La venta de e-books no despega en España

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 01-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Así como en Estados Unidos, el e-book representa ya el 10% del mercado, con clara tendencia ascendente, la venta de dispositivos de lectura digital en España no acaba de despegar, a pesar de que los precios han bajado y seguirán bajando forzados por la competencia. ¿Significa esto que los españoles siguen siendo conservadores y nada amigos de aceptar las últimas novedades que la tecnología ofrece? Es poco probable: quizá existen otras razones:

  • El precio de los e-readers es todavía alto. Hay que esperar a que se sitúen por debajo de los cien euros.
  • El precio de descarga de un libro digital es muy elevado. Portales como Libranda, creado por una agrupación de editores, han adoptado una política conservadora para proteger la cadena tradicional del libro impreso.
  • A pesar de lo que se diga, la piratería digital no es tan rampante como dicen. No hay muchas plataformas que ofrezcan la descarga gratuita de libros digitales en lengua castellana o, al menos, yo no las conozco.
  • Por otra parte, la Ley Sinde aprobada hace unos meses permite a los propietarios actuar con diligencia contra quien se atreve a colgar en la red títulos protegidos para su descarga gratuita.
  • Y para terminar, la juventud “nacida digital” ─que sería la más preparada para asimilar con rapidez el nuevo formato─ no posee un hábito de leer tan arraigado como el de la generación anterior.

Mientras tanto, Amazon anunció hace poco tiempo que, a menos de cuatro años de haber introducido el Kindle Book en el mercado, sus clientes compran ya más libros en formato digital que en impreso.

Anunció también que John Locke es el primer escritor autoeditor que ha logrado vender más de un millón de libros digitales en kindle Stores, ingresando así en el “Kindle Million Club” junto a otros autores ya consagrados como Stieg Larsson, James Patterson, Nora Roberts, Charlaine Harris, Lee Child, Suzanne Collins y Michael Connelly.

¿Cuándo se creará un gran portal de venta de e-books en lengua castellana, para atender un mercado de 500 millones de clientes potenciales? ¿No están viendo los grandes grupos editoriales el enorme potencial que presenta una iniciativa de este tipo? No es normal que un portal como Barnes&Noble ofrezca libros del catálogo de Libranda a mitad de precio. Algo no funciona buen en este país. Al final, llegará Amazon ─o cualquier otro─ con su plataforma en castellano poniendo a disposición del lector libros a un precio asequible y se hará con todo el mercado.

Porque yo creo que la mayoría de la gente ha llegado a comprender que los libros digitales no pueden ser gratuitos, que hay que pagar algo para financiar a los creadores con talento, algo que no sea abusivo, muy por debajo de 12-15 euros que cuesta hoy comprar un título exitoso en Libranda. Si llegáramos a ese destino, no tengo ninguna duda de que la piratería sería residual y su práctica, considerada socialmente reprobable.

Adquirir notoriedad. Dar charlas sobre temas literarios

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 28-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

En esto de adquirir notoriedad, presentar el libro en público tiene alguna limitación. No creo que sea posible organizar más de media docena de eventos, a no ser que vivas en una gran urbe y lo hagas por barrios. O si no, que seas lo suficientemente conocido como para que tu nombre tenga capacidad de convocatoria en poblaciones fuera de tu entorno geográfico.

A ese respecto, hace un par de meses leía las declaraciones de Michael Krüger director de Hanser, una de las grandes editoriales literarias de Europa, con sede en Múnich. Decía que, en Alemania, los autores hacen giras por el país para presentar su obra. Algunos llegan a dar más de doce presentaciones al año, con lo cual consiguen llegar directamente al público y vender lo suficiente como para vivir de eso, aparte de lo que obtienen por las ventas.

Agotado el procedimiento de presentar tu propia obra, todavía existe otra fórmula para mantener el contacto con el público y vender tu libro de forma personal e íntima. Si te ha gustado el oficio de orador y tienes dones, puedes dar charlas sobre temas literarios, sin tener que hablar precisamente de tu libro. Tendrías que escoger temas de interés y especializarte en dos o tres que tengan gancho. De esta manera, puedes repetir la misma lección en diferentes ciudades y ampliar tu ámbito geográfico a nivel nacional.

Para empezar, podrías empezar con Borges (como la conferencia que dio José Ramón Zabala en San Sebastián con el título “Los laberintos de Jorge Luis Borges”). Necesitarás quizá un año para leerlo, estudiarlo a fondo y organizar una conferencia de una hora de duración y dejar otra media para el turno de preguntas y respuestas. Si eres capaz de hacerlo, estate seguro de que tendrás éxito. Al acto acudirá un numeroso público que se declarará admirador de la obra del escritor argentino, sin haber leído nada de él, con lo cual es poco probable que te hagan una pregunta comprometida. Como alguien habrá hecho al principio la presentación del orador, tu obra ya será conocida y también las librerías de la ciudad que venden tus libros. Incluso, si te lo permiten, al término del acto, una azafata podría ofrecer alguno en la puerta de salida a un precio reducido y con la firma del autor.

A Borges lo puedes agotar, por ejemplo, en un año. Durante ese tiempo, tendrás la posibilidad de preparar otro autor, por ejemplo, Sábato. Y al siguiente, Cortázar… Ya eres un trovador reconocido y te llamarán de muchos sitios.

Ahora te atreverás con el Ulises de Joyce y, más tarde, con Proust y su tiempo perdido. Quizá la historia no te recuerde como un escritor de talento, pero ganarás dinero y te lo pasarás “bomba”.

Adquirir notoriedad. Presentar el libro en público

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 24-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

En ese afán de adquirir notoriedad para vender tu libro, una fórmula que puede resultar eficaz es dar una conferencia para presentarlo en algún lugar señalado que tenga relación con tu persona o con el contenido de la obra. El meollo suele estar en conseguir que acuda un mínimo de público interesado, quizá una treintena de personas, para superar los cuarenta o cincuenta oyentes, contando con la asistencia de un grupito de familiares y amigos. No siempre es fácil.

Es conveniente que alguna persona de prestigio haga la presentación y actúe como moderador. Quizá el presentador tenga más capacidad de convocatoria que tú como autor (¿No te gustaría que Iñaki Gabilondo presentara tu libro en el Círculo de Bellas Artes, como lo ha hecho con “Memoria de Euskadi” de María Antonia Iglesias”?) .

Elige bien, hazlo con tiempo y procura que los medios (prensa, radio y si es posible, la televisión local) hablen del evento en el momento oportuno, dos o tres días antes, no el mismo día. No está de más que el promotor se encargue de imprimir unos carteles (como éste de Machado) anunciando el acto y repartirlos en tiendas y establecimiento afines. También tarjeras de invitación que tú mismo puedes distribuir entre tus amistades, en las tiendas de tu barrio, en tu lugar de trabajo…

Yo he dado tres conferencias para presentar mi novela “Árbol de sinople”:

  • La primera en Donostia-San Sebastián, organizada por la Biblioteca Municipal y la asociación de libreros de Gipuzkoa. Acudieron algo más de cincuenta personas. No vendí ningún libro porque no está permitido, pero me consta que las librerías sí lo hicieron en los días posteriores.
  • La segunda fue en Azkoitia y la tercera en Mutriku, lugares en los que nacieron y vivieron los protagonistas de la novela, a finales del siglo XVI. Asistieron cerca de cuarenta personas y vendí directamente entre diez y quince ejemplares a un precio rebajado en cada sesión, además de otros veinte o treinta en las librerías en que dejé el libro en depósito.

Es muy posible que la mitad de los ejemplares que he vendido ─es decir 150 de 300─se puedan atribuir a estos tres acontecimientos que los propios ayuntamientos organizaron, sin que yo haya tenido que realizar más esfuerzo que el de hablar con los responsables del área de cultura y, claro está, preparar el contenido de la charla.

Ya sé que a muchos de vosotros, escritores diletantes, os horroriza todo esto del marketing, de promocionar tu persona, de salir en los medios. Pero si quieres tener un poco de éxito, no tienes más remedio que hacerlo, a no ser que seas un fuera de serie. Los escritores tenemos que estar convencidos de que lo que hacemos es importante y que merece la pena hacer un esfuerzo para que el público conozca nuestra novela, quizá un esfuerzo tanto o más importante que el de escribirla. Si no lo estás, olvídate, no pierdas el tiempo… o escribe simplemente por placer, sin ningún afán de divulgar lo que has creado. Tampoco está mal, pero sé consciente.

Adquirir notoriedad. Ganar un premio literario

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 04-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Una forma de adquirir notoriedad es, sin duda, ganar un premio literario de postín… pero eso está sólo al alcance de los elegidos. Sin embargo, hay otras alternativas. No me refiero a presentar tu libro a un concurso de ámbito nacional, sino escribir dos o tres cuentos y presentarlos a certámenes de carácter local. Seguro que en tu espacio geográfico, tendrás más posibilidades. Conseguir una distinción ─aunque sea modesta─ te ayudará a obtener prestigio… a ser considerado por los medios y a ser conocido por el público en general.

Es algo que eché de menos ahora hace un año, cuando terminé la pequeña campaña de promoción de mi primera novela que publiqué a finales de 2009. Noté que, a partir de agosto de 2010, se agotó el manantial. Desde entones, tan sólo he vendido diez libros, a una media de uno mensual.

Para eso de adquirir notoriedad, me decidí a escribir un cuento y presentarlo al XXVIII Concurso de Cuentos Gabriel Aresti que convoca todos los años el Ayuntamiento de Bilbao. El fallo tenía que haber sido anunciado a finales de marzo de 2011, pero el jurado pidió una prórroga, porque se había presentado más mil obras. Es casi imposible que yo pueda obtener un galardón, siquiera de consolación, con tantos candidatos. Quizá elegí mal el certamen… tenía que haber optado por otro más modesto.

Al margen de esto, la experiencia de escribir un cuento fue fantástica y tremendamente pedagógica. Un cuento es algo diferente a una novela. Tienes que seleccionar lo que vas a decir, no te puedes explayar ni recrear en episodios secundarios. Es preciso diseñar un inicio atractivo y entrar de lleno en materia. Debes utilizar un estilo conciso y escueto.  Has de hacer el texto dinámico, sin dar tiempo a que el lector se pierda, con frases cortas, diálogo suelto y personajes coherentes. Lo que escribas ha de estar justificado… que no sobre nada. Todo esto hay que tener en cuenta a la hora de escribir un cuento. Y todo esto te puede servir para evitar que tu novela sea aburrida, confusa y farragosa. Piénsalo…

Si tienes la suerte de obtener un primer premio o un simple accésit, ten preparado un plan de actuación, una batería de eventos para que el acontecimiento tenga la máxima repercusión en los medios. La prensa está necesitada de noticias y te brindará gustosa un par de columnas o una entrevista en la radio. Es el momento de poner en marcha las acciones promocionales para consolidar fama y conseguir que la gente no se olvide de ti durante algún tiempo. Y cuando ese tiempo pase… a empezar de nuevo. Hay que estar continuamente en el candelero.

Para seleccionar el concurso literario que más se adapta a tus condiciones, lo mejor es consultar el libro “Guía de Premios y Concursos literarios en España 2011-2012”, de Dolores Jiménez Morato, que acaba de publicar Fuentetaja Literaria. Lo puedes comprar online al precio de 29,50 € o pedirlo en la biblioteca de tu barrio. Estos dos enlaces también te pueden ayudar:

https://www.escritores.org/index.php/recursos-para-escritores/concursos-literarios

https://www.guiadeconcursos.com/concursosliterarios/

Ser escritor y adquirir notoriedad

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 29-05-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Desde la creación de este blog, hemos venido insistiendo en que una cosa es escribir un libro y otra bien diferente es publicarlo y obtener éxito en la venta. Cualquiera que sea la forma que hayas elegido para editarlo, siempre estarás obligado a promocionarlo y a darte a conocer como autor, a realizar determinadas acciones comerciales para que el público lo compre y adquirir notoriedad, aunque sólo sea en tu pequeño entorno geográfico. Me estoy refiriendo, claro está, a ti como escritor diletante, desconocido, sin editor ni agente literario comprometidos en divulgar tu obra, que te has decidido a publicar por tus propios medios y quieres ahora, cuando menos, recuperar la inversión que has realizado.

¿Qué cosas se nos ocurren para adquirir notoriedad? Si quieres alcanzar un cierto nivel de popularidad, tienes que convertirte en hombre o mujer públic@ y conseguir que la gente hable de ti ─fíjate en Arturo Pérez-Reverte… aparece hasta en la sopa─, aunque no necesariamente como escritor de novelas. Puedes llegar a ser célebre por otros muchos caminos. Vamos a explorarlos:

  • Conseguir un premio literario, aunque sea modesto.
  • Dar conferencias sobre temas preferiblemente literarios y destacar tu condición de escritor.
  • Aparecer en prensa y radio ─si es TV mejor─ el máximo número de veces.
  • Salir a la calle a presentar el libro en determinados lugares y en fechas señaladas.
  • Disponer de una página web atractiva que fomente la participación de los lectores.
  • Subir a Youtube un video novedoso, gracioso, pintoresco… que despierte en el cibernauta el deseo de pasárselo a un amigo.

Esto del video puede ser un filón si tienes algo de imaginación. Sólo te recuerdo el caso de ese sastre de Granada que se ha hecho famoso con un video tan simple como éste de “Cómo planchar una camisa”. Su autor, Bere Casillas, además de atender personalmente a los clientes en su tienda,  a escribir en el blog, a mantener el contacto con sus seguidores en Facebook y Twitter y a viajar para dar conferencias por toda España. Su nombre da 293.000 resultados en el buscador de Google y 24.900 con el nombre exacto… todo un record. ¿No serías tú capaz de hacer algo parecido?

En próximos artículos, trataré de desarrollar cada una de esas posibles actuaciones de Marketing para vender un libro, cuya finalidad es aumentar la popularidad del autor, algo que muchos de vosotros no estáis dispuestos a hacer ─porque pensáis que ese proceder es impropio─, pero que tendréis que asumir si queréis alcanzar la gloria. Un escritor de prestigio no es muy diferente de un político, un artista de cine o un personaje de la jet… hay que estar siempre en portada.

Asesor literario. Un oficio con futuro

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 21-04-2011

Tags : , , , , , , , , , ,

He recibido algún comentario de gente amiga que corrobora esa sensación que yo manifestaba en el primer párrafo de mi anterior artículo sobre los muchos escritores anónimos que tienen vocación de escribir, que han sido capaces de culminar una o varias novelas y que no saben lo que tienen que hacer para su difusión. No siempre la autoedición es la mejor solución…

 

Echo de menos una figura que, si bien existe para autores consagrados, no abunda para el escritor debutante. Me refiero al intermediario… a lo que en la jerga del sector se conoce como “agente literario”. Pero no el agente literario tradicional, muy próximo al editor y con tradición de comisionista… que solo cobra si consigue publicar y el libro tiene éxito.

Es una figura que se acerca más a un moderno asesor literario ─con conocimiento profundo de las nuevas tecnologías y de las posibilidades que ofrece Internet─ que podría tener las siguientes funciones:

  • Corregir errores de estilo.
  • Eliminar faltas ortográficas.
  • Suprimir párrafos e incluso capítulos baladíes que no aportan valor.
  • Hacer que los personajes sean coherentes a lo largo de la historia… y creíbles.
  • Definir el formato del libros, tipo de papel, portada y contraportada… y el precio de venta al público.
  • Aconsejar al autor si conviene presentar la obra a algún concurso literario.
  • Proponer las alternativas que existen para llegar al lector, en función de la calidad de la obra, de los objetivos que se propone el autor y del dinero que está dispuesto a invertir.
  • Apoyar luego la difusión del libro con campañas promocionales acordes a la estrategia adoptada.

Su remuneración no tendría que estar necesariamente ligada a los resultados; quizá podría ser mixta: una parte fija y otra variable. Lo que sí habría que pedirle es honradez ─como a todo el mundo─ y no abusar de la buena fe de ese escritor novel que ignora todo lo que se mueve alrededor del mundo editorial y que, además, no está ni preparado ni interesado en “perder el tiempo” en esas cosas del marketing. Estoy seguro que un profesional con ese perfil tendría el éxito asegurado, pero… ¿dónde encontrarlo?

Estos enlaces nos ofrecen listas de agentes literarios. Nos pueden servir, aunque yo creo que todos ellos son de la vieja guardia:

Escritores.org / agentes literarios

Agencias literarias

Asociacion de escritores noveles / agentes literarios

Ediciona / agencias literarias

Asociacion de agencias literarias

Libro digital. Una oportunidad para el escritor diletante

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 17-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Tengo la impresión de que cada vez hay más personas que se aplican a escribir libros ─muchas de ellos, dignos, muy dignos─, no precisamente profesionales, sino aficionados, diletantes, que solo pretenden que la gente los lea, sin propósito crematístico alguno. Son escritores que dedican un montón de horas a esta tarea, con el único objeto de sentir la satisfacción de ver cumplido un sueño.

La mayoría ignora las dificultades que va a encontrar para publicarlo y se lleva una gran decepción cuando empieza a conocer cómo funciona el mercado editorial. Piensan que si escriben una buena novela y el libro se publica en buena calidad de papel y con una portada atractiva (como la de “Ángeles y Mariposas”), ya está todo hecho. Por eso, se embarcan en la autoedición y se gastan un buen montón de euros para tocar con sus manos el libro que han escrito. Son hasta capaces de conseguir que su obra esté expuesta en un lugar preferente de las librerías de su entorno… durante cierto tiempo. Pronto llega el desengaño cuando descubren que, al cabo de una o dos semanas, desaparece de la circulación y que apenas han conseguido vender algún que otro ejemplar… siempre hay un amigo que te echa una mano.

Mientras tanto, las estadísticas nos dicen que el mercado del libro ha descendido un 30% en los dos últimos años, aun con el auge que ha supuesto esa infraliteratura que se consume en los hipermercados. Somos esclavos de nuestra tradición, de nuestra cultura, inmersos en la galaxia Gutemberg que hizo posible el auge de la novela, sin darnos cuenta de que eso se ha acabado, que la imprenta se ha quedado atrás y que la sociedad actual demanda otro tipo de formato… y hasta otro tipo de literatura.

Éste es un mensaje para ti, escritor inédito que no sabes cómo hacer llegar tu obra al gran público. Métete con el libro digital, dedica algo de tiempo a conocer lo que es Internet y sube tu libro a la red. Gástate el dinero en pedir consejo a un experto en estas nuevas tecnologías… que te explique las mil fórmulas que existen para estar presente. Hace 15 días ya escribí algo sobre el éxito que ha conseguido la joven escritora Amanda Hocking con iTunes. Es un ejemplo a seguir…

Amazon anuncia su desembarco en España para finales del presente año. Su dispositivo de lectura, el Kindle, se ha sumado a los tablets de otros fabricantes para mejorar su cuota de mercado de libros digitales. En el momento actual, su librería virtual ya vende una cantidad similar de libros en ese formato que en papel.

¡Anímate, hombre! Todavía estás a tiempo.

El escritor busca la venta directa

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 03-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Las nuevas tecnologías permiten hoy al escritor acercarse al lector y proponerle la venta del último libro que ha escrito a un precio al alcance de cualquier bolsillo. Si eres capaz de encontrar un editor que quiera publicar tu libro ─ardua tarea si eres un desconocido─, descubrirás que tan sólo te vas a llevar el 10% del precio de venta y que probablemente no vas a vender muchos ejemplares. Con esta perspectiva, los nuevos creadores tienen poco que perder si apuestan por otros canales de distribución, aunque todavía no estén maduros. Os sugiero que leáis el artículo que escribió Julián Díez en Cinco Días, el pasado 12 de marzo de 2011:

  • Bruce Holland Rogers, escritor de literatura fantástica, tiene un grupo de suscriptores que le pagan 10 € al año por recibir 3 relatos al mes, a través de e-mail.
  • Amanda Hocking, una joven norteamericana de 27 años que escribe novelas de amor con vampiros, lleva vendidas 900.000 copias de sus nueve novelas, autoeditadas, a través de iTunes, con precios entre uno y tres dólares. La tienda de Apple le da un 70% de los ingresos, con lo que Hocking se ha hecho, cuando menos, millonaria en el último año. El Diario Vasco de hoy nos cuenta algo sobre la joven escritora.
  • En España, Juan Gómez Jurado (Enemigo de Dios) y Manuel Loureiro (Apocalipsis Z) han vendido por ese canal más de 65.000 ejemplares, ambos con precios en torno al euro y medio. Los dos autores son ahora promotores de la iniciativa 1libro1euro.com, en la que es posible descargar esos textos gratis y solo se pide que se destine un euro a una ONG a cambio.
  • Otra alternativa es la autoedición. En este segmento, Bubok es una de las empresas más exitosa y ha vendido más de 120.000 libros. Ofrece tanto la opción de editar gratis el libro en papel como permitir su descarga a través de Internet. En mi opinión, la segunda fórmula me parece muy atractiva, ya que el autor percibe el 80% del PVP. Sólo hace falta un poco de ayuda en publicidad.

Por el contrario, la experiencia de las editoriales españolas con sus canales de venta de ebooks ha sido decepcionante, porque no han sido valientes: han preferido mantener precios altos por la descarga, para no perjudicar su negocio principal, la venta de libros en papel. Es muy posible que el panorama cambie a finales de 2011 con el esperado desembarco de Amazon en España.

¿Es posible la cultura sin intermediarios?

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 14-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Al amparo del debate que se ha producido en el mundo de la cultura con la aprobación de la llamada Ley Sinde, no está de más que nos hagamos una pregunta: ¿Es posible la cultura sin intermediarios? ¿Es posible la literatura sin editores, sin librerías?

La respuesta no es la misma para todos los sectores. Es difícil entender el cine sin la Warner o la Fox. Los grandes éxitos cinematográficos no desaparecerán nunca, pero probablemente sí ese montón de películas de calidad dudosa que a menudo te tragas en la tele, impuestas a las cadenas televisivas por distribuidoras de medio pelo. Por el contrario, emergerá el cine independiente hecho con un presupuesto modesto que cuenta historias complejas desde formatos diferentes. Los creadores que perciban el cambio tendrán una oportunidad para triunfar; los que no, serán los eternos descontentos que demandan protección con leyes conservadoras para mantener el statu quo. En ese sentido, saldremos ganando.

Alguien podrá alegar que precisamente ese tipo de cine es el que busca la mayoría de la gente, de igual forma que los mayores niveles de audiencia en televisión corresponden a esos programas basura que infestan nuestras pantallas. Es entonces cuando uno se pregunta cuál es el rol de la cultura. Os sugiero que hagáis un recorrido por diferentes países europeos y comparéis el nivel cultural (o educativo, si lo preferís) medio del ciudadano con la calidad de los contenidos que la televisión ofrece. A que no os lleváis ninguna sorpresa…

Algo parecido sucederá en el ámbito discográfico. No creo que desaparezcan los grandes sellos, pero sí los de tamaño medio, para dejar paso a plataformas digitales en las que los artistas venderán directamente sus producciones, aunque nunca podrán prescindir del promotor. Éste juega un papel importante en la difusión de un disco y tiene reconocido su derecho a una remuneración.

En la literatura, es probable que ocurra algo similar. No es cierto que los editores garanticen la calidad de los libros que publican. Diría que incluso al revés. Las editoriales han perdido aquella misión sacrosanta que aplicaron en sus inicios de buscar escritores desconocidos, con talento, para lanzarlos a la fama. Hoy se limitan a publicar lo que saben que se va a vender, es decir lo que hacen los autores consagrados. Ése es el espacio que les corresponde y dejémosles que lo ocupen a su legitimo entender. Muchas tendrán que cerrar…

Surgirá con fuerza el libro digital y allí ya no es tan necesaria la presencia de intermediarios y distribuidores. Cada autor tendrá que encontrar la forma de colocar su libro en la red y adquirir notoriedad para que el gran público lo descargue a su tablet. En ese campo, la figura del agente literario se hará indispensable para promocionar a escritores noveles, orientarles en el enfoque de la obra y hacer la publicidad adecuada. Es un oficio con futuro para nuevos profesionales honestos y adaptados a los nuevos tiempos.

El libro como objeto deseado

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 03-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El porcentaje de lectores que leen a través de un soporte digital es todavía pequeño ─en torno al 5%─, pero sigue creciendo de forma regular. Aunque la venta de dispositivos electrónicos se ha disparado en la última campaña de Navidad, el mercado de eBooks no ha seguido la misma línea ascendente, lo que indica que los usuarios se proveen de forma gratuita en la red. Es éste un fenómeno imparable que ninguna ley va a poder controlar, si los precios que ofrecen los portales especializados no bajan de forma sustancial. Haz una prueba: entra en Libranda y mira lo que cuesta descargar “La Caída de los gigantes” de Ken Follet, en una de sus tiendas asociadas.

Sigo creyendo que el libro digital es una excelente oportunidad para que el escritor debutante dé a conocer su obra. Dentro de un par de meses, trataré sobre cómo hacerlo. Ahora, mi intención es todavía referirme al libro en papel, a lo que puedes hacer ─al margen de su contenido─ en su formato externo para atraer la atención del cliente que visita una librería: el libro como objeto deseado.

Tienes que apostar por un formato sobrio y, al mismo tiempo, elegante. Si decides editarlo por tus propios medios, piensa bien en todos los detalles y gástate el dinero en cuidar la impresión. Si, por ahorrar, sacas al mercado un libro con papel barato, tipografía ilegible y aspecto mediocre, el fracaso es más que probable.

Haz algo notable, algo que llame la atención en la mesa de novedades de una librería. Tienes que conquistar al lector a través del impacto visual. Es tu única arma, ya que no eres un autor conocido. Trabaja el diseño para obtener un objeto manejable, con una sinopsis sugestiva y una portada con encanto que peguen al ojo del comprador y que éste, al hojearlo, acaricie un papel de calidad, perciba unos márgenes limpios, se sienta atraído por una letra seductora… en suma, que saque de inmediato la impresión de que es un libro cómodo y fácil de leer.

Frente al libro electrónico, sólo van a competir las publicaciones de calidad. Intenta que la tuya lo sea. A poco que lo consigas, si la obra tiene algún valor literario, serás capaz de crear ilusión en el público y vender tu imagen, siquiera en un entorno cercano, a través de actuaciones de carácter local que iremos viendo en artículos posteriores. Recuerda que tu objetivo es vender trescientos ejemplares para recuperar la inversión. Luego ya nos meteremos con el libro digital. Eso es otra guerra…

Página 4 de 7« Primera...23456...Última »