El Mataburros. Dilucir

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 10-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Soy aficionado a las carreras de caballos. Desde muy niño, mis padres me llevaban en verano al hipódromo de Lasarte y allí aprendí a gozar de ese espectáculo y a estimar a los animales. Durante muchos años, he escuchado por los altavoces la expresión: “El resultado se dilucirá por fotografía”, cuando se producía una llegada apretada y el juez no era capaz de apreciar con su vista cuál había sido el caballo vencedor. A mí me parecía que el término “dilucirá” era incorrecto, pero el locutor lo usó durante tantos años que supuse que el errado era yo. Nunca se me ocurrió comprobarlo en el diccionario… hasta hace unos días.

“Dilucir” no existe en el DRAE, pero sí existe “dilucidar”: Aclarar, elucidar, explicar, poner en claro un asunto o una cuestión. Ésta es la palabra correcta… aunque ahora ya existen técnicas más modernas para dilucidar el orden de llegada.

El término también se utiliza en otros ámbitos deportivos. Enrique Bernaola nos cuenta en el Marca del 24 de julio de 2010 la victoria de Contador en el Tour de France, a falta de correrse la última etapa: “Será una jornada donde todo estará preparado para la tercera marcha triunfal de Contador en la capital francesa y para ver un bonito espectáculo al sprint donde se dilucirá el maillot verde entre Pettachi y Hushovd. El ciclismo español vuelve a estar de fiesta y todo gracias a Contador, ¡enhorabuena campeón!”. El maillot verde se «dilució» a favor de Petacchi, aunque en París ganó al sprint Cavendish.

 

 

El Mataburros. Rescollo

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 01-03-2011

Tags : , , , , , , , , , ,

Hará unos cincuenta años que leí por primera vez “Madame Bovary” de Flaubert. Como tenía olvidado el argumento de la obra, hace unos días, me decidí a releerla, cosa poco habitual en mí: casi siempre que vuelvo a leer un libro del que guardo un grato recuerdo, me llevo una desilusión. El caso es que había ya abordado la segunda parte, cuando al final del capítulo segundo, encontré escrita la siguiente frase: “La señora Lefrançois dormía al calor del rescollo, mientras que el mozo de cuadra, con una linterna en la mano, esperaba al señor y a la señora Bovary para llevarlos a su casa”.

Me llamó la atención el sentido de cosa caliente que el traductor daba a la palabra rescollo. Pensaba yo que un rescollo era un residuo, un vestigio o algo similar, utilizado con frecuencia en la expresión:” Son rescollos del pasado”. Así que acudí de inmediato al diccionario y me llevé una sorpresa al constatar que el vocablo “rescollo” no existe en el DRAE. Sí existe en cambio rescoldo, término que admite tres acepciones:

  • Brasa menuda resguardada por la ceniza.
  • Escozor, recelo o escrúpulo.
  • Residuo que queda de un sentimiento, pasión o afecto.

Eso quiere decir que algunos hemos venido empleando de forma indebida la palabra “rescollo”, en lugar de rescoldo que es la correcta. Quizá la confusión es el resultado de una extraña simbiosis entre rescoldo y escollo para obtener este “rescollo” que ni quema, ni escuece, ni es un peligro para la navegación.

 

 

El Mataburros. Encajar un gol

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 22-02-2011

Tags : , , , , , , , , , ,

La prensa deportiva es una fuente inagotable de atentados contra el lenguaje. “La Real Sociedad encajó un gol tonto en el descuento y cedió dos puntos a su mayor rival para conseguir el título”. Expresiones como ésta son muy frecuentes en los medios de comunicación y todo el mundo entiende que a la Real Sociedad le metieron un gol tonto, cuando en realidad debería de significar lo contrario, es decir que la Real Sociedad marcó un gol tonto.

El verbo encajar tiene varias acepciones. La primera es meter algo, o parte de ello, dentro de otra cosa (por ejemplo, encajar la llave en la cerradura). Así es correcta la cabecera que utiliza El País del 09.12.2009: “Cristiano Ronaldo encaja un gol”, con la foto en cuyo pie se aclara: “Cristiano Ronaldo ejecuta la falta que supuso el primer gol del Madrid”.

La acepción nº 13 que da el DRAE es: “Recibir, soportar sin gran quebranto golpes, un resultado o tanteo adverso”, como verbo intransitivo. En ese sentido también sería correcta la expresión que aparece en El Mundo Deportivo del 30.01.2011: “El Real Madrid ha encajado en Pamplona su segunda derrota de la presente Liga tras caer por 1-0 ante Osasuna”.

Lo que no encaja por ningún lado es el titular que emplea Marca en su edición del 18/11/2010: “Casillas encaja cuatro goles por vez primera con la selección”. Hubiera sido mejor escribir: “A Casillas le encajaron cuatro goles…” o mejor todavía “Casillas recibió cuatro goles…”, si os gusta más hacer uso de la voz activa o directa.

 

 

 

El Mataburros. Mi señora

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 15-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Es frecuente emplear el término “señora” para referirse a la esposa de uno: “presente usted mis respetos a su señora”. Los medios de comunicación lo utilizan habitualmente: “Pero un presidente no puede evacuar consultas de Estado con su señora”, escribe Gabriel Albiac en el ABC del 22/12/2010, refiriéndose a Zapatero. Aunque es un vocablo aceptado por la Real Academia Española, lo encuentro improcedente. Veamos lo que dicen los “supercicutas”:

Señor (a) se aplica a la persona que ocupa un alto rango en la escala social y lo manifiesta en su aspecto físico y en su forma de comportarse. También se antepone como tratamiento al apellido y, en algunos casos, al nombre. Tiene el significado de dueño, propietario y designa al que manda en un sitio o gobierna ciertas cosas. Por antonomasia, escrito con mayúscula, se aplica a Dios, especialmente considerado en la Eucaristía. Como sustantivo femenino, el DRAE ofrece tres acepciones: Mujer que por sí posee un señorío, mujer del señor y mujer o esposa.

Por lo tanto, es correcto decir “mi señora” cuando uno habla de su esposa. Sin embargo, esta interpretación me resulta lesiva, evoca en mi mente el concepto de sumisión… o de propiedad. No me gusta. Repugna la imagen sentimental que uno tiene de la mujer, como ser ideal y pleno de perfección: “Toda aquella noche no durmió don Quijote, pensando en su señora”. ¡Qué romántico!

Es curioso que el DRAE admita el término “señora” para designar a la esposa, pero no el de “señor” para designar al marido. Ya lo sabéis, mis queridas lectoras; a partir de ahora, tenéis autoridad para utilizar expresiones como ésta en la tertulia con las amigas: “Mi señor es un bendito: me obedece en todo, nunca protesta”.

 

mi-señora 

El Mataburros. Rendibú

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 08-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

 

Leía el otro día un libro titulado “Vitrina pintoresca”, de Pío Baroja (Ediciones 98, 2010). Se trata de una reedición de la obra publicada en 1935 en la que se recogen una serie de artículos y ensayos aparecidos en el periódico Ahora. Disfrutaba yo del humor ácido que despiden los análisis políticos, sociales y hasta etnográficos que el escritor donostiarra ofrece sobre la época de la Segunda República, cuando llegué a la página 299 y me quedé paralizado al encontrar escrita la palabra rendibú (así, tal como suena y en cursiva). Decía textualmente: “El pequeño rico y el nuevo rico, que no quieren hacer el rendibú al millonario, cogen su automóvil y se marchan al campo y después al cine. De aquí viene el atomismo social”.

Me fui de inmediato al diccionario y cuál no sería mi sorpresa al comprobar que, efectivamente, la palabra rendibú es aceptada por la RAE como “acatamiento, agasajo que se hace a alguien, por lo general con la intención de adularlo”. Y el “María Moliner” corrobora que “hacer el rendibú” es “lisonjear, obsequiar por adulación a una persona”.

Rendibú es una de las muchas voces extranjeras adaptadas fonéticamente a la lengua española. Proviene del francés “rendez-vous” que se traduce por cita y, en sentido figurado, reunión o tertulia. Es la segunda persona del plural del modo imperativo del verbo “se rendre” (acudir) que habría que traducir literalmente como “acudid” o “acuda usted”. Sin embargo, ya hemos visto que, en castellano, tiene un sentido muy diferente.

Así que no le das ninguna coz al Mataburros si escribes: “Cuando arribó la madama, la encontré muy chic; para hacerle el rendibú, le invité a un güisqui”.

 

 

 

El Mataburros. El día después

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 01-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Es una expresión que se empezó a utilizar hace unos cuantos años, cuando apareció en el mercado la píldora del día después, un anticonceptivo en casos de emergencia para evitar embarazos no deseados, como traducción incorrecta del término original en inglés the day after. Lo correcto es decir la píldora del día siguiente.

Pero antes, en 1983, se estrenó en España la película norteamericana The day after (El día después), que describe los horrores que una guerra nuclear provocaría sobre la Tierra.

No termina ahí la epidemia. Todos los lunes, Canal+ emite El día después, un programa deportivo para repasar la jornada deportiva del day before ─a partir de ahora, por favor, utilicen el día antes… nada de víspera o día anterior─, bajo una perspectiva desenfada y divertida.

No sé a quién se le ocurrió traducir the day after por el día después, pero el término ha quedado incrustado en el acervo popular, con lo cual se ha consumado la violación: un adverbio es capaz de calificar a un sustantivo.

 

 

El Mataburros. Olor de santidad

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 25-01-2011

Tags : , , , , , , , , ,

Un lector que ha leído mi novela “Árbol de sinople” me ha escrito para preguntar si es correcta la expresión “fue recibido en loor de santidad” que aparece en el capítulo 16. A tenor de lo que dicta el DRAE, he de reconocer que no lo es. Veamos lo que dicen los “supercicutas”:

En olor de” es una locución adverbial que exige a continuación un sustantivo abstracto de cualidad. El término se empezó a utilizar en algunas traducciones de la Biblia, como “en olor de mansedumbre”. La palabra olor se aplica aquí en sentido metafórico, como si la cualidad atribuida exhalara un aroma, lo que demuestra su existencia. Equivale a “con fama o reputación de” y su empleo es frecuente en textos medievales y clásicos y se refiere, normalmente a virtudes, como “en olor de santidad”.

Por analogía, a lo largo del siglo XX, se ha extendido el uso de “en olor de” con el significado de “rodeado de, envuelto por”, a pesar de que la locución no está sucedida por un sustantivo abstracto de cualidad. Tal es el caso de la construcción “en olor de multitud” a la que recurren con cierta frecuencia los medios de comunicación.

En los últimos años, algunos escritores han sustituido loor por olor, para dar al enunciado un sentido de “elogio” o “alabanza” ─¿no será para rehuir el hedor de la plebe?─, que parece más adecuado a lo que se quiere manifestar (“Como siempre que visita una localidad del territorio, el equipo de fútbol de la Real Sociedad fue recibido en loor de multitudes en la sesión que completó ayer en Soraluze”, noticia aparecida el 19 de enero de 2011 en el diario “Noticias de Gipuzkoa” de Donostia-San Sebastián).

Sin embargo, el DRAE prohíbe esta figura gramatical. La locución “en loor de” ha de ir seguida del nombre de la persona o cosa a la que va dirigida la alabanza y no de la causa que la provoca, con lo cual sería correcto decir “leyó una alocución en loor del difunto”, pero no “llegó ayer en loor de multitudes”.

loor-de-multitud, loor-de-santidad, olor-de-mansedumbre, olor-de-multitud, olor-de-santidad, supercicutas, ser-escritor, Árbol-de-sinople, mataburros, ordoñanaLázaro Carreter trató el tema con cierta sorna, ya en 1990: “La locución en olor de multitud fue creada sobre el modelo en olor de santidad, como ocurrencia de un inventor sin olfato, y aceptada por una legión de acatarrados incurables. Ahora se intenta corregir las sugerencias molestas mediante el loor, que hace mucho más fino. No resulta imposible que la exquisitez del loor acabe imponiéndose, pero no como restitución de algo que jamás existió, sino como puro invento. Es correcta su formación, pero tiene en contra lo inusual de ese sustantivo, marginal siempre en el idioma por sus resabios cultos”.

El Mataburros. Álgido

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 18-01-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

A mediados del pasado siglo XX, los periodistas deportivos  empezaron a utilizar la palabra álgido para referirse al momento culminante de un partido de fútbol.

El DRAE admite las siguientes acepciones del adjetivo;

1)   Muy frío.

2)   Acompañado de frío glacial. Fiebre álgida. Período álgido del cólera morbo (Medicina).

3)   Se dice del momento o período crítico o culminante de algunos procesos orgánicos, físicos, políticos, sociales, etc.

Como la fiebre álgida, acompañada de frío intenso en el cuerpo, ocurre en el periodo agudo de una enfermedad, en el siglo XIX, el vocablo comenzó a emplearse impropiamente en el lenguaje vulgar como equivalente a “culminante” o “máximo”, aplicado a cualquier situación, incluso a la que implica excitación o acaloramiento. El término se ha generalizado de tal forma que ha llegado a suplantar su sentido originario, de forma que poca gente asocia hoy álgido con frío, sino todo lo contrario.

 

 

El Mataburros. Remarcar

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 11-01-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Hace ya algún tiempo que los medios de comunicación han incorporado a su vocabulario habitual el verbo “remarcar” ─procedente del francés “remarquer” que también existe en catalán─,  como sinónimo de destacar, relacionado con el adjetivo “remarcable” ─galicismo que se introdujo al castellano en el siglo XVIII, hoy prácticamente en desuso─, como de notable o destacable.

“… LA RAZÓN pudo conversar con el Premio Sájarov, que remarcó que el galardón supone un reconocimiento para todos los cubanos y un mayor compromiso con la causa de la libertad”, texto leído en el diario La Razón del 16 de diciembre de 2010, en una entrevista que el periodista hizo al disidente cubano Guillermo Fariñas.

Según el DRAE, remarcar es marcar otra vez y estaría bien empleado cuando se trata de remarcar un paso de cebras.  Para el significado que le atribuye el periodista de La Razón, hubiera sido más correcto emplear alguno de los vocablos siguientes: destacar, hacer notar, subrayar, insistir, recalcar, confirmar, resaltar, llamar la atención, hacer notar, reiterar o hacer hincapié.

 

 

El Mataburros

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 06-01-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Mataburros es un término que se utiliza en Argentina para desinar el diccionario. Bajo ese título, iniciamos una nueva sección que pretende alertar sobre barbarismos y palabras o expresiones incorrectas o mal empleadas que utilizan habitualmente los medios de comunicación, para ser analizadas y discutidas por los amantes de las letras que visitan esta página. En ese sentido, pedimos la participación de todo aquel que tenga algo que aportar, algo que opinar sobre los malos usos del lenguaje, con objeto de despertar la conciencia del público y evitar la adopción de vocablos inexactos o no deseados.

Como punto de referencia, utilizaremos el criterio de la Real Academia Española, cuyo objeto es procurar las normas que regulan la lengua española, siendo su principal tarea mantener el léxico a través de un diccionario, el DRAE, que se actualiza periódicamente.

Me consta que hay algunos estamentos que cuestionan la existencia de un organismo regulador que vele por la pureza de la lengua. Yo mismo puedo incluirme en esa corriente, cuando veo algunos de los desaguisados que la RAE ha consentido (mi retina se irrita cuando ve escrita la palabra “güisqui”). Pero el ente está ahí y más nos vale confiar en su juicio certero y en su capacidad para aunar voluntades, a fin de aviar un repertorio común que sirva para que todos los hispanohablantes nos entendamos en la lengua que tantas obras maestras ha producido a lo largo de la historia. Respetemos su parecer. Amén.

 

 

Página 4 de 41234