Escribir una novela está al alcance de muchos

Categoría (Estafeta literaria, General, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 23-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , ,

En este Día Internacional del Libro que celebramos hoy, me apetece provocar a esos talentos sin descubrir a quienes  les gustaría ser escritores, para que se decidan a cruzar el Rubicón.

Cuando fui joven, varias veces leí que escribir una novela era fácil, que lo verdaderamente difícil era escribir la segunda. Eso lo repetían con machacona insistencia autores consagrados de los años sesenta y setenta, quizá para satisfacer su ego, o quizá para evitar la llegada de intrusos.

A tenor de la experiencia que he adquirido en este mi nueva profesión de escritor, he comprobado cuán errónea es esa opinión. Yo ahora estoy escribiendo mi segunda novela y doy fe de que las cosas me están resultando mucha más fáciles, las durezas que encontré al principio se han ablandado, la técnica ha mejorado y mi trabajo es mucho más fluido. Me he dado cuenta de los errores que cometí, de las cosas que no hay que hacer y de lo que el lector pide para que el relato resulte ameno. Y eso no va en contra de la calidad literaria… que puede haberla y mucha, sin necesidad de utilizar un lenguaje afectado o simplemente culto. Es que, como todo en la vida, el entrenamiento es indispensable.

Cualquier persona es capaz de escribir una novela sobre la historia de su vida… o de parte de ella. No hay vida que no tenga algún mérito, que sea tan mediocre como para no ser escuchada; siempre hay episodios singulares que te han ocurrido, personajes anecdóticos que te han llamado la atención, situaciones emocionales que te han impresionado…  si eres capaz de evocar el pasado y poner el alma en transmitirlo. Y si no, recuerda el diario que escribió Ana Frank con trece o catorce años…

La dote narrativa no es exclusiva de los escritores consagrados. Hay muchos individu@s que hoy se dedican a una profesión cualquiera para poder vivir, pero que en su fuero interno mantienen su vocación de escribir. Algunos no tuvieron la valentía de dar el primer paso, siendo jóvenes, cuando sintieron el “gusanillo”, quizá por temor a fracasar, quizá por miedo al “qué dirán” o simplemente porque sus padres no se lo permitieron y le obligaron a estudiar una carrera más “crematística”.

Aún es tiempo. Escribir una novela no es privilegio exclusivo de unos iluminados, ni hace falta estar especialmente dotado para la oratoria. Es más un problema de constancia, de disciplina, siempre claro que tengas un cierto dominio de la lengua y te preocupes por perfeccionarlo. En esto de escribir, hay bastante de oficio y eso se aprende, primero en la escuela ─de verdad que hay talleres de creación literaria que aportan esos rudimentos─ y luego con la práctica. Solo tienes que extirpar el miedo.

 

Asesor literario. Un oficio con futuro

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros, Publicar un libro) por Manu de Ordoñana el 21-04-2011

Tags : , , , , , , , , , ,

He recibido algún comentario de gente amiga que corrobora esa sensación que yo manifestaba en el primer párrafo de mi anterior artículo sobre los muchos escritores anónimos que tienen vocación de escribir, que han sido capaces de culminar una o varias novelas y que no saben lo que tienen que hacer para su difusión. No siempre la autoedición es la mejor solución…

 

Echo de menos una figura que, si bien existe para autores consagrados, no abunda para el escritor debutante. Me refiero al intermediario… a lo que en la jerga del sector se conoce como “agente literario”. Pero no el agente literario tradicional, muy próximo al editor y con tradición de comisionista… que solo cobra si consigue publicar y el libro tiene éxito.

Es una figura que se acerca más a un moderno asesor literario ─con conocimiento profundo de las nuevas tecnologías y de las posibilidades que ofrece Internet─ que podría tener las siguientes funciones:

  • Corregir errores de estilo.
  • Eliminar faltas ortográficas.
  • Suprimir párrafos e incluso capítulos baladíes que no aportan valor.
  • Hacer que los personajes sean coherentes a lo largo de la historia… y creíbles.
  • Definir el formato del libros, tipo de papel, portada y contraportada… y el precio de venta al público.
  • Aconsejar al autor si conviene presentar la obra a algún concurso literario.
  • Proponer las alternativas que existen para llegar al lector, en función de la calidad de la obra, de los objetivos que se propone el autor y del dinero que está dispuesto a invertir.
  • Apoyar luego la difusión del libro con campañas promocionales acordes a la estrategia adoptada.

Su remuneración no tendría que estar necesariamente ligada a los resultados; quizá podría ser mixta: una parte fija y otra variable. Lo que sí habría que pedirle es honradez ─como a todo el mundo─ y no abusar de la buena fe de ese escritor novel que ignora todo lo que se mueve alrededor del mundo editorial y que, además, no está ni preparado ni interesado en “perder el tiempo” en esas cosas del marketing. Estoy seguro que un profesional con ese perfil tendría el éxito asegurado, pero… ¿dónde encontrarlo?

Estos enlaces nos ofrecen listas de agentes literarios. Nos pueden servir, aunque yo creo que todos ellos son de la vieja guardia:

Escritores.org / agentes literarios

Agencias literarias

Asociacion de escritores noveles / agentes literarios

Ediciona / agencias literarias

Asociacion de agencias literarias

El Mataburros. La hoya a presión

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 14-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

La semana pasada, el presidente del Tenerife decidió sustituir al entrenador, ante la lamentable situación deportiva del equipo, penúltimo en la tabla y a siete puntos de la salvación. Una vez confirmado en su cargo, el nuevo entrenador ─cuarto en la temporada─ hizo unas declaraciones a la prensa que el diario Marca del 6 de abril de 2011, en su edición de Canarias, reproducía con el título siguiente: “Amaral pide que el estadio sea una hoya a presión”. El redactor del diario deportivo confundió una olla (vasija redonda de barro o metal para cocer alimentos) con una hoya (concavidad u hondura grande formada en la tierra, hoyo para enterrar un cadáver, llano extenso rodeado de montañas). Y no solo no solo cometió el error en el titular, sino que lo repitió en el interior del artículo, sin que los editores llegaran a advertirlo.

 

A pesar de su buenas intenciones, el equipo volvió a perder el domingo en su campo, 0-1 frente al Huesca, lo que le sitúa prácticamente en Segunda B, es decir, en una hoya profunda de la que suele ser difícil salir.

Es más frecuente encontrar el gazapo en sentido contrario y utilizar olla por hoya, como lo hace el periodista José Becerra en un artículo publicado el  14/07/2008 en el diario Sur de Málaga, sobre las excelencias del clima de Jimera de Libar, en pleno corazón de la mítica Serranía de Ronda: “No menos sorprendente es que los naranjales fructifiquen aquí por mor de un microclima milagroso emparentado con la olla de Málaga y que, por sus exigencias edafológicas y de temperatura, falta en el resto de los pueblos serranos”.

El peligro no es lo digital; es la gratuidad

Categoría (El libro digital, Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 10-04-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , , ,

 

El pasado domingo, 27 de marzo de 2011, el periodista de «El País», Juan Cruz, entrevistaba a Antoine Gallimard, director de “Les éditions Gallimard”, una de las editoriales más prestigiosas de Francia, que cumple este año su primer centenario, desde que su abuelo Gastón la fundó en 1911. Como es natural, el editor habló sobre las repercusiones que la irrupción del libro digital tendrá en el mundo literario. He aquí algunas de sus reflexiones:

 –      El libro digital es una nueva oportunidad tanto para el editor como para el escritor. Permite una gran flexibilidad, acepta diferentes formatos y permite reimpresiones limitadas.

–      El oficio de escritor surge de compartir, a través del libro, universos secretos. Vargas Llosa lo dijo muy bien en su discurso del Nobel: “Cuento historias para hacer la vida mejor”.

–      Lo que más me preocupa es el tiempo que la gente joven dedica a toda una plétora de actividades y prácticas sociales en Internet, de manera que cada vez disponen de menos tiempo para leer.

–      Pero yo estoy convencido de que seguirá habiendo lectores. La literatura ha sido algo precioso; extremadamente frágil y, a la vez, asombrosamente resistente. No hay que temer su desaparición: ya sobrevivió al surgimiento de nuevos medios de comunicación.

–      Mi abuelo no dudó en publicar libros muy comerciales junto a otros más exigentes como la poesía de Lorca y los ensayos de Valéry. Lo importante es saber cómo hay que combinar la publicación de libros populares y los libros de calidad. La labor tradicional de un editor es descubrir y editar un libro por su calidad intrínseca.

–      Antes la librería desempeñaba un papel muy importante, había muchas editoriales familiares. Hoy rige la ley del mercado y encontramos pocas editoriales independientes y menos libreros profesionales, frente a una concentración de editoriales fuertes y el oligopolio de los grandes grupos de distribución.

–      Todavía el público siente una enorme simpatía por una editorial como la nuestra, porque valora el quehacer literario que ha desarrollado a lo largo de toda su historia… y que lo siga haciendo todavía.

–      Lo importante es saber si la revolución digital va a transformar el comportamiento del lector o el imaginario del escritor. El peligro no es lo digital que puede der una oportunidad. El auténtico peligro es la gratuidad, la piratería.

–      Hay que luchar para preservar el valor del libro, de la creación y de la edición, así como proteger a los libreros y a los escritores. En Francia, tenemos la suerte de contar con buenos libreros, al contrario que el Reino Unido, donde el librero ha desaparecido.

–      El mundo de la música nunca se dio cuenta del peligro del mundo digital; pero el libro ha llegado más tarde y hemos adquirido conciencia del riesgo que nos acecha. Tratamos de que el mercado sea abierto, pero sin dejar de luchar contra la piratería.

–      En Estados Unidos, el mundo del libro digital empieza a ser importante. En 2007, se instaló la primera máquina pública de “libro expreso”, que permitía al usuario la impresión y encuadernación de un libro “a la carta” en cuestión de minutos.

–      El libro digital preocupa porque puede suponer la desaparición de los intermediarios naturales entre el lector y el autor. Esto puede producir una gran conmoción, un cambio radical  en el mundo del libro… que no haya necesidad de editores o libreros.

Detenido por piratería una académico de cine

Categoría (Derechos de autor, General) por Manu de Ordoñana el 21-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , , ,

Manuel Sirgo, académico de cine y ganador de un premio Goya en 2002, fue detenido en la mañana del jueves 17 de marzo, junto a dos empleados de la productora “12 pingüinos que él mismo había fundado en 1997, acusados los tres de un supuesto delito contra la propiedad intelectual, infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos, previa denuncia de Egeda (entidad de gestión de derechos de los productores audiovisuales) ante el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid, por haber colgado en Internet la película Ispansi, un día después de su estreno.

El director y expresidente de la Academia de Cine Álex de la Iglesia calificó de lamentable la noticia: “Obviamente, no sé si el académico es culpable o no, pero sí que la cultura está al alcance de todos. Lo que no está al alcance de todos es, al parecer, la decencia”.

Tras ser puesto en libertad por la tarde, Manuel Sirgo se defendió ayer de las acusaciones: «Nunca he utilizado mi condición profesional de académico y de empresario para piratear cinta alguna en Internet, ni mucho menos películas que compitan o hayan competido a premio alguno, para obtener un beneficio económico».

Uno de los empleados detenidos exculpó al académico y reconoció que él había colgado la película en la web, aprovechando la buena fe de Sirgo que le dio la clave para acceder al sistema de visionado de películas de la Academia, que él poseía para uso personal.

La ley Sinde ya ha logrado su primera víctima. Egeda no ha tenido ningún reparo en denunciar al académico sin antes haberle pedido una explicación. Muy poco elegante. Aunque Sirgo ha anunciado que emprenderá las acciones legales que considere oportunas, su honor ha sido mancillado y no le resultará fácil recuperarlo.

¡Qué país, Miquelarena!

Raquel Barco publica «La Raza número 4»

Categoría (Estafeta literaria, General) por Manu de Ordoñana el 19-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , , , , ,

Bajo el seudónimo “Raquel Barco”, la escritora Jezz Burning ─autora de Novela Romántica Paranormal─ acaba de publicar “La Raza número 4”. El libro estará a la venta a partir del 4 de abril en librerías y grandes superficies al precio de 18 €. Jezz Burning forma parte del colectivo Adarde, Asociación de Escritoras Románticas de España. Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=199NK10F_Sg

Sinopsis. La vida de Eve Swan y Abel Simmons se cruza por segunda vez cuando el padre de Abel es asesinado y en uno de sus bolsillos aparece la foto de Eve. Abel desoye los consejos de Nick Parker, el teniente encargado del caso y decide investigar por su cuenta. Para ello necesitará la ayuda de la mujer que lo odia por considerarlo el responsable de haber pasado cinco años en la cárcel. Pero Peter, escondía más secretos en el sótano de su casa: documentación y fotografías que les dan a entender que todo es mucho más complejo de lo que parece a simple vista.

Muertes sin resolver, leyendas y mitos sobre la Atlántida e Hiperbórea; mapas tan ancestrales como el Piris Reis o el Oronteus Fineaus; civilizaciones perdidas y dos antiquísimos objetos que han sido buscados a lo largo de la historia, serán sólo una mínima parte de las numerosas piezas del puzle que deberán encajar para resolver la razón de su existencia y la de todo el planeta. La supervivencia de la cuarta raza está en juego. La cuenta atrás ha comenzado…

El Mataburros. Arrascar

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 17-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

El término arrascar se ha popularizado de tal forma que ya es raro escuchar el verbo correcto, rascar. Si visitáis cualquier foro en que la gente expone los problemas que afectan a sus mascotas, en la mayoría de los casos, encontrarás una expresión similar a ésta: “Mi perro se “arrasca” continuamente. ¿Qué debo hacer?”

La palabra “arrascar no existe en el DRAE, pero sí existe “rascar”, con varias acepciones, entre las cuales la principal es “refregar o frotar fuertemente la piel con algo agudo o áspero, y por lo regular con las uñas”.

Arrascar es una expresión popular muy arraigada en ámbitos coloquiales, hasta el punto de que se hace raro escuchar “rascar”, salvo cuando se habla del “rasca y gana” de la ONCE. Es un vulgarismo que se ha extendido en muchas esferas sociales, incluidas las más refinadas.  

Por el contrario, es más difícil encontrar el vocablo incorrecto escrito en la prensa, aunque alguna vez se cuela, sobre todo en las páginas deportivas. Así el corresponsal en Tafalla del “Diario de Navarra” del 15 de noviembre de 2010 escribe lo siguiente para justificar la derrota del Peña Sport ante el Lemona: “En Arlonagusía un solitario tanto de Urko Vera nada más arrancar el choque fue suficiente para doblegar a los hombres de Sergio Amatriain. Sólo en la segunda mitad crearon alguna oportunidad para arrascar algo positivo ante un Lemona que jugó de forma práctica al no haber sentenciado antes del descanso”.

 

 

¿Es posible la cultura sin intermediarios?

Categoría (El mundo del libro, General, Marketing para vender libros) por Manu de Ordoñana el 14-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , ,

Al amparo del debate que se ha producido en el mundo de la cultura con la aprobación de la llamada Ley Sinde, no está de más que nos hagamos una pregunta: ¿Es posible la cultura sin intermediarios? ¿Es posible la literatura sin editores, sin librerías?

La respuesta no es la misma para todos los sectores. Es difícil entender el cine sin la Warner o la Fox. Los grandes éxitos cinematográficos no desaparecerán nunca, pero probablemente sí ese montón de películas de calidad dudosa que a menudo te tragas en la tele, impuestas a las cadenas televisivas por distribuidoras de medio pelo. Por el contrario, emergerá el cine independiente hecho con un presupuesto modesto que cuenta historias complejas desde formatos diferentes. Los creadores que perciban el cambio tendrán una oportunidad para triunfar; los que no, serán los eternos descontentos que demandan protección con leyes conservadoras para mantener el statu quo. En ese sentido, saldremos ganando.

Alguien podrá alegar que precisamente ese tipo de cine es el que busca la mayoría de la gente, de igual forma que los mayores niveles de audiencia en televisión corresponden a esos programas basura que infestan nuestras pantallas. Es entonces cuando uno se pregunta cuál es el rol de la cultura. Os sugiero que hagáis un recorrido por diferentes países europeos y comparéis el nivel cultural (o educativo, si lo preferís) medio del ciudadano con la calidad de los contenidos que la televisión ofrece. A que no os lleváis ninguna sorpresa…

Algo parecido sucederá en el ámbito discográfico. No creo que desaparezcan los grandes sellos, pero sí los de tamaño medio, para dejar paso a plataformas digitales en las que los artistas venderán directamente sus producciones, aunque nunca podrán prescindir del promotor. Éste juega un papel importante en la difusión de un disco y tiene reconocido su derecho a una remuneración.

En la literatura, es probable que ocurra algo similar. No es cierto que los editores garanticen la calidad de los libros que publican. Diría que incluso al revés. Las editoriales han perdido aquella misión sacrosanta que aplicaron en sus inicios de buscar escritores desconocidos, con talento, para lanzarlos a la fama. Hoy se limitan a publicar lo que saben que se va a vender, es decir lo que hacen los autores consagrados. Ése es el espacio que les corresponde y dejémosles que lo ocupen a su legitimo entender. Muchas tendrán que cerrar…

Surgirá con fuerza el libro digital y allí ya no es tan necesaria la presencia de intermediarios y distribuidores. Cada autor tendrá que encontrar la forma de colocar su libro en la red y adquirir notoriedad para que el gran público lo descargue a su tablet. En ese campo, la figura del agente literario se hará indispensable para promocionar a escritores noveles, orientarles en el enfoque de la obra y hacer la publicidad adecuada. Es un oficio con futuro para nuevos profesionales honestos y adaptados a los nuevos tiempos.

El Mataburros. Dilucir

Categoría (El Mataburros, General) por Manu de Ordoñana el 10-03-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Soy aficionado a las carreras de caballos. Desde muy niño, mis padres me llevaban en verano al hipódromo de Lasarte y allí aprendí a gozar de ese espectáculo y a estimar a los animales. Durante muchos años, he escuchado por los altavoces la expresión: “El resultado se dilucirá por fotografía”, cuando se producía una llegada apretada y el juez no era capaz de apreciar con su vista cuál había sido el caballo vencedor. A mí me parecía que el término “dilucirá” era incorrecto, pero el locutor lo usó durante tantos años que supuse que el errado era yo. Nunca se me ocurrió comprobarlo en el diccionario… hasta hace unos días.

“Dilucir” no existe en el DRAE, pero sí existe “dilucidar”: Aclarar, elucidar, explicar, poner en claro un asunto o una cuestión. Ésta es la palabra correcta… aunque ahora ya existen técnicas más modernas para dilucidar el orden de llegada.

El término también se utiliza en otros ámbitos deportivos. Enrique Bernaola nos cuenta en el Marca del 24 de julio de 2010 la victoria de Contador en el Tour de France, a falta de correrse la última etapa: “Será una jornada donde todo estará preparado para la tercera marcha triunfal de Contador en la capital francesa y para ver un bonito espectáculo al sprint donde se dilucirá el maillot verde entre Pettachi y Hushovd. El ciclismo español vuelve a estar de fiesta y todo gracias a Contador, ¡enhorabuena campeón!”. El maillot verde se «dilució» a favor de Petacchi, aunque en París ganó al sprint Cavendish.

 

 

Artistas sin glamour

Categoría (El mundo del libro, General) por Manu de Ordoñana el 18-02-2011

Tags : , , , , , , , , , , , ,

Con motivo de celebrarse en Madrid la Feria Arco 2011, El País del sábado 12 de febrero dedicó buena parte del suplemento Babelia a analizar la situación del Arte en España. Un artículo titulado “Artistas contras las cuerdas”, escrito por Daniel G. Andújar, artista visual, merece un comentario.

Según un estudio realizado en 2006, los ingresos anuales obtenidos por el 53,7% de los profesionales de las Artes Visuales no llegaba a los 6.000 € y el 42,4% apenas superaba los 3.000 €, cuando el umbral de la pobreza en España está en 6.287,7 € al año. Con la nueva coyuntura económica, la situación ha empeorado y el colectivo de artistas es cada vez más pobre.

Durante los años de bonanza, se crearon infraestructuras espectaculares, se celebraron grandes eventos culturales, se abrieron decenas de museos, muchas veces sin un objetivo muy claro, como no fuere la mera propaganda política. Ahora, en tiempos de crisis, la cultura se ha convertido en un bien prescindible, bajo el lema de que hay que sanear las cuentas públicas.

Cuando una institución cultural sufre una contracción de su presupuesto, son los artistas los que más padecen, atrapados en un engranaje que los arrastra a un estado tan precario que muchos de ellos se ven obligados a abandonar su profesión y dedicarse a otras actividades para sobrevivir, mermando así la creación artística y el nacimiento de nuevas figuras destinadas a heredar el conocimiento existente y preservar la tradición del territorio.

Así el vivero cultural se está quedando sin cosecha y los frutos retroceden. Si esto continúa durante mucho tiempo, el futuro nos deparará instituciones culturales estériles y una sociedad desnutrida con poca sensibilidad hacia el arte que terminará por producir individuos estultos, orientados hacia la obtención de bienes materiales, fáciles de conducir.

Mientras tanto, gobiernos, entidades financieras, corporaciones y particulares gastan enormes cantidades de dinero en comprar obras de arte ─durante los últimos quince años, el número de coleccionistas adinerados se ha multiplicado por veinte─. El valor de las creaciones de los artistas consagrados no para de crecer, mientras que los pequeños se mueren de hambre. ¿Para cuándo el primer Museo de los Pobres?

Página 6 de 10« Primera...45678...Última »