Chesterton. Cómo escribir relatos policíacos

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana, Ana Merino y Ane Mayoz el 18-06-2018

Tags : , , ,

El asesino, como el cartero, siempre llama dos veces a la puerta de su víctima y siempre comete algún error. Tal es lo que sostiene el maestro G. K. Chesterton (1874-1936) en Cómo escribir relatos policíacos (Acantilado), un manual entusiasta y culto, imprescindible para el perfecto escritor de relatos de misterio. Chesterton destapa el tarro de sus esencias para aconsejar al perfecto escritor de relatos policíacos. Si alguno de ustedes se quiere dedicar a este oficio literario, tome buena nota. Read the rest of this entry »

El humor literario II

Categoría (General, Taller literario) por Ana Merino y Ane Mayoz el 12-06-2018

Tags : , , ,

Nuestra literatura tiene una larga tradición humorística: basta pensar en el Lazarillo de Tormes, o en el Quijote. La literatura del humor, durante el siglo XIX, prácticamente desapareció de las letras españolas para dejar paso a la sátira, a una literatura de la indignación, que suele centrarse en los políticos, los reyes… A finales de ese siglo, se evidencian algunas características del nuevo humor, ya que se abandona la sátira política partidista, los ataques personales, para crear un humor con base costumbrista, de reflejo de la realidad cotidiana del momento. Hay un placer evidente en el chiste,en el puro juego de palabras, en el equívoco que llenaba muchas comedias de la época. Y hay gusto por la exageración, por crear situaciones rebuscadas que, precisamente por su exceso, provocan la risa, aunque nunca se llega todavía al absurdo total.

Esas transformaciones del humor se acelerarán a partir de la derrota del 98. Surge un nuevo interés por la individualidad; la crítica y la sátira pierden valor y se abre campo a la originalidad en el humor. El novecentismo, uno de los movimientos más intelectuales de la literatura española, comienza con la primera transformación del humor.

Y aquí nos encontramos con Ramón Gómez de la Serna, entre otros. Inconformista y original, manifiesta cuando comienza a escribir (1905) el deseo de proceder a una renovación radical de la literatura. Sus obras y su vida se caracterizan por la originalidad, la novedad, la ruptura con todo lo comúnmente admitido, tanto en la forma como en el fondo. Pero no solo interesa él como autor, sino también como movilizador de la vanguardia. Además de sus propias obras —novelas, relatos, ensayos, biografías, conferencias, teatro, radio…— fue maestro para muchísimos de los jóvenes escritores que por entonces llegaban al mundo de las letras desde la famosa tertulia del Café de Pombo, que dirigió durante muchos años. Su influencia fue absorbente dentro de la literatura de humor desde 1920 hasta la Guerra Civil.

En nombre de la vanguardia, defiende el hundimiento de lo real y una realidad subjetiva a través del lenguaje. En esa labor de descomponer literariamente la realidad, el humor resulta clave: deshace la lógica de lo cotidiano, que es en sí misma absurda, y hace que las cosas vuelvan a su ser propio, desorganizado, libre. Así, el humorista observa los objetos desde muchos y nuevos ángulos, acepta todas sus particularidades y les da otra función, otros ideales; el humor, el nuevo humor, queda liberado de todo el pasado anterior de la sátira y el sainete. Sus relatos humorísticos resultan extremadamente originales. Se apoya en el absurdo, pero toma también en cuenta elementos como el erotismo, la muerte y un cierto exotismo en los ambientes.

Jardiel Poncela se consideraba un continuador de la obra de Ramón. De la vanguardia, heredó el gusto por la novedad y la originalidad de toda su obra. Su humor no es tan refinado ni tan renovador como el de Ramón, pero es mucho más accesible al público: desprecia los juegos de palabras y los chistes, en favor del  valor cómico de las situaciones. Sus relatos parten siempre de hechos absurdos, pero se desarrollan con una coherencia absoluta, con un rigor total para desembocar en situaciones de completa falta de lógica. Es pionero en presentar escritos que imitan artículos de periódico, obras dramáticas, pregones, anuncios… Una huella más de la vanguardia.

Wenceslao Fernández Flórez, gallego de pro, periodista y novelista, destacado humorista y artista de la retranca, una figura injustamente olvidada que puso el énfasis en lo absurdo de la existencia humana.

Además, habría que mencionar a Antonio Lara (Tono), Mihura y muchos otros hasta los años sesenta, incluyendo a autores más jóvenes, como el exitosísimo Álvaro de Laiglesia.

Pero hay que precisar que la mayoría de las cosas no son ni de risa ni dramáticas. Se les da un tratamiento u otro y ese tratamiento lo da el lenguaje.

Ortega y Gasset. La novela presentativa

Categoría (Consejos para escritores, El libro y la lectura, El oficio de escribir, General) por Manu de Ordoñana, Ana Merino y Ane Mayoz el 26-05-2018

Tags : , , , , ,

José Ortega y Gasset (1883-1955) ha sido uno de los pensadores españoles que más proyección internacional ha tenido y el que más ha destacado dentro de aquella corriente de intelectuales que vivieron en la primera mitad del siglo XX. Su estilo, más cerca de la prosa literaria que del discurso filosófico, posee una brillantez expositiva en la que reside una de las claves del éxito y difusión de sus libros. En 1925, escribió La deshumanización del Arte e Ideas sobre la novela; en esta obra, medita sobre la anatomía y fisiología de la novela, como continuación de lo que ya expuso en su Breve tratado de la novela y que pertenece a Meditaciones del Quijote, publicada en 1914.

Dice Ortega que los editores se quejan de que mengua el mercado de la novela. En efecto, acaece que se vende menos novelas que antes y que, en cambio, aumenta relativamente la demanda de libros de contenido ideológico. Denuncia las dificultades que el autor moderno encuentra a la hora de escribir una novela y las justifica por el hecho de que es un género agotado. Read the rest of this entry »

Cómo escribir una novela negra

Categoría (Consejos para escritores, General) por Manu de Ordoñana, Ana Merino y Ane Mayoz el 14-05-2018

Tags : , , , ,

Mariano Sánchez Soler (Alicante, 2 de mayo de 1954) publicó en 2006 un artículo con ese título en la página web de la Biblioteca Virtual Universal, en el que explica los secretos que hay que saber para escribir una novela negra.

1.- La búsqueda de la verdad

Si el objetivo de cualquier aventura, de cualquier creación artística, es la búsqueda de la verdad (y si no, que se lo pregunten a Alonso Quijano), la novela negra es la expresión más nítida de esta indagación literaria. Su objeto narrativo nace de la necesidad de desvelar un hecho oculto/misterioso que nos mantiene sobre ascuas. A través de sus páginas, el autor se propone, además, desentrañar el impulso escondido que mueve a los personajes y que justifica la existencia del relato desde el principio al fin. Read the rest of this entry »

Humor literario I

Categoría (El oficio de escribir, General, Taller literario) por Ana Merino y Ane Mayoz el 05-05-2018

Tags : , , , ,

¿De dónde procede el término humor? No hay acuerdo acerca de su etimología. Para unos, del latín humos, “tierra”; aunque más lógico parece hacerlo descender de la voz latina umidus, “humedad”, que origina la otra acepción de la palabra humor, “líquido humoral”, de donde dicen los eruditos que viene eso de estar de buen o de mal humor, según sea el líquido predominante que empapa el cuerpo en un momento dado. Lo único incuestionable es que las bestias desconocen el humor. Y que para los seres racionales que poseen su sentido constituye una forma de ser, una actitud constante ante la vida e incluso ante la muerte.

Hay que empezar por distinguir lo cómico de lo humorístico. La palabra humor comenzó a usarse en el siglo XVIII para referirse a un determinado tipo de obras que provocaba la risa, pero que eran muy diferentes de los géneros cómicos por entonces en boga. No es fácil encontrar fronteras entre ambas ideas. Lo cómico parece ser todo aquello que mueve a reír, que no busca sino la pura diversión, el entretenimiento y el regocijo. Los humoristas suelen definir el humor buscando matices que agregan a lo cómico un elemento serio, a veces incluso triste o desagradable en su fondo. El cómico pretende solamente reírse de las cosas; el humorista ríe también, pero se aproxima más a ellas, y descubre al mirarlas un fondo de tristeza, e incluso de tragedia. Read the rest of this entry »

Emilia Pardo Bazán. Una mujer inoportuna en el siglo XIX

Categoría (El libro y la lectura, Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana, Ana Merino y Ane Mayoz el 29-04-2018

Tags : , , , ,

Cuando Benito Pérez Galdós se enteró de que Doña Emilia Pardo Bazán, su amante, había estado con otro hombre, ella le contestó: “El quererme a mí tiene todos los inconvenientes y las emociones de casarse con un marino o un militar en tiempo de guerra. Siempre doy sustos”. Y esto es lo que hizo constantemente en la sociedad española de su época: dar sustos al mundo intelectual de aquella época en forma de crónicas, artículos, ensayos, novelas o cuentos.

Fue una mujer extraordinaria, rebelde y con mucho carácter. Tanto en su faceta de mujer como de escritora la podemos comparar con la proa de un barco que va rompiendo necesariamente el mar y va dividiéndolo. Fiel a su forma de ver y entender el mundo, no sólo no se adaptó al comportamiento que la sociedad esperaba de las mujeres, sino que lo denunció en varias ocasiones: “Para el español todo puede y debe transformarse. Solo la mujer ha de mantenerse mantenerse inmutable. La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión. Read the rest of this entry »

Página 1 de 6412345...102030...Última »