Adquirir notoriedad. Una idea genial para darse a conocer

Categoría (General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 08-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

La semana pasada, el número 22 de la Gran Vía de Madrid amaneció con un cartel de grandes dimensiones en cuya parte superior se leía el siguiente mensaje: «¿Qué tienen estas “realezas” en común?», escrito con letras blancas sobre un fondo rojo pasión, y en la inferior se podían ver los rostros del príncipe Carlos, el rey Juan Carlos I y Bill Clinton, con un consejo debajo de las estampas: “Deberían haber utilizado Ashley Madison”.

Ashley Madison es una agencia de relaciones extramatrimoniales que presta a sus clientes un servicio: evitar que sus cónyuges descubran sus infidelidades. Acaba de instalarse en España y no ha encontrado método mejor ─ni más barato─  que éste para darse a conocer. El cartel no fue retirado hasta las tres de la tarde y todos los medios de comunicación se han volcado para ofrecer la noticia en lugares preferentes (ver la noticia en “El País” del 1 de julio de 2011).

Sin entrar a juzgar la legalidad o no de la medida de retirar el cartel ─¿qué autoridad dio la orden de hacerlo con tal celeridad?─, mi intención es traer a esta página un ejemplo de cómo tú, escritor desconocido, puedes adquirir notoriedad si se te ocurre una idea genial.

Pero ten cuidado. Por si acaso, no se te ocurra meterte en camisa de once varas: lo de mentar la figura del rey ─y mucho más, si se trata de desvelar sus devaneos amorosos─ tiene sus riesgos en este bendito país. Motu propio o no, el caso es que la prensa española se cuida pero que muy mucho de sacar a la luz cualquier chisme que pueda perjudicar la imagen de la familia real. Por algo será…

Algo huele mal en la SGAE

Categoría (Derechos de autor, El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 04-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Hace algún tiempo, hablamos en esta página web de la SGAE, la Sociedad General de Autores y Editores, una entidad sin ánimo de lucro especializada en el segmento audio-visual, cuya misión es gestionar el canon digital ─es decir el impuesto que los fabricantes y distribuidores de equipos y soportes electrónicos han de pagar al Estado por poner en el mercado artilugios que permiten la descarga gratuita de contenidos─ para luego redistribuirlo entre sus asociados en concepto de derechos de autor.

Pues al parecer varios miembros de su equipo directivo han sido detenidos, acusados de un posible desvío de fondos en la filial digital de la sociedad. La Guardia Civil ha detenido al presidente del Consejo de Administración, Teddy Bautista, al director financiero de la entidad, Ricardo Azcoaga, y al director general de la citada filial, José Neri.

El juez de la Audiencia Nacional les dejó en libertad ayer tras tomarles declaración, a pesar de imputarles dos delitos graves como administración fraudulenta y apropiación indebida, al haber creado alrededor de la SGAE una serie de compañías vinculadas a alguno de estos directivos, que se habrían podido beneficiar de la actividad de la empresa matriz. La práctica totalidad de las compañías son sociedades limitadas, es decir, sí tienen ánimo de lucro. Y su facturación procede básicamente de servicios prestados a la SGAE que ésta paga con el dinero que percibe  de la recaudación por derechos de autor. La Guardia Civil estima que lo presuntamente sustraído asciende a unos veinte millones de euros. Los imputados se enfrentan a penas de prisión de hasta diez años.

A finales de 2009, la SGAE contaba con 91.000 asociados, 3.385 más que en 2008, con un repertorio de cinco millones y medio de creaciones. La recaudación alcanzó la cifra record de 377,2 millones de euros, un 10% más que el años anterior.

Teddy Bautista (Las Palmas, 1943) lleva 34 años en la SGAE, es miembro de su junta directiva desde 1982 y preside su consejo de Administración desde 1995, con el apoyo generalizado de los asociados, aunque su lucha por el cobro universal de derechos y su postura radical en defensa de la propiedad intelectual de los autores les haya costado numerosas críticas. La gestión de Bautista se ha visto respaldada una y otra vez en las urnas, pero ha sido cuestionada públicamente por el cobro de derechos en determinados eventos de carácter público y/o benéfico (por ejemplo, su pretensión de que las peluquerías paguen un canon si ponen música en sus establecimientos), así como el canon digital y las descargas por Internet.

Algunos expertos en Propiedad Intelectual ya habían advertido que la SGAE carecía de transparencia y control por parte del Estado y que la democracia interna de la sociedad no era perfecta ni mucho menos, ya que menos del 10% de sus socios tenía derecho a voto en La Asamblea General. En las elecciones del pasado 30 de junio de 2011, tan sólo 8.271 socios fueron llamados a las urnas, obteniendo la candidatura que preside Bautista el respaldo mayoritario.

No es la SGAE una entidad que goce de estima popular ni parecen decentes los medios que el Estado le reconoce para recaudar los fondos que necesita a fin distribuirlos entre sus asociados por una fórmula que la junta directiva no ha rebelado nunca. Pero si encima su cúpula está asociada a sindicatos del crimen, ese sentimiento de rechazo va a salir reforzado y millones de agraviados van ver confirmadas sus sospechas de que algo huele mal, muy mal, alrededor de la SGAE. Veremos cómo termina…

Hoy hace 50 años murió Hemingway

Categoría (Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 02-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Fue un testigo excepcional de las dos guerras mundiales y también de la Guerra Civil en España que cubrió como corresponsal en Madrid. Autor de cinco novelas y multitud de relatos cortos, fue un hombre preocupado por reflejar la influencia nefasta que la guerra produce en la condición humana.

Su estilo de párrafos cortos y diálogo rápido, fácil de ser leído, le hicieron popular entre sus lectores, que muchos escritores intentaron imitar y que muy pocos lo consiguieron. Recibió el premio Nobel en 1954.

Si yo tuviera que opinar sobre cuál ha sido la mejor de sus obras, me quedo con “El Viejo y el Mar” (1952), una novela corta que yo leí de joven y que me llegó a subyugar. Hace apenas ocho años que tuve la oportunidad de visitar “Finca Vigia”, el lugar en que escribió este relato que recibió el premio Pulizter 1953, en un viaje de regreso que hice de Santa Clara a La Habana, para conocer Varadero.

Otro de las grandes novelas de Hemingway es “Por quién doblan las campanas”, escrita en 1940, cuenta una historia preciosa de la Guerra Civil Española, en la que intervienen personajes heroicos junto a algún otro cobarde, para al final lanzar un canto al amor y a la importancia de guardar la dignidad por encima de cualquier otra cuestión. Por el contrario, me parece que “Fiesta” (1926) no es lo mejor que él ha escrito. En “Adiós a las Armas” (1929) tan sólo apunta.

Hemingway se suicidó en 1961. Un año antes, abandonó definitivamente Cuba para recluirse en su residencia de Ketchum (Idaho). Al poco tiempo, se publicó su última novela “Paris era una fiesta”, una jovial representación de sus años de juventud en la capital francesa, en la que convivió con un grupo de escritores estadounidenses como Gertrude Stein, Ezra Pound, Hohn Dos Passos y F. Scott Fitzgerald.

 

La venta de e-books no despega en España

Categoría (El libro digital, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 01-07-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Así como en Estados Unidos, el e-book representa ya el 10% del mercado, con clara tendencia ascendente, la venta de dispositivos de lectura digital en España no acaba de despegar, a pesar de que los precios han bajado y seguirán bajando forzados por la competencia. ¿Significa esto que los españoles siguen siendo conservadores y nada amigos de aceptar las últimas novedades que la tecnología ofrece? Es poco probable: quizá existen otras razones:

  • El precio de los e-readers es todavía alto. Hay que esperar a que se sitúen por debajo de los cien euros.
  • El precio de descarga de un libro digital es muy elevado. Portales como Libranda, creado por una agrupación de editores, han adoptado una política conservadora para proteger la cadena tradicional del libro impreso.
  • A pesar de lo que se diga, la piratería digital no es tan rampante como dicen. No hay muchas plataformas que ofrezcan la descarga gratuita de libros digitales en lengua castellana o, al menos, yo no las conozco.
  • Por otra parte, la Ley Sinde aprobada hace unos meses permite a los propietarios actuar con diligencia contra quien se atreve a colgar en la red títulos protegidos para su descarga gratuita.
  • Y para terminar, la juventud “nacida digital” ─que sería la más preparada para asimilar con rapidez el nuevo formato─ no posee un hábito de leer tan arraigado como el de la generación anterior.

Mientras tanto, Amazon anunció hace poco tiempo que, a menos de cuatro años de haber introducido el Kindle Book en el mercado, sus clientes compran ya más libros en formato digital que en impreso.

Anunció también que John Locke es el primer escritor autoeditor que ha logrado vender más de un millón de libros digitales en kindle Stores, ingresando así en el “Kindle Million Club” junto a otros autores ya consagrados como Stieg Larsson, James Patterson, Nora Roberts, Charlaine Harris, Lee Child, Suzanne Collins y Michael Connelly.

¿Cuándo se creará un gran portal de venta de e-books en lengua castellana, para atender un mercado de 500 millones de clientes potenciales? ¿No están viendo los grandes grupos editoriales el enorme potencial que presenta una iniciativa de este tipo? No es normal que un portal como Barnes&Noble ofrezca libros del catálogo de Libranda a mitad de precio. Algo no funciona buen en este país. Al final, llegará Amazon ─o cualquier otro─ con su plataforma en castellano poniendo a disposición del lector libros a un precio asequible y se hará con todo el mercado.

Porque yo creo que la mayoría de la gente ha llegado a comprender que los libros digitales no pueden ser gratuitos, que hay que pagar algo para financiar a los creadores con talento, algo que no sea abusivo, muy por debajo de 12-15 euros que cuesta hoy comprar un título exitoso en Libranda. Si llegáramos a ese destino, no tengo ninguna duda de que la piratería sería residual y su práctica, considerada socialmente reprobable.

Adquirir notoriedad. Dar charlas sobre temas literarios

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 28-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

En esto de adquirir notoriedad, presentar el libro en público tiene alguna limitación. No creo que sea posible organizar más de media docena de eventos, a no ser que vivas en una gran urbe y lo hagas por barrios. O si no, que seas lo suficientemente conocido como para que tu nombre tenga capacidad de convocatoria en poblaciones fuera de tu entorno geográfico.

A ese respecto, hace un par de meses leía las declaraciones de Michael Krüger director de Hanser, una de las grandes editoriales literarias de Europa, con sede en Múnich. Decía que, en Alemania, los autores hacen giras por el país para presentar su obra. Algunos llegan a dar más de doce presentaciones al año, con lo cual consiguen llegar directamente al público y vender lo suficiente como para vivir de eso, aparte de lo que obtienen por las ventas.

Agotado el procedimiento de presentar tu propia obra, todavía existe otra fórmula para mantener el contacto con el público y vender tu libro de forma personal e íntima. Si te ha gustado el oficio de orador y tienes dones, puedes dar charlas sobre temas literarios, sin tener que hablar precisamente de tu libro. Tendrías que escoger temas de interés y especializarte en dos o tres que tengan gancho. De esta manera, puedes repetir la misma lección en diferentes ciudades y ampliar tu ámbito geográfico a nivel nacional.

Para empezar, podrías empezar con Borges (como la conferencia que dio José Ramón Zabala en San Sebastián con el título “Los laberintos de Jorge Luis Borges”). Necesitarás quizá un año para leerlo, estudiarlo a fondo y organizar una conferencia de una hora de duración y dejar otra media para el turno de preguntas y respuestas. Si eres capaz de hacerlo, estate seguro de que tendrás éxito. Al acto acudirá un numeroso público que se declarará admirador de la obra del escritor argentino, sin haber leído nada de él, con lo cual es poco probable que te hagan una pregunta comprometida. Como alguien habrá hecho al principio la presentación del orador, tu obra ya será conocida y también las librerías de la ciudad que venden tus libros. Incluso, si te lo permiten, al término del acto, una azafata podría ofrecer alguno en la puerta de salida a un precio reducido y con la firma del autor.

A Borges lo puedes agotar, por ejemplo, en un año. Durante ese tiempo, tendrás la posibilidad de preparar otro autor, por ejemplo, Sábato. Y al siguiente, Cortázar… Ya eres un trovador reconocido y te llamarán de muchos sitios.

Ahora te atreverás con el Ulises de Joyce y, más tarde, con Proust y su tiempo perdido. Quizá la historia no te recuerde como un escritor de talento, pero ganarás dinero y te lo pasarás “bomba”.

Adquirir notoriedad. Presentar el libro en público

Categoría (General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 24-06-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

En ese afán de adquirir notoriedad para vender tu libro, una fórmula que puede resultar eficaz es dar una conferencia para presentarlo en algún lugar señalado que tenga relación con tu persona o con el contenido de la obra. El meollo suele estar en conseguir que acuda un mínimo de público interesado, quizá una treintena de personas, para superar los cuarenta o cincuenta oyentes, contando con la asistencia de un grupito de familiares y amigos. No siempre es fácil.

Es conveniente que alguna persona de prestigio haga la presentación y actúe como moderador. Quizá el presentador tenga más capacidad de convocatoria que tú como autor (¿No te gustaría que Iñaki Gabilondo presentara tu libro en el Círculo de Bellas Artes, como lo ha hecho con “Memoria de Euskadi” de María Antonia Iglesias”?) .

Elige bien, hazlo con tiempo y procura que los medios (prensa, radio y si es posible, la televisión local) hablen del evento en el momento oportuno, dos o tres días antes, no el mismo día. No está de más que el promotor se encargue de imprimir unos carteles (como éste de Machado) anunciando el acto y repartirlos en tiendas y establecimiento afines. También tarjeras de invitación que tú mismo puedes distribuir entre tus amistades, en las tiendas de tu barrio, en tu lugar de trabajo…

Yo he dado tres conferencias para presentar mi novela “Árbol de sinople”:

  • La primera en Donostia-San Sebastián, organizada por la Biblioteca Municipal y la asociación de libreros de Gipuzkoa. Acudieron algo más de cincuenta personas. No vendí ningún libro porque no está permitido, pero me consta que las librerías sí lo hicieron en los días posteriores.
  • La segunda fue en Azkoitia y la tercera en Mutriku, lugares en los que nacieron y vivieron los protagonistas de la novela, a finales del siglo XVI. Asistieron cerca de cuarenta personas y vendí directamente entre diez y quince ejemplares a un precio rebajado en cada sesión, además de otros veinte o treinta en las librerías en que dejé el libro en depósito.

Es muy posible que la mitad de los ejemplares que he vendido ─es decir 150 de 300─se puedan atribuir a estos tres acontecimientos que los propios ayuntamientos organizaron, sin que yo haya tenido que realizar más esfuerzo que el de hablar con los responsables del área de cultura y, claro está, preparar el contenido de la charla.

Ya sé que a muchos de vosotros, escritores diletantes, os horroriza todo esto del marketing, de promocionar tu persona, de salir en los medios. Pero si quieres tener un poco de éxito, no tienes más remedio que hacerlo, a no ser que seas un fuera de serie. Los escritores tenemos que estar convencidos de que lo que hacemos es importante y que merece la pena hacer un esfuerzo para que el público conozca nuestra novela, quizá un esfuerzo tanto o más importante que el de escribirla. Si no lo estás, olvídate, no pierdas el tiempo… o escribe simplemente por placer, sin ningún afán de divulgar lo que has creado. Tampoco está mal, pero sé consciente.

Página 40 de 59« Primera...102030...3839404142...50...Última »