Librerías especializadas

Categora (El libro digital, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 18-11-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Una de las estrategias que las librerías tienen a su disposición para sobrevivir es la especialización, con el fin de acercarse más al lector, conocer sus aficiones, recomendarle aquellas obras que se acomodan a su gusto y ayudarle a tomar la decisión de compra, sea en la propia tienda (comprometiéndose a conseguir el libro elegido si lo quiere en papel), sea en la red (si lo quiere en formato digital), un rol que parece antagónico con el concepto clásico, pero que ya algunos libreros han asumido: enseñar al cliente a descargar un ebook.

Bajo este concepto de especialización, me llamó la atención una noticia que leí hace unos días en la web de Comunicación Cultural. Presentaba la iniciativa tomada por Andrew Kessler de abrir una librería en el centro de Nueva York para vender exclusivamente su último libro, con las estanterías ocupadas por la misma obra, 3.000 ejemplares iguales de la novela “Martian Summer”, sin ningún otro título que pudiera contaminar el criterio del visitante de tal superespecializada librería. El autor pensó que, al ser un escritor desconocido, le sería muy difícil darse a conocer y que la única forma de hacerlo sería la de montar su propia tienda.

Martian Summer Andrew Kessler

Ya sé que esta experiencia no deja de ser una anécdota curiosa y excéntrica, pero merece la pena su alusión a fin de reflexionar sobre ese concepto de especialización. No estoy diciendo que, si quieres vender la última novela que has escrito, tienes que montar una librería de autor en la Gran Vía. Lo que pretendo es despertar la conciencia de los libreros para que se adapten a los nuevos tiempos. Que piensen en otras formas de enfocar su negocio, en seleccionar un número determinado de autores consagrados, para llenar con sus obras las estanterías y, al mismo tiempo, ofrecer un servicio de asistencia al cliente para que aprenda a descargar en su dispositivo electrónico la obra seleccionada. Incluso podría poner a su disposición un portal propio ─en un dominio compartido con otros miembros del gremio─ para realizar allí mismo la descarga, previo pago de un modesto canon.

Se me ocurre que un modelo tal de librería ocuparía un espacio reducido, o al menos, no tan extenso como en la actualidad. Esto que, a primera vista, parece un despropósito, se podría convertir en una oportunidad, ya que la zona liberada serviría para desarrollar actividades complementarias, como la venta de dispositivos de lectura. En definitiva, ¿no es eso lo que ha hecho Fnac?

Y no sólo eso; habría incluso que avanzar más y constituir áreas con pantallas para acceder a la descarga de e-books, bajo la tutela de empleados adiestrados en el manejo de los diferentes formatos de lectura y su adaptación a los distintos tipos de e-readers que existen en el mercado. Las librerías que fomentan la lectura digital ─como la colombiana “librería de la U”─saben que el aprendizaje es uno de los mayores problemas que frena el ascenso de la demanda de libros electrónicos. El que sea capaz de enseñar el uso de las nuevas tecnologías, ése será el primero en conseguir el éxito. Al final, se trata de añadir valor al establecimiento, de atraer a otro tipo de clientela; en definitiva, de mejorar la rentabilidad del negocio.

Otra solución es transformar el e-book en un producto tangible que el público pueda ver, tocar y comprar en la librería. Se trata de una tarjeta que se expone en la estantería con la imagen de la cubierta del libro en una cara y, en la otra, un código de descarga. El cliente compra la tarjeta en la librería y luego descarga el libro en su casa introduciendo el código en la web de Enthrill, la empresa canadiense que ha desarrollado el invento.

Literatura y marketing

Categora (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 16-10-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Hay tres clases diferentes de escritores: los consagrados, cuyos libros se venden con facilidad en cuanto aparecen en las librerías; los diletantes, que nunca consiguen interesar a una editorial para que publique lo que han escrito; y, entre medio, los oscuros, escritores de mérito que no han sabido conquistar al público, a pesar de ser reconocidos por la crítica e incluso de haber obtenido algún galardón de prestigio internacional.

¿Cuál es la motivación que provoca el interés del público hacia un autor, que le haga surgir de la penumbra para pasar a la luz cegadora del éxito? Recuerda Javier Cercas que, durante sus primeros veinte años en la profesión, apenas tenía 400 lectores, hasta que de repente, cuando casi tenía 40 años publica un libro más, en nada esencial distinto de los anteriores, y empieza a leerse, a venderse. ¿Por qué? No lo sabe, responde Cercas.

Y sin embargo, tiene que existir una razón. Las leyes del marketing son implacables, funcionan en todos los ámbitos de la actividad humana, ya sea política, económica o social… también en la literatura. Sólo hace falta conocer sus reglas y los escritores somos poco dados a aplicar las técnicas de venta, a vender nuestra imagen; preferimos cuidar nuestra intimidad, encerrarnos en nuestro reducto y esperar el milagro. Craso error. Tú, como escritor oscuro o diletante tienes que salir a la calle, tienes que adquirir notoriedad, no como un fin en sí mismo, sino como un medio para que el público se atreva a leer tu obra. Todos tenemos nuestro puntito ególatra, todos profesamos amor a nuestra persona. Por eso escribimos, para que se nos lea, para que se nos reconozca el talento. Pues venga, desarrolla tus habilidades y demuestra tu aptitud: busca las claves para alcanzar la fama.

Ya sé que esta arenga te va a dejar indiferente, quizá desorientado. Seguro que estarás más de acuerdo con lo que dijo Fernando Aramburu el pasado 8 de octubre en el suplemento Babelia de “El País”:

“Hoy día abundan los escritores que aprovechan cualquier oportunidad para cubrir de requiebros a los aficionados a los libros. Obviamente los adulan llevados de la certera intuición de que sin ellos no son nada. Por lo mismo podrían injuriarlos a fin de golpear su atención. Buscan público sin distinción de intereses y calidades, al modo de una flor que saliera volando en pos de cuantos insectos pululan por la zona, sean polinizadores o no. Abandonan entonces su lugar natural, el escritorio; emprenden campañas de promoción que con frecuencia los obligan a ir de ciudad en ciudad convertidos en viajantes de comercio de sus propios libros, procurando generar noticia y diseminar su retrato y su nombre en los medios de comunicación. Alguna escritora incluso ha salido despojada de ropa en las revistas. Otros justifican su participación en competiciones literarias, de dudosa honradez en ocasiones, con el socorrido argumento de que desean incrementar el número de sus lectores, si bien no termina de quedar claro, cuando así se expresan, si buscan personas que dediquen atención a sus libros o se conforman con que simplemente los adquieran. Parece inverosímil que alguien lea un libro llevado por un gesto de caridad hacia el escritor…”.

Disiento.

Vender libros en el portal de Amazon

Categora (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 28-09-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

A raíz del último artículo que escribí sobre la entrada de Amazon en el mercado del libro en español, un seguidor de este blog envió el siguiente comentario: “Vivo en Argentina y tengo una novela de mi autoría para publicar. Quería informarme si ustedes saben si ya existe la posibilidad de publicar en español en versión Kindlle y en papel (POD) a través de Amazon. Puesto que al parecer el servicio de publicación de Create Space sólo es para obras en inglés. Desde ya muchas gracias”.

La contestación es que para publicar en kindle, hay que esperar a finales de año, pero para hacerlo en su catálogo de libros en papel, parece que es posible desde el 26 de septiembre. Yo estoy intentando subir mi novela “Árbol de sinople”, de la que guardo todavía 150 ejemplares. Veamos lo que he hecho y hasta dónde he llegado:

1.- Entrar en la web de Amazon, en la sección “Vender en  Amazon”.

2.- Se abre una ventana en la que te ofrecen dos posibilidades. Yo elegí la primera:

  • Vendedor individual.  Es el plan perfecto si vendes menos de 40 libros al mes. Sin cuotas mensuales, sólo pagas cuando vendes: 0,99 € por cada venta + Tarifa de referencia + tarifa variable por venta de articulo.
  • Vendedor Profesional. Es el plan perfecto si vendes más de 40 artículos al mes. El mejor precio para un gran volumen de ventas. 39 EUR al mes + Tarifa de referencia + tarifa variable por venta de articulo.

3.- Si quieres saber cómo funciona el servicio, haz clic en “Cómo funciona” y verás que el procedimiento es muy sencillo. Te lo explican en cinco pasos. Es la forma tradicional de cómo actúan todos los portales que se dedican a vender productos de terceros por Internet (eBay, por ejemplo).

4.- Ahora, si quieres saber las condiciones, pincha en “Planes y precios” y verás las tarifas ─sin incluir el IVA─ que te ofrecen como “Vendedor individual”, el plan ideal si piensas vender pocas cantidades:

  • Cuota mensual = 0
  • Importe fijo a pagar por cada venta realizada = 0,99 €.
  • Porcentaje a  pagar por cada venta realizada = 15% del precio que paga el comprador (salvo gastos de envío).
  • Importe variable a pagar por cada artículo que vendes dentro del lote = Variable en función del artículo, con un mínimo de 0,45 € por cada unidad vendida.

 Como puedes apreciar, la oferta es tentadora. Yo lo he intentado, pinchando en “Contacta con nosotros para obtener más información”. Me han pedido una serie de datos bastante fáciles de rellenar y, al final, me han preguntado que describa el negocio. Esta mañana he enviado el cuestionario y estoy a la espera de su respuesta.

Los tres gigantes irrumpen en el mercado del libro en español

Categora (El libro digital, El mundo del libro, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 12-09-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Cinco siglos de reinado del libro impreso están a punto de terminar. Llega la quinta mutación del libro al formato electrónico, una revolución que, si hasta ahora, no ha triunfado en España ─quizá por la falta de visión estratégica de los empresarios, quizá por el conservadurismo de la población acostumbrada a permanecer anclada en sus tradiciones─, en un futuro próximo va a eclosionar con la llegada de los tres monstruos que acaparan el negocio de la cultura digital.

Amazon, Google y Apple han anunciado su aterrizaje en el mercado de la lengua española, a la busca de un mercado potencial de 500 millones de lectores. Son las tres empresas que dominan la web y es presumible que se van a llevar por delante el modelo editorial que ha florecido en España durante el siglo XX, pero que no ha sido capaz de ver con tiempo el tsunami que le viene desde el continente americano. Me temo que ya no hay manera de evitar la catástrofe.

Las tres compañías están planeando su desembarco en España. Sus librerías virtuales van a ofrecer las dos modalidades de venta por catálogo y la descarga a un dispositivo de lectura:

  • Amazon, que dispone de un e-reader propio, “el Kindle”, prepara el lanzamiento de un nuevo “tablet” a un precio en torno a los 180 € y anticipa su vocación de meterse también a editor en papel.
  • Google llegará a España a finales de año, con la intención de colaborar con los editores y libreros que ya están presentes en el mercado, probablemente, mediante la compra de los primeros sellos, para luego propiciar su presencia en Internet. La reciente adquisición de Motorola hace suponer que tratará de potenciar el Smartphone como dispositivo de lectura.
  • Apple trabaja para poner al día su librería online y, de la mano de Microsoft ─se habla de una posible de alianza de estos colosos de la informática─, intentará mejorar la aplicación de lectura en el iPad ─Javier Celaya en Dosdoce.com advierte de que la lectura en un iPad crea adicción─ o diseñar otro artefacto de nueva generación específico para este fin.

Me sorprende que ninguna de las tres empresas hable de lanzar un producto monofunción, un tablet que sólo sirva para leer, pero que haya solucionado los numerosos problemas que hoy tienen los dispositivos de lectura que hay en la actualidad ─¿no será ése el secreto del éxito de Amazon con su Kindle?─, un nuevo artilugio que incorpore las últimas tecnologías que han surgido en los últimos años y que, sobre todo, tenga un precio asequible, nunca por encima de los cien euros. Llevo tiempo esperando a que eso ocurra para adquirir uno.

Ante este panorama que se nos viene encima, ¿qué puede hacer un escritor diletante? Amenaza no es, porque peor no vamos a estar. Ergo es una oportunidad.

Reduce el precio de tu ebook

Categora (El libro digital, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 31-08-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Si tienes anunciado en Lulu algún libro en versión digital, te recomiendo que leas este artículo. El pasado 26 de agosto de 2011, recibí un correo de Lulu para comunicarme que, a partir del 30 de agosto de 2011, ya no podré aplicar un descuento a mi ebook usando el Gestor de descuento. Al parecer, han notado que ofrecer un descuento puede perjudicar tu negocio.

Según un estudio realizado hace poco, los autores que venden su ebook en un rango de precio entre $0,99 y $2,99 obtienen mejores resultados que los que lo venden por encima de $3,00. Más importante aún, los lectores compran eBooks de forma más impulsiva que libros impresos. Si reduces el precio da la impresión de que tu precio de venta en tienda está inflado y te creas una mala imagen.

Me he animado a seguir su consejo. El proceso es muy sencillo, pero por si acaso, aquí están los pasos que hay que dar:

  • Entra en Mi Lulu con tu dirección de correo electrónico y la contraseña.
  • Te aparece la relación de libros que tienes en venta en el portal de Lulu.
  • Selecciona cada uno de ellos, pinchando en Revisar a la derecha de la línea.
  • Encontrarás información sobre él. Desplázate hacia abajo hasta llegar al apartado Precios y ganancias del creador. Pincha en editar
  • Te aparecerá el precio de venta y el descuento actuales. Allí mismo puedes hacer las modificaciones. Verás que el sistema hace sus cálculos y te indica la nueva ganancia que te corresponde.
  • No te olvides de pinchar la tecla “Guardar cambios” antes de salir.

Yo tenía establecido un precio de venta de 4,00 € y un descuento del 30%, es decir, un precio neto de 2,80 €. He eliminado el descuento y rebajado el precio a 1,30 €, con lo que me queda un beneficio de 0,31 € por cada descarga. No es mucho, pero no me hago muchas ilusiones, es sólo por hacer una prueba, a ver qué pasa.

Ideas para vender un libro

Categora (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 17-08-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

El otro día entré en la web de lecturalia y leí un artículo titulado “La lectura, reina del transporte” en el que su autora, Gabriella Campbell, contaba la iniciativa del aeropuerto londinense de Heatrhrow de contratar durante a una semana al escritor Tony Parsons para deambular por sus salas y regalar a viajeros y empleados su nuevo libro formado por una serie de relatos inspirados en el aeropuerto. Tony Parsons es un escritor inglés de gran reputación, sobre todo desde que en 1999 publicó su novela más conocida “Man and Boy”. No es la primera vez que Heathrow adopta a un escritor para deleitar a sus visitantes. En 2009 hizo algo similar con el escritor y filósofo suizo Alain de Botton, con resultados muy interesantes.

Traigo aquí esta noticia por si te sirve para algo, a ti, escritor diletante, que quieres promocionar la primera novela que has escrito. No digo que hagas exactamente lo mismo ─lo cual no estaría nada mal─, pero quizá se te puede ocurrir alguna idea relacionada.

En 2002, la escritora Fay Weldon fue residente gratuita del hotel Savoy durante tres meses, a cambio de divulgar la lectura entre la clientela del hotel. Ya nos vamos acercando. ¿Por qué no llegar a un acuerdo con el hotel de tu barrio para que te dejen montar un pequeño expositor a la entrada con varios ejemplares de los libros que has escrito? Podrías estar tú presente a la hora punta y venderlos a precio reducido, con la firma del autor. A mí me parece que vender libros en el vestíbulo de un hotel ─si te lo permiten─, puede resultar exitoso: muchos clientes se encuentran aburridos, no saben lo que hacer, algunos pueden picar, sobre todo, si se acercan a ti y les embaucas con tu oratoria de dómine.

Algunas bibliotecas se han inspirado en una idea parecida y han contratado los servicios de un escritor para interactuar de manera periódica con los suscriptores que se han llevado algunos de sus libros, llegando incluso a organizar talleres literarios en los que los lectores opinan sobre lo que han leído y hacen preguntas al autor. Es una iniciativa que beneficia a las dos partes:

  • El escritor recibe un emolumento siquiera reducido y, sobre todo, promociona su obra.
  • La biblioteca ofrece al usuario algo nuevo, una relación directa con el autor.

Y como decía la Campbell al final de su artículo, dentro de poco, veremos poetas recitando versos a bordo de los vuelos de bajo coste, novelistas repartiendo ejemplares de sus libros subidos a un Talgo e incluso algún que otro redactor repartiendo sus artículos a la puerta de una estación de autobuses.

Página 4 de 12« Primera...23456...10...Última »