Mejorar un texto ePub con Sigil

Categoría (El libro digital, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 09-01-2012

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Si has sido capaz de convertir el texto .doc de tu novela al formato .ePub y lo lees en tu libro electrónico, comprobarás que se han producido algunos erros en la traducción. Los más frecuentes son los siguientes:

  • El guión largo de diálogo se convierte en un símbolo irreconocible que hace difícil la lectura.
  • De vez en cuando, el sangrado se corre hacia la izquierda
  • Se produce un salto innecesario de línea en cada párrafo y al pasar de capítulo.
  • En algún caso, se produce un salto de línea dentro del párrafo.
  • Otras veces, un salto de página dejando en blanco la mitad de la precedente.
  • Las llamadas al pie de página se trasladan al final del libro, con lo cual pierden su valor.

Para corregir el texto, lo mejor es utilizar Sigil, el supereditor que (casi) nunca te fallará. Para hacerlo, tienes que descargar el ejecutable siguiendo las instrucciones que te dicta el asistente de Softonic, pinchando en “Descargas gratis”. Cuando termines, te preguntará si deseas ejecutar o guardar este archivo: Pinchar en “Ejecutar”. Luego pregunta: ¿Desea ejecutar este archivo: “Ejecutar”. Aparece un cuadro de descarga: Aceptar. Finalmente, te preguntará si quieres instalar la barra de herramientas Babylon, la última versión de Norton o algún otro programa. Mi consejo es desestimar todas las opciones  y pinchar “Siguiente”. Empieza la descarga. Al terminar, aparecerá “Welcome to the Sigil setup Wizard”. Pinchar botón “Next”. Surge una nueva ventana: Marcar “I accept the agreement” y pinchar botón “Next”. Y luego otra que te propone instalar de Sigil en la carpeta de Programas. Es lo recomendable, así que pinchas Next. Siguiente paso. Select components. No toques nada y pincha Next. Otra ventana: Select start Menu folder. No tocar y pinchar Next. Última ventana: “Ready to Install”, pinchar “Install”. Verás el avance de la instalación y cuando termina, pincha “Finish”. ¡Por fin! Ya tienes Sigil instalado en tu escritorio.

Ahora vas a arreglar el texto de tu novela. Pincha en el icono de Sigil para entrar en su interfaz: te encontrarás una configuración muy similar a la de un editor de textos tradicional. El único problema es que los mandos están en inglés. Por lo demás, la corrección del documento se hace sin gran dificultad, al menos los defectos habituales que solemos hacer en la redacción inicial. Si pretendes con­fec­cio­nar tex­tos de forma pro­fe­sio­nal, te será impres­cin­di­ble cono­cer CSS y HTML. Vamos allá:

Pincha en “File” y luego en “Open” para traer tu libro de la biblioteca Calibre en formato ePub. Verás que aparece la portada en la pantalla de tu ordenador. Ahora tienes que pinchar en “View” de la barra de herramientas y activar “Book Browser” para que te aparezca a la izquierda un desplegable de contenidos. Si no lo haces, sólo tendrás acceso a ver la portada o la primera página. Te sugiero que no utilices más que las tres primeras carpetas (Text, Sty­les e Ima­ges) y casi mejor, sólo la primera. Pincha para acceder a la portada (titlepage) o al texto (index). Y ahora, habilidad libre. Yo he llegado hasta ahí y me basta. Si quieres saber más o hacer virguerías, el asistente de Fran Ontanoya te ayudará: es sencillo de entender y, al final, hay una serie de respuestas del autor a los problemas más frecuentas que han planteado los usuarios. También te puede servir este enlace de Libro de Notas. En última instancia, el botón de ayuda “Help” a la derecha de la barra de instrucciones de Sigil te ilustrará, aunque está en inglés.

¡Ah! Al final, no te olvides de guardar los cambios realizados en el documento, para lo cual pincha de nuevo en “File” y luego en “Save”.

Convertir un texto Pdf a ePub

Categoría (El libro digital, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 04-01-2012

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

El formato PDF es el estándar más común para la creación de documentos digitales, por ser el más adecuado para el tratamiento de contenidos online que incluyan imágenes u otros elementos (gráficos, diagramas…) que requieran un diseño preciso. Es el formato ideal para leerlo en pantalla de ordenador, ya que el texto no se puede modificar, pero tiene el inconveniente de que su anchura no se adapta a la pantalla del e-reader, con lo cual plantea dificultades para su lectura en tal dispositivo.

Por el contrario, el formato ePub es el estándar recomendado para textos digitales que no incorporen muchas imágenes. El ePub está orientado a la publicación de textos ─no está pensado para soportar contenidos gráficos─ y es el formato idóneo para la lectura de libros electrónicos en un ebook. Vamos a ver pues cómo se convierte una novela en formato .pdf a formato .ePub para que pueda ser leída sin ninguna dificultad en cualquiera de los dispositivos de lectura que existen en el mercado.

Como decíamos en el artículo anterior, uno de los mejores convertidores de textos a formato .ePub es Calibre, un software libre que admite el formato de entrada .pdf y ofrece por defecto la salida en ePub ─.Lit y .Mobi, entre otros muchos─. Lo primero que tienes que hacer es descargarlo de forma gratuita. El proceso es un poco largo, pero sencillo: sólo tienes que aceptar la opción por defecto que ofrece la ventana de diálogo y al final guardar el ejecutable en el escritorio. Ya tienes el icono de Calibre visible en tu escritorio. Éstos son los pasos que tienes que dar:

1.- Abrir Calibre pinchando en el icono correspondiente.

2.- Arriba a la izquierda, pinchas en un icono rojo “Añadir libros”. Aparece una ventana que te permite buscar en tu ordenador el texto .pdf que quieres convertir. Lo seleccionas y así queda incorporado ala biblioteca Calibre con el dicho formato .pdf

3.- Ahora te vas al tercer icono de arriba en marrón “Convertir libros”. Te aparece una ventana en la que aparece el texto de tu libro. La primera página esla portada. La puedes cambiar, para lo cual pinchas en el icono de la derecha de la pestaña “Cambiar la imagen de portada”, buscas en tu ordenador la imagen que te conviene, pinchas y verás cómo te aparece en el recuadro de la derecha.

4.- A continuación, te vas a la derecha para introducir los metadatos: Título, editor, autor, orden del autor y editor.

5.- El formato de salida por defecto es ePub que aparece escrito en la pestaña de arriba (si lo prefieres, puedes seleccionar cualquiera de los que te ofrece el programa). Aceptar.

6.- Ya tienes tu libro instalado en la librería de Calibre con formato .ePub. Puedes abrirlo con “Pulse para leer”, en la columna de la derecha abajo o seleccionarlo en la librería.

7.- Seguramente verás que hay defectos y tendrás que corregirlos. Los más habituales son que el texto no está justificado, que el la conversión no ha respetado los tipos de letra, que hay descuadres o que el guión largo del diálogo se ha transformado en otro símbolo. Para arreglarlo, tendrás que apoyarte en el supereditor de ePUB que se llama Sigil. Pero esto lo veremos en el artículo siguiente.

8.- En cualquier momento, puedes modificar los datos previamente introducidos (por ejemplo la imagen de la portada), para los cual te vas al segundo icono de arriba “Editar metadatos” y haces los cambios que creas conveniente en la ventana que te ofrece.

9.- Ahora ya sólo te queda llevar el archivo recién creado en ePub al dispositivo de lectura que te convenga en cada caso, para lo cual seleccionas el libro en la biblioteca a Calibre, pinchas el botón derecho del ratón y eliges la opción deseada.

Para terminar, una recomendación: Procura no convertir a ePub desde PDF, casi nunca quedan bien. Si tu libro está en .doc, utiliza el procedimiento descrito en el artículo anterior. Y si está en .txt, lo puedes hacer directamente con Calibre. Te quedará mucho mejor.

Convertir un texto Word a ePub

Categoría (El libro digital, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 30-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Uno de los principales problemas a que se enfrenta el escritor diletante para subir su libro a los portales digitales que hay en Internet, con la garantía de que su texto se pueda leer correctamente en cualquiera de los dispositivos de lectura que existen en el mercado. Ya sé que existen numerosos caminos: en la web encontrarás varios asistentes que te ayudarán a realizar la conversión. Éste es uno más, expuesto desde el punto de vista de un aficionado que tiene conocimientos reducidos de informática pero que ha resuelto el problema, quizá por un camino algo enrevesado. Aquí van las instrucciones:

Uno de los mejores convertidores de textos a formato .ePub es Calibre, un software libre y gratuito, excelente, pero que tiene el inconveniente de que no aceptar formatos de entrada .doc. La solución es entonces hacer una doble conversión:

1)   Transformar tu texto en Word a .odt con el auxilio de Openoffice.

2)   Pasar de .odt a e.Pub con el auxilio de Calibre.

 

Lo primero que tienes que hacer es descargarte de forma gratuita los dos programas: Calibre y Openoffice. El proceso es un poco largo, pero sencillo. Siempre tienes que aceptar la opción que te ofrecen en la ventana de diálogo con “descargar gratis”, “ejecutar”, “aceptar, “instalar” o “siguiente (next)” y al final guardar el ejecutable en el escritorio.

Ya tienes los dos iconos de Openoffice.org 3.3 y Calibre visibles en tu escritorio. Estos son los pasos:

1.- Abrir Openoffice pinchando en el icono correspondiente.

2.- Pinchas abrir y aparece una ventana para seleccionar arriba el texto .doc que quieres convertir, buscando en la carpeta correspondiente de tu ordenador. Inmediatamente, aparece el texto elegido enmarcado en un recuadro. Puedes modificarlo a tu gusto, pero es mejor que ya bajes la versión definitiva y no toques nada.

3.- En la barra de herramientas, “Guardar como”, te aparece el nombre del fichero (si quieres puedes cambiarlo) y te ofrece el tipo .doc, que no te interesa. Pinchas en la flecha de la derecha y eliges la primera opción: Documento de texto ODF (.odt). Y luego “Guardar”. El mismo archivo en que estaba el texto .doc se ha creado el mismo documento con extensión .odt. Ya puedes cerrar Openoffice.

4.- Abrir Calibre pinchando en el icono correspondiente.

5.- Arriba a la izquierda, pinchas en un icono rojo “Añadir libros”. Vuelves a buscar el texto .odt en el archivo en que los has dejado antes y te lo bajas pinchando sobre el título. Inmediatamente queda incorporado a la biblioteca de Calibre con extensión .odt y te queda seleccionado para la operación siguiente (si no, lo selecciona tú manualmente).

6.- Ahora te vas al tercer icono de arriba en marrón “Convertir libros”. Te aparece una ventana en la que tienes que introducir algunos datos: Título, editor, autor, orden del autor y editor.

7.- También conviene incorporar la portada de tu libro, para lo cual pinchas en el icono de la derecha de la pestaña “Cambiar la imagen de portada”, buscando la imagen de la portada en la carpeta de tu ordenador. Verás que aparece en el cuadro.

8.- Aceptar. Ya tienes tu libro instalado en la librería de Calibre. Si quieres lo puedes abrir para ver cómo ha quedado, con “Pulse para leer”, en la columna de la derecha.

El formato de tu eBook

Categoría (El libro digital, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 25-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Ya que estamos metidos en esta rebosante revolución digital, el escritor diletante tiene ahora una oportunidad para hacerse un hueco en el mercado. El número de dispositivos de lectura va a aumentar vertiginosamente en los próximos años y, por otra parte, están apareciendo numerosas editoriales digitales que te permiten colgar la última novela que has escrito a coste cero ─o casi─ para que el lector la descargue a un precio que tú previamente has decidido, precio del cual te corresponde un porcentaje que la editorial se encargará de liquidarte cada cierto tiempo, en función de las condiciones del contrato. Hasta aquí, todo perfecto.

El problema se plantea cuando tú eliges una plataforma cualquiera y quieres subir tu libro. Normalmente, el proceso de incorporación no es complicado, cada editorial tiene su procedimiento, pero suelen ser parecidos y, a poco que poseas algún conocimiento informático llegas casi siempre a puerto y consigues el esperado mensaje de “instalación concluida felizmente” o algo parecido.

Ya sabes que tienes que tener disponible la información que te van a pedir a lo largo del proceso: título de la obra, sinopsis, texto completo de la novela, datos del autor y seudónimo si lo tienes, foto del autor, imagen de la portada ─las dos en 72 ppp para que no ocupen mucho espacio─, diez o doce palabras descriptivas (palabras clave para que tu título aparezca en las primeras posiciones cuando el visitante teclea una o varias de esas palabras para buscar el libro que le interesa) y el nº de tu cuenta para que te transfieran las ganancias.

Te recuerdo que la sinopsis es una poderosa herramienta para tener éxito: si el comprador ha descubierto tu libro, querrá saber de qué va el asunto, así que tienes seis u ocho líneas para convencerle de que eso es lo que él está buscando. Tampoco hay que despreciar el diseño de la portada: muchas compras se deciden por cosas nimias o triviales.

Y ahora llegamos a lo importante: convertir el texto de tu novela a un formato compatible con el e-reader. Pero antes, quisiera darte un consejo: elimina las páginas iniciales que se incluyen en un libro impreso, con el título, la editorial, el ISBN y demás información que nada aportan, incluidas las páginas en blanco que aquí no sirven para nada. Se trata de que el lector, en cuanto abre el e-book, se encuentra de inmediato con el título de la novela en la primera línea, el nombre del autor en la segunda ─ambos con algún tipo de letra resaltada─ y el inicio del relato en la cuarta. Ni siquiera creo que hace falta incorporar la portada, aunque claro esto es una opinión muy particular…

Vamos con el formato del texto. Hasta ahora, se ha utilizado con éxito el formato PDF, fácil de convertir partiendo de un texto .doc escrito en Word. Pero eso ya no vale. Ahora, el texto tiene que ser visible en cualquiera de los dispositivos de lectura que hay en el mercado ─con anchos de pantalla diferentes─ y ha de permitir la lectura horizontal y vertical. El PDF tiene fija la anchura del texto y no se adapta a los diferentes estándares.  

Siempre que tu documento sea de texto y no esté basado en imágenes, la solución al problema se llama ePub. En los tres próximos artículos, intentaré aportar unas instrucciones sencillas sobre estos tres aspectos:

  • Convertir un texto Word en ePub.
  • Convertir un texto PDF en ePUB.
  • Mejorar un texto ePUB con Sigil.

Pero antes quisiera recordarte que yo no soy un experto informático, simplemente un aficionado. Sólo pretendo aportarte mi experiencia, (al parecer ya soy capaz de hacer las conversiones con una cierta facilidad), aunque para ello tendrás que tener unos mínimos conocimientos de cómo se descargan programas y cómo se manejan archivos y carpetas. Ya verás lo fácil que es.

Libros en red. Otra oportunidad para el escritor diletante

Categoría (El libro digital, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 20-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Libros en Red es una empresa editorial radicada en Estados Unidos (LibrosEnRed Corp), cuya sede operativa está en Buenos Aires (Argentina). Lleva once años en el mercado y se ocupa de publicar libros tanto en versión digital como en papel, previo pago de una cantidad no irrelevante. La corrección del texto, el editing y el informe de obra son servicios complementarios que se facturan aparte.

La editorial te ofrece cinco opciones (existe una sexta llamada “locación de obra” dirigida a profesionales) para publicar tu libro, cada una tiene su coste y su regalía. La regalía es el importe que cobra el autor por la venta de cada ejemplar, calculado en porcentaje sobre el precio de venta, una vez descontados todos los costos.

  • Edición electrónica. Permite editar tu libro sólo en versión digital, en cualquiera de los formatos susceptibles de ser leídos en los dispositivos de lectura existentes en el mercado. Regalías del 40%. Distribución en todo el mundo a través de Internet. Costo: 295 US$.
  • Edición Profesional. Permite editar tu libro en versión digital y en versión papel (impresión bajo demanda). Regalías del 40%. Distribución en todo el mundo a través de Internet y catálogos de libros. Dos ejemplares en papel gratuitos. Costo: 495 US$. Incluye la tramitación del ISBN.
  • Edición Absoluta. Permite editar tu libro en versión digital y en versión papel (impresión bajo demanda). Regalías del 50%. Distribución en todo el mundo a través de Internet y catálogos de libros. Veinte ejemplares en papel gratuitos. Campaña de lanzamiento del libro que incluye diseño y exposición de banner, y publicación de reseña en nuestro boletín mensual. Costo: 995 US$. Incluye la tramitación del ISBN.
  • Edición Premium. Permite editar tu libro en versión digital y en versión papel (impresión bajo demanda). Regalías del 50%. Distribución en todo el mundo a través de Internet y catálogos de libros. 40 ejemplares en papel gratuitos. Campaña de lanzamiento del libro que incluye diseño y exposición de banner, publicación de reseña en nuestro boletín mensual y la edición de un fragmento de tu obra como material promocional. Promoción más activa que en la opción anterior. Costo: 1395 US$. Incluye la tramitación del ISBN.
  • Audiolibro. Permite editar tu libro en versión audio, a partir de un texto o de una grabación, hecha por locutores profesionales. Precio a convenir en función de la extensión de la obra.

Las opciones con versión impresa incluyen la maquetación y el diseño de la portada, con lo cual el libro pasa a formar parte de su librería y se incorpora al catálogo de portales tan relevantes como Amazon.com y Barnesandnoble.com. Cada vez que Libros en Red recibe un pedido, imprime un ejemplar del libro, lo encuaderna y lo envía al domicilio del comprador, con lo cual no hay existencias en almacén: el libro se fabrica bajo pedido. Este procedimiento evita la inversión inicial en la imprenta, pero tiene un gran inconveniente: producir un libro unitario tiene un coste muy alto de fabricación, con lo cual hay que venderlo a un precio elevado. El resultado es que, si no eres un genio, no vas a vender muchos.

 

El nuevo Kindle de Amazon

Categoría (El libro digital, General) por Manu de Ordoñana el 15-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Si Amazon aterrizó en España el pasado 15 de septiembre con su tienda de objetos físicos, a finales de noviembre lo ha hecho con la de los virtuales. Al mismo tiempo, ha puesto en el mercado el nuevo Kindle, un moderno dispositivo de lectura inalámbrico, con wifi integrado y pantalla de tinta electrónica de 6 pulgadas, a un precio realmente competitivo: 99 € + 2,99 € de gastos de transporte, al que hay que añadir el de algún que otro accesorio. ¡Un bonito regalo de Navidad!

Es un artefacto que ha sido diseñado específicamente para la lectura de texto. La pantalla emplea tinta de verdad, de manera que la imagen parece una página tradicional que se puede leer en cualquier parte, sin reflejos, incluso a plena luz del día. Es cómodo y fácil de transportar, fino como una revista y más ligero que un libro de tapa blanda: pesa 170 gramos y cabe en cualquier bolsillo. Puede albergar hasta 1.400 libros, la descarga se realiza directamente al dispositivo sin necesidad de pasar por tu PC y el tiempo de descarga de un libro no llega al minuto. Es fácil de usar desde el primer día, no tienes que instalar ningún software ni sincronizarlo. Además incluye un diccionario que te permite buscar la definición del término que no conoces sin interrumpir la lectura.

Dispone de puerto USB 2.0 (conector micro-B), lo que supone una ventaja adicional para descargar textos de otras fuentes, con lo cual deja de ser un bazar hermético para que cada uno se busque la vida. Por el contrario, parece que no reconoce el formato de lectura ePub, ya que sólo acepta los siguientes formatos compatibles: Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección y PRC en su formato original, además de  HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG, BMP por conversión. Admite ocho tamaños de letra y tres estilos de fuente diferentes. Permite añadir notas con el teclado virtual que lleva incorporado, subrayar, recortar pasajes clave y marcar las páginas que te han gustado.

Pero lo más importante de todo es que ofrece una librería de casi un millón de e-books, de los cuales 1600 son gratis, entre ellos muchos de los clásicos. Si quieres hojear el libro y leer algún fragmento antes de comprarlo, lo puedes descargar de forma gratuita y decidir a continuación. Los libros que compres se almacenan automáticamente en tu biblioteca Amazon y puedes recuperarlos de forma gratuita en cualquier momento.

Nada que oponer pues a este nuevo dispositivo que reúne todos los requisitos técnicos que estábamos esperando. La única pega que puede encontrar Amazon es el precio de las descargas. En España, el precio de un libro es fijo y lo establece la editorial, a diferencia de EE.UU. y Reino Unido en que el precio es libre. El descuento máximo que permite la ley es del 5% para los dos formatos (papel y digital) lo que, de momento, impedirá a Amazon realizar esas campañas de promoción agresiva que caracterizan al gigante norteamericano. A eso habría que añadirle el problema del IVA: el libro en papel paga el 4% y la descarga electrónica, el 18%. Eso es la teoría, porque, en la práctica, seguro que Amazon se las arreglará para saltarse la norma, como ya ocurrió en Francia, donde la compañía fue acusada de tirar los precios de los libros digitales, desafiando la ley del precio fijo que también rige en el país galo.

El Mataburros. Exhorbitante

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 10-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Es error bastante frecuente encontrar la palabra “exorbitante” escrita con una “h” intercalada en expresiones como “un precio exorbitante” (por ejemplo, cuando nos acercamos a la pescadería y preguntamos por el de las angulas).

Si entras en el buscador de Google y tecleas “exhorbitante”, obtienes 60.700 resultados, lo que sí parece exorbitante. Probablemente, la confusión proviene porque existen muchas palabras en castellano que sí llevan la “h” intercalada después del prefijo “ex”, como “exhalar”, “exhausto”, “exhibir”, “exhortar”, “exhumar”.

La palabra “exorbitante” procede del latín “exorbitans”, formada por el prefijo “ex” (fuera o más allá) y el sustantivo “orbita” (trayectoria que, en el espacio, recorre un cuerpo sometido a la acción gravitatoria). Exorbitar serviría pues para expresar que un astro se ha salido de su órbita, con lo cual alcanzaría una velocidad altísima, lo que justifica el significado del adjetivo : excesivo, exagerado.

Esta falta de ortografía es también asidua de la prensa escrita. Aparece alguna vez en la mayoría de los diarios españoles, incluso en titulares. Así ABC del 14 de octubre de 2011 titula “La exhorbitante protección de los Derechos Fundamentales” un artículo firmado por Benigno Varela Autrán.

Pero es que no sólo es una vez. Si entras en su hemeroteca y tecleas la palabra de búsqueda “exhorbitante”, te encontrarás con 39 resultados, es decir, a lo largo de su historia, el diario ABC ha cometido 39 veces el error de escribir “exorbitante” con una “h” intercalada. No está nada mal, teniendo en cuenta que el diario ya superó los cien años de existencia, ya que fue fundado en Madrid el 1 de enero de 1903 por Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio.

El primero resultado corresponde a la edición de Sevilla del 28 de octubre de 2003. En su página 75, el diario informa que el fiscal reitera su petición de sobreseimiento del caso de las indemnizaciones percibidas por José María  Amuchátegu y Ángel Corcóstegui al cesar en sus cargos como directivos del Santander Central Hispano, por entender que los hechos no son constitutivos de delito. En su valoración jurídico-penal de los hechos, el fiscal entiende que “lo exhorbitante que resultan las cantidades pagadas para quien como la inmensa mayoría de los ciudadanos gestiona una economía modesta, tampoco es argumento suficiente para derivar necesariamente la existencia de un perjuicio para la entidad”. Curioso argumento… ¿o quizá desorbitado?

El reglamento de la ley Sinde aguarda el retorno de Ulises

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 06-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

El Gobierno del PSOE ha renunciado a desarrollar la llamada “Ley Sinde” que pretende regular en España la propiedad intelectual mediante el cierre de páginas web que vulneren los derechos de autor en los sectores de música, películas, videojuegos y libros, en los cuales la piratería ha alcanzado tasas tan exorbitantes que han encendido todas las alarmas.

Tras varios intentos fallidos a lo largo de 2010, la ley fue finalmente aprobada por el Gobierno en enero de 2011, con el acuerdo del PP y de CiU ─tras incluir una enmienda al texto original que reforzaba el papel de los jueces─ y ratificada en el mes de febrero del mismo año, primero por el Senado y finalmente por el Congreso, entrando en vigor el 6 de marzo con su publicación en el BOE, a falta tan sólo de la redacción de un reglamento para definir la composición de la Comisión encargada de recibir las quejas y solicitar al Juzgado el cierre de las páginas web bajo sospecha.

Pero el tal reglamento se ha hecho esperar. Tras recibir en noviembre el dictamen favorable del Consejo de Estado, el 2 de diciembre se celebró el penúltimo Consejo de Ministros del presente Gobierno y, aunque se anunció que la aprobación del reglamento estaba incluida en el orden del día, no hubo acuerdo. Varios ministros alegaron la inconveniencia de desarrollar una norma tan impopular en los estertores de su mandato, tras el varapalo recibido por el PSOE en las últimas elecciones del 20-N, además de plantear objeciones técnicas y filosóficas a su contenido.

El nuevo Gobierno del PP hereda esta patata caliente, cuyo proyecto encierra enormes dificultades legislativas, provoca un fuerte rechazo social y es esperado como agua de mayo por los empresarios del sector que, al borde del colapso, han visto caer sus ventas de forma continuada durante los últimos años. Así las cosas, es poco probable que el reglamento se apruebe antes de la primavera que viene. Asuntos bastante más importantes aguardan la llegada del nuevo ejecutivo. Que el oráculo ilumine sus mentes…

Por otro lado, me sorprende que no haya trascendido el texto del reglamento. Algunos aspectos de la norma ya fueron cuestionados por el Consejo general del Poder Judicial (CGPJ), como el procedimiento establecido para cerrar páginas de enlaces a material sujeto a derechos de autor. La doctrina que defiende el alto tribunal es que se puede perseguir judicialmente a quienes causan daño patrimonial a terceros, sólo cuando actúan con ánimo de lucro. Advierte además que los enlazadores no estarían vulnerando derechos de propiedad intelectual cuando reproducen, comunican o dan acceso a un sitio que permite la descarga gratuita de contenidos. Con esto, el CGPJ está diciendo claramente que no se puede perseguir a los propietarios de páginas web que sólo ofrecen enlaces, aunque es cierto que su informe es preceptivo pero no vinculante. Veremos lo que pasa.

 

La verdad es que el asunto es bastante grave. En el post del 27.11.11, veíamos que la tasa de piratería en el mercado del libro está casi en el 50% y con tendencia creciente. La irrupción de nuevos dispositivos de lectura a precios asequibles (en torno a los cien euros), no va a mejorar la situación, sino todo lo contrario. Si el precio de los e-books no se reduce por debajo de los 3 €, la mayoría de los usuarios dispondrán de un dispositivo de lectura y seguirán buscando la descarga gratuita en Internet. No sólo caerán las editoriales, las librerías, las empresas de distribución, sino que desaparecerán los buenos escritores, aquellos autores comprometidos con la verdadera democracia, capaces de enfrentarse con su palabra al Estado megalómano para, con sus relatos mágicos (como por ejemplo), mantener vivos los valores de justicia y libertad, hoy tan desprestigiados entre la clase dirigente. Quizá sea la literatura la única que nos pueda salvar de esa ola totalitaria que se otea en el horizonte, porque de pensadores e intelectuales poco cabe esperar.

El e-reader a precio accesible

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 02-12-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

Casa del Libro acaba de lanzar al mercado un ereader que promete. Se llama Tagus, tiene unas dimensiones de 154 x 125 x 10,9 mm, pesa 244 gramos y su precio es de 119 euros en un pack de lanzamiento que incluye el diccionario de la RAE integrado y un ebook, «El imperio eres tú«, de Javier Moro, ganador del premio Planeta 2011. El artefacto tiene una capacidad de memoria de 6 Gb y permite almacenar más de 1000 títulos.

Con esta iniciativa, Casa del Libro sigue los pasos que ya dieron la Fnac y El Corte Inglés. Lo realmente interesante es el precio: ya estamos llegando a poder adquirir un ereader por un precio cercano a los 100 €. Éste era un objetivo que muchos ya pronosticaron hace un par de años y que está cerca de ser alcanzado. Claro que Amazon anuncia ya su nuevo Kindle, cuyo modelo básico sólo para leer ebooks viene a costar un importe parecido (el precio base sin ningún accesorio es de 99 €), también de 6 pulgadas, pero más ligero, pesa sólo 170 gramos.

Casa del Libro es una cadena de librerías que pertenece al Grupo Planeta. Terminó el año 2010, con 27 librerías: 9 en Madrid, 5 en Barcelona, 2 en Bilbao y 1 en Vigo, La Coruña, Gijón, Vitoria, Valladolid, Zaragoza, Valencia, Castellón, Alicante, Málaga y Sevilla. Se vale dos modelos de establecimientos (tiendas de más de 600 metros cuadrados en el centro de las ciudades y librerías más reducidas en centros comerciales) y dispone de un portal para la venta de libros por Internet, tanto en formato papel como digital.

Casa del Libro pertenece al grupo Planeta, un conglomerado de empresas multimedia con sede en Barcelona (España) que opera en los sectores editorial, audiovisual y de comunicación de España, Portugal y América. Es la primera editorial en España e Hispanoamérica, la segunda en Francia y la séptima a nivel mundial, con más de cien sellos editoriales que abarcan todos los géneros literarios y un catálogo de más de 15.000 autores. Además. es accionista de referencia de los diarios La Razón y ADN, y del Grupo Antena 3, que incluye los canales de televisión Antena 3, Neox, Nova y Nitro, así como las emisoras de radio Onda Cero, Europa FM y Onda Melodía, amén de otros negocios en Latinoamérica.

Desde el Tagus, tendrás acceso a la librería virtual de Casa del Libro,  la mayor biblioteca de libros en castellano del mundo con más de 60.000 títulos, que te ofrece la posibilidad de almacenarlos en la nube por tiempo indefinido. Podrás también resaltar textos, incorporar notas personales, compartir tu lectura con otros lectores, consultar el DRAE y leer tu ebook en otros dispositivos compatibles.

Una de las críticas que más ha recibido Casa del Libro ha sido por el alto precio de sus libros digitales. Parece que ha corregido en parte su estrategia y ahora se pueden encontrar títulos notables en torno a los cinco euros, aunque los grandes éxitos siguen siendo caros. Veamos 3 ejemplos:

  • La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón: 9,99 €.
  • Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson: 8,99 €.
  • El puente de los asesinos de Arturo Pérez Reverte: 11,90 €.

Por el contrario, Casa del Libro te ofrece la descarga gratuita de un montón de obras desprotegidas, es decir, escritas por autores que han fallecido hace más de 70 años, entre ellas, todos los clásicos españoles y la mayoría de los europeos. Por ejemplo, si inicias la búsqueda con la palabra clave “Leon Tolstoi”, te podrás descargar toda la obra escrita por el autor de “Anna Karenina” en castellano, mientras que si lo haces con la de “Dostoyevsky”, sólo encontrarás un título en castellano, “El jugador”, el resto de su obra sólo en versión inglesa.

Piratería digital

Categoría (El libro digital, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 27-11-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

IDC acaba de hacer público su informe sobre el fenómeno de la piratería online de contenidos digitales (música, videojuegos, películas y libros) generada en España por consumidores de edades comprendidas entre 16 y 55 años, referido a la piratería de pago en el primer semestre de 2011, sin incluir en el cálculo aquellos contenidos que, por ser gratuitos para el consumidor, no son susceptibles de ser pirateados.

Piratería de contenidos digitales (millones de euros) 

Concepto

Música

Videojuego

Películas

Libros

Total

Negocio legal

49

179

495

815

1.538

Valor de lo pirateado

2.746

288

1.401

793

5.229

Consumo total

2.796

467

1.897

1.608

6.768

Tasa de piratería %

98,2

61,7

73,9

49,3

77,3

 Nota.- El negocio legal base del análisis se refiere a la piratería realizada por consumidores de edades comprendidas entre 16 y 55 años. En el caso de películas, se excluyen del cálculo la TV en abierto y el streaming online gratuito. Y en el caso de los libros, no se han tenido en cuenta las descargas de libros de texto, ni las realizadas por instituciones y bibliotecas.

Éstas son las principales conclusiones: 

  • La industria de contenidos digitales en España generó un volumen de negocio legal de 1.538,1 millones de euros en el primer semestre de 2011, con un descenso del 0,5% respecto al primer semestre de 2010.
  • La tasa de piratería fue, en media ponderada, del 77,3% en el primer semestre de 2011, con un crecimiento del 0,4% a la obtenida en el mismo periodo del año anterior.
  • El valor total de los contenidos pirateados asciende a 5.229,4 millones de euros; es decir, casi cuatro veces el valor del consumo legal.
  • Por segmentos, el valor de lo pirateado en música fue de 2.746,4 millones de euros; en películas 1.401,6 millones; videojuegos 288,2 millones de euros, y en el sector del libro fue de 793,2 millones.

No nos debe sorprender la tasa de piratería que existe en la música, por encima del 98%. La mayoría de los establecimientos discográficos que florecieron en las últimas décadas del pasado siglo han desaparecido y la industria musical española está en vías de extinción: su facturación cayó un 20% en 2010 y acumula un descenso del 80% desde el año 2001.

Lo que sí llama la atención es el alto porcentaje de piratería que existe en los libros, con una tasa del 49,3 % y tendencia creciente, ya que, en el mismo periodo del año 2010, fue del 43’5%. Esta tasa se ha disparado desde que aparecieron los e-readers y, sobre todo, las tabletas como el iPad de Apple. Y pronto estará en el mercado la nueva tableta de Amazon al asequible precio de 180 €. El otro día, un conocido me aseguró que él se baja gratis a su kindle cualquier ebook que encuentra en la red. Esto sí que ha sido una sorpresa para mí…

Página 5 de 20« Primera...34567...1020...Última »