  • Sumidero para el desagüe de calles y plazas.
  • Albañal que, cubierto de tierra, se practica en una finca para dar salida al agua de los campos manantíos.

En su tercera acepción, el puntido es una palabra muy utilizada en la zona media de Navarra. Veamos lo que dice en su blog un vecino de Tafalla: “Cuando yo era chaval los municipales de Tafalla iban por las viejas calles tafallesas los días de lluvia abriendo los puntidos. Éstos eran muy parecidos al de la foto, pero tenían una argolla de la que se tiraba para abrirlos. Cuando hicieron las calles casi todos los puntidos desaparecieron aunque dejaron algunos de modo testimonial…”

He consultado el término con un buen amigo de Lerga que me ha dado la siguiente interpretación: El puntido es un drenaje que se hace en las fincas para evacuar el agua que se forma con la lluvia o por algún manantial que aflora a la superficie, para llevarla a la acequia que está en el límite, al río o al barranco. Es una conducción que puede tener hasta un kilómetro de longitud. Antes se hacía con tres piedras, dos laterales y una superior, sobre un cauce de tierra cubierta con piedra fina; ahora se hace con tubería de PVC poroso que permite la entrada del agua, pero no de la tierra. Los conejos y las liebres se suelen esconder en los puntidos cuando son acosados”.

El Mataburros. Atorrante

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 21-08-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

El término atorrante es de uso poco común, pero se oye de vez en cuando, para referirse a un individuo molesto, fastidioso, insoportable, o también pelmazo, aburrido, cargante. Es una palabra de sonido grato que podría servir muy bien como nombre a un periódico o a una revista en clave de humor, incluso para una página web con intención mordaz. Por cierto, acabo de comprobar que el dominio “elatorrante.com” está disponible a día de hoy.

Sin embargo, el DRAE no reconoce el término, tan sólo admite que se utiliza en algunos países de Latino América, como vago, holgazán, sinvergüenza, vagabundo. El diccionario lunfardo de José Gobello da al verbo atorrar el significado de dormir. De origen incierto, dice que fue el escritor Eduardo Gutiérrez el primero que empleó el vocablo atorrante en el diario “La Patria Argentina”, para designar a la persona que, apartada de la convivencia, se entregaba a la mendicidad y pernoctaba preferentemente en el interior de unas tuberías que se habían arrumbado en ciertas lugares, a la espera de realizar las obras de saneamiento de la ciudad de Buenos Aires, al parecer, porque el fabricante de los caños era la empresa A. Torrant y el nombre de la marca estaba escritor en su interior.

Esta explicación es poco plausible: los caños de A. Torrant se instalaron entre 1883 y 1884, mientras que la primera referencia del verbo atorrar se encuentra ya en 1879. Al parecer, muchos vocablos que hoy forman parte del diccionario lunfardo se incorporaron en el decenio 1870-1880 por la aportación de los miles de emigrantes que llegaron a Argentina en ese periodo o de la población autóctona que se desplazó a la capital desde el interior: una de ellas podría ser ésta de atorrante.

Mientras tanto, la prensa española echa mano indebidamente de la palabra atorrante con la acepción que hemos dado al principio de este artículo y no con el de vagabundo que priva en Argentina. Así, en un artículo titulado “Mente confusa”, publicado el 15/06/2011 en el “Diario Vasco”, Ana Vozmediano define al alcalde de Badalona como “un tipo alto y con pinta remilgada y atorrante. También Rodríguez Lafuente escribe en el ABC del 02/04/2011 sobre “Cómo llevar la edad”: “De ahí que cuando surge el sentido común en un mundo tan atorrante y efímero como el cinematográfico, parezca revolucionario”.

¡Qué atorrantes!

El Mataburros. Perrenque

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 30-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

No termino de asombrarme de lo mucho que me falta por conocer de la lengua castellana. Desde que yo era joven, he utilizado el término “perrenque” para designar un patatús, un desmayo o un ataque de nervios. Ahora resulta que la palabra “perrenque” no existe en el “Diccionario de la Lengua Española” y tampoco aparece en el María Moliner. La palabra que más se le parece es “perrengue”, que el DRAE define como “hombre que con facilidad y vehemencia se enoja, encoleriza o emperra” y el María Moliner, como “Cascarrabias, rabietas”.

Al parecer, “perrenque” es una palabra que se emplea tan sólo en ciertos países de América Latina, sobre todo en Colombia. El nuevo Diccionario Costeño de Barranquilla (Colombia) le da el significado de “fuerza, potencia, intensidad, poder“ y en algunos lugares se usa también para designar al miembro viril.

Por lo visto y leído, no soy yo el único equivocado. En el diario El Correo” de Bilbao del 1 de septiembre de 2008, Jon Agiriano comentaba la derrota del Athletic (1-3) frente al Almería en la primera jornada de la liga de la temporada 2008-2009, con el titular: “El peor Athletic debuta en la Liga. El Almería, serio, ordenado y con clase, dio todo un repaso al equipo de Caparrós, que demostró una alarmante falta de juego”. Y en el primer párrafo de su artículo, el cronista escribía: “Si el concepto básico del juego del Athletic debe ser el corazón, como sostiene Joaquín Caparrós, lo ocurrido ayer en San Mamés sólo puede interpretarse como un accidente cardiovascular, un patatús, un perrenque en toda regla que dejó a la hinchada rojiblanca pálida y temiéndose lo peor”.

El Mataburros. El haber

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 10-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Y como el haber tiene que ser igual al debe para que cuadren las cuentas, no podemos dejar de mencionar el uso indebido que se hace del verbo “haber”, en lugar de la expresión “a ver” que, en tono interrogativo o exclamativo, sirve para acercarse a mirar un cosa, mostrar interés o curiosidad por algo, confirmar lo que parecía dudoso o corroborar el buen trato que le corresponde a uno.

El diario “El Correo” de Bilbao, en su edición del 02.05.2011, recoge el parecer de los partidos Aralar y  Ezker Batua sobre la decisión del Tribunal Supremo español de anular las listas de Bildu para las elecciones provinciales y municipales del 22-M y el recurso presentado al Tribunal Constitucional para recomponer la situación.

Bajo el título “Aralar dice que hay un claro impulso político en la anulación de Bildu”, la agencia de noticias “Vasco Press” publica un artículo en cuyo último párrafo, la candidata de EB a diputada general de Gipuzkoa, Arantza González, dice lo siguiente:

“Desde el punto de vista jurídico esta sentencia no tiene mucho recorrido, no tiene justificación jurídica pero habrá que ver haber que pasa y concluye diciendo: Es muy difícil aventurar nada”.

El Mataburros. El debe

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 07-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Es muy frecuente utilizar de forma errónea “de” detrás del verbo “deber”. Es cierto que la construcción se presta a una cierta confusión. En mi opinión, hay que utilizar la preposición cuando se trata de un indicio o una posibilidad y sin ella, cuando se trata de una obligación o una necesidad. En este segundo caso, se puede sustituir por la expresión “tener que”, mientras que no tendría sentido en el primero.

Así sería correcto decir: “Debe pagar lo que debe” equivalente a “tiene que pagar lo que debe”, porque es una obligación. Y también lo sería “debe de llegar a eso de las tres”, porque es una posibilidad que no tiene por qué cumplirse necesariamente y sería equivalente a “suele llegar a eso de las tres”.

Veamos dos ejemplos del uso indebido de la partícula:

  • El Diario Montañés de Santander, en su número del 6 de abril de 2011, da a conocer en titulares la promesa de Ahsan Alí Syed, presidente del Racing Club de Santander: “Hoy o mañana debe llegar la transferencia”. Al parecer, el club tenía pendiente de pagar los salarios de algunos jugadores desde el año anterior. Si como dice luego, el dinero llegaría hoy o, como muy tarde, mañana, está claro que se trata de un indicio, de una posibilidad, con lo cual habría que decir “Hoy o mañana, debe de llegar la transferencia”.

  • El diario El Comercio de Gijón, en su número del 22 de mayo de 2011, anuncia las condiciones que tienen que producirse para que el equipo de balonmano suba a Primera División: “El Grupo debe de ganar por cinco tantos al Ciudad Real para ascender a Primera masculina”. Aquí sobraría la preposición y bastaría decir “El Grupo debe ganar…” o “El Grupo tiene que ganar…” porque es obligatorio que lo haga por ese margen para alcanzar la categoría superior.

Quizá creáis que es una diferencia sutil que no tiene demasiada importancia en la construcción gramatical, pero el DRAE lo define con absoluta claridad. La primera acepción de “deber” es “tener obligación de corresponder a alguien en lo moral” y la sexta, “se utiliza como auxiliar en las perífrasis en las que se añade una nota de inseguridad o probabilidad al verbo principal” como por ejemplo: “Debe de hacer frío” o “debe de salir a pelear”.

Página 4 de 7« Primera...23456...Última »